Lana del Rey confiesa que no puede con la fama

La cantante neoyorquina de 28 años se siente presionada y a veces se pregunta cómo será capaz de mantener el control

COMPARTIR 
24/06/2014 15:04 DPA / Fotos: Especial

BERLÍN, 24 de junio.- Hace sólo una semana Lana del Rey lanzó su tercer disco de estudio, Ultaviolence, y ya se convirtió en uno de los más populares del año alcanzando el primer lugar del ránking Billboard.

La cantante neoyorkina nuevamente explora esa faceta melancólica que caracterizó en sus trabajos anteriores (Lana del Rey y Born to Die), la cual llama la atención al considerar que es esencialmente una intérprete de música pop.

Creo que tengo una predisposición a la calma. Me gusta la música hipnótica, aunque también me gustan el grunge y el rock'n'roll. Pero apuesto por el jazz. ­Creo que mi corazón tiene un tempo lento", explica la joven de 28 años durante una entrevista en Berlín, ciudad en la que se encuentra promocionando el álbum.

En realidad, soy bastante pacífica y alegre, pero todo lo que me ha ocurrido en los últimos años, cosas en las que no podía influir, han marcado el tono del disco. No se trata de verdadera tristeza, sino de una cierta dificultad. Estoy presionada y a veces me pregunto cómo seré capaz de mantener el control", añade la intérprete de Young and Beauiful.

Del Rey cuenta que parte del disco está influenciada por su relación con la fama. "Cuando me hice conocida, se escribió mucho sobre mí antes de que yo tuviera la oportunidad de expresarme al respecto. Sentía que ya no iba al volante, sino en el asiento trasero. El éxito y el reconocimiento son algo dulce, pero las circunstancias arruinan gran parte", apunta.

Tras lanzar el disco, la cantante generó una polémica en Estados Unidos al decir que le "gustaría estar muerta". La hija de Kurt Cobain, Frances, criticó esas declaraciones diciendo que no es apropiado "glamorizar la muerte".

hch

Comentarios

Lo que pasa en la red