Primer ministro de Ucrania admite que protestas están fuera de control

El premier Nikolai Azarov advierte que la situación tiene los signos de un golpe de Estado; dice tener reportes de que la oposición prepara un asalto final al Parlamento

COMPARTIR 
03/12/2013 04:29 EFE / Fotos: AP y Reuters

KIEV, 2 de diciembre.- El primer ministro de Ucrania, Nikolai Azarov, dijo hoy que la situación con las protestas de los opositores en Kiev está descontrolada.

El Gobierno tiene información de que se está preparando el asalto al edificio del Parlamento", aseguró en una reunión que mantuvo hoy en Kiev con los embajadores de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá en Ucrania, según medios de prensa.

Ahora la situación ha cambiado. Por un lado, no les quitamos la responsabilidad a las fuerzas de seguridad, pero por otro, los políticos que se han sumado a estas acciones han radicalizado la situación", agregó.

Dijo asimismo que las acciones de protesta han pasado de ser "multitudinarias" a ser "descontroladas", o más bien dirigidas desde determinadas fuerzas políticas.

En este contexto, añadió que estas fuerzas políticas tienen la ilusión de que se puede revertir el orden establecido.

Esto tiene todos los signos de un golpe de Estado. Esto es muy grave. Nosotros mostramos paciencia, pero quisiéramos que nuestros socios no sintieran que hay permisibidad", añadió

El primer ministro no dudó en decir a los embajadores que para lograr esas ilusiones, emplean métodos totalmente ilegales: dirigen a la gente a asaltar los edificios oficiales, a bloquear el trabajo de las instituciones y dan ultimatos.

Se refería a los incidentes ocurridos este domingo, cuando grupos de descontrolados trataron de asaltar el complejo presidencial, mientras otro grupo ocupaba el Ayuntamiento de la capital, en medio de la mayor manifestación de los últimos días.

Azarov pidió la ayuda de los embajadores para que sus países influyan en los líderes opositores de manera que los manifestantes no utilicen la fuerza.

Dijo también que el jefe de la policía de Kiev, Valeri Koriak, ha sido despedido por el violento desalojo de los manifestantes acampados en la plaza de la Independencia la madrugada del sábado.

Rusia minimiza conflicto

El mandatario ruso, Vladimir Putin, aseguró hoy que las multitudinarias manifestaciones de la oposición ucraniana en Kiev para exigir la dimisión de su presidente, Victor Yanukovich, no son una revolución, sino un pogromo.

Putin cree que las acciones de protesta, motivadas según la oposición por la renuncia de Yanukovich a firmar un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, tienen poco que ver con las relaciones entre Ucrania y la UE, y obedecen a intereses de quienes quieren agitar los procesos políticos internos.

Se trata de una acción bien planeada de antemano, que se había preparado con vistas a las elecciones presidenciales de 2015", dijo Putin en un rueda de prensa celebrada en Ereván al término de una reunión con su homólogo armenio, Serge Sargsian.

El líder del Kremlin manifestó su esperanza de que la situación en Kiev se estabilice y recalcó que Rusia apoyará cualquier elección de Ucrania, sea cual sea.

Éstas fueron las primeras declaraciones de Putin sobre Ucrania después de la cumbre de la Asociación Oriental, celebrada el pasado viernes en Vilna, en la que Yanukovich rechazó firmar el Acuerdo de Asociación con los Veintiocho.

Dos días antes de la cumbre en la capital lituana, cuando Yanukovich ya había anunciado que no firmaría el documento, Rusia acusó a la Unión Europea de instigar las protestas opositoras en Ucrania, que ya habían empezado aunque en menor grado que las actuales.

Cerca de 200 personas resultaron heridas ayer en violentos enfrentamientos entre policía y manifestantes en Kiev, donde entre 150 mil y medio millón de personas, según distintas fuentes, salieron a la calle para exigir la dimisión de Yanukovich y del Gobierno dirigido por el primer ministro, Nikolai Azarov

jrr

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios