Difunden las últimas palabras de Elvis Presley antes de morir

Una nueva biografía escrita por quién iba a ser su esposa, Ginger Alden, revela la frase que dijo antes de fallecer, el 16 de agosto de 1977

COMPARTIR 
21/08/2014 10:30 Redacción / Fotos: Especial
En su libro de memorias 'Ginger y Elvis', que saldrá a la venta el 2 de septiembre, la ex reina de belleza estadunidense, que ahora suma 57 años, relata sus días con Presley. (Especial)
En su libro de memorias 'Ginger y Elvis', que saldrá a la venta el 2 de septiembre, la ex reina de belleza estadunidense, que ahora suma 57 años, relata sus días con Presley. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de agosto.- "Voy al baño a leer...". Esas fueron las últimas palabras pronunciadas por Elvis Presley a su novia Ginger Alden, en las primeras horas de la mañana del 16 de agosto de 1977, hace ya 37 años, en su mansión de Graceland, en Memphis.

El Rey del Rock & Roll, de 42 años, no podía conciliar el sueño y no quería molestar a la mujer que estaba a punto de convertirse en su esposa. 

"Está bien, pero no te duermas", respondió ella, que se acostó nuevamente, dejando prendida la lámpara de su buró para cuando él regresara.

Pero cuando Alden despertó horas más tarde se dio cuenta de que Elvis no estaba y llamó a la puerta del baño sin obtener respuesta, por lo que decidió abrir la puerta.

"Fue entonces cuando lo vi ahí", relató.

En su libro de memorias Ginger y Elvis, que saldrá a la venta el 2 de septiembre, la ex reina de belleza estadunidense, que ahora suma 57 años, relata sus días con Presley.

La mujer que lo vio por última vez

Revela que lo encontró desplomado en el piso del baño, de rodillas, con las manos debajo de su rostro, en una posición grotesca, como si hubiera estado rezando.

"Yo lo golpeé un par de veces y creía que respiró", cuenta en la publicación, "era todo sangre, pero yo no podía moverme. No quería pensar que estaba muerto".

Tras varios intentos por salvarle la vida, Alden junto a Joe Esposito, un íntimo amigo del músico, se dieron cuenta de Elvis había muerto por abuso de medicamentos, hallados en su cuarto de baño en Graceland.

Alden conoció a Elvis cuando tenía cinco años de edad ya que su padre era un oficial de relaciones públicas en el ejército en Memphis. Ella lo vió por primera al ícono de la música en un parque de atracciones local cuando Elvis reconoció a su padre y se acercó a saludar. Le dio unas palmaditas a la niña en la cabeza. En noviembre de 1976, cuando la hermana de Alden, Terry, es ese momento Miss Tennessee, fue invitada a Graceland fue con su hermana.

"Cuando Elvis entró en la habitación, pensé que sobaban trompetas. Se veía tan guapo. Rápidamente se sentó en una silla y empezó a hablar con cada uno de nosotros. Resultó ser una noche verdaderamente maravillosa", destaca.

Alden era dos décadas más joven que Elvis, quien le propuso matrimonio el 26 de enero de 1977 con un anillo de diamantes con un valor de 70 mil dólares. En su libro de memorias, Ginger revela "no podía imaginar su vida sin estar con él", pese a que el cantante era violento y la había golpeado en una ocasión.

cmd

 

Relacionadas

Comentarios