Retrato hablado: Dick Wolf, viejo lobo de la TV

Gracias a su experiencia en series como Miami Vice, Wolf generó programas exitosos como la franquicia La ley y el orden

COMPARTIR 
22/06/2014 04:02 Fabiola Ávila
Ilustración: Julio Grimaldo
Ilustración: Julio Grimaldo

CIUDAD DE MÉXICO, 22 de junio.- Series como la franquicia La ley y el orden (Law and Order), Chicago Fire, Chicago P.D.  o Miami Vice tienen en común no sólo que combaten el crimen, sino que fueron creadas por el mismo productor.

Dick Wolf es el nombre de este hombre que ha logrado crear series emblemáticas, las cuales han tenido éxito no sólo en Estados Unidos, sino en todo el mundo.

Toda historia tiene un inicio y el de Wolf fue como copywriter en la compañía Benton & Bowles, creando comerciales para una pasta dental. Sin embargo, el sueño de Wolf era llegar a Hollywood y comenzar una carrera en el cine y en los años 60 colaboró en un guión junto al ahora cineasta Oliver Stone.

Así, Wolf  dejó Nueva York y se mudó a Los Ángeles; después de algunos años ya tenía Masquerade, una cinta protagonizada por Rob Lowe y Meg Tilly, que fue bien recibida.

En 1978 colaboró en la cinta Skateboard, en la cual fungió como productor y guionista, para seis años después dar el salto a la televisión y producir la serie Hill Street Blues, la cual se mantuvo al aire por seis temporadas.

Hill Street Blues marcó la manera de Wolf para realizar sus ficciones, ya que cada episodio contaba con un número de líneas temáticas, las cuales no eran resueltas en cada uno de ellos, sino que se resolvían durante la temporada. Además, muchos de los conflictos estaban entre el trabajo y la vida privada de cada personaje. 

A través de los años, si miras la televisión tiempo atrás, todas las maravillosas historias vienen como las películas, con grandes personajes que al final son lo que atrapan a la audiencia”, dijo Wolf en entrevista con The Big Idea, programa de la cadena NBC durante el aniversario 19 de la serie La ley y el orden.

Hacia 1984 Wolf ya había puesto el ojo en el guión de Miami Vice, emisión con la cual dejó un gran referente para televisión, ya que se inspiró, en gran medida, en la cultura y música new wave de esa década. También, la serie se caracterizó por su novedosa integración de música y efectos visuales para narrar la historia.

La clave del éxito es contratar gente obsesiva, que trabaje tan duro como yo. Parece que la gente cree que estamos sentados con un plan predeterminado sobre lo que vamos a hacer y esto es un negocio, quizá extraño. Tu vida entera está aquí. No engaño a nadie y la gente se da cuenta que es real.

Un buen cast y una buena producción son lo que hacen que la gente lo vea. Si le entregas a la gente algo bien escrito, que vaya de acuerdo con la premisa inicial, la gente seguirá llegando”, dijo durante una entrevista para Emmy TV Legends.

Por aquella época ya existía Wolf Films, su compañía productora, a través de la cual trabajó para la cadena NBC que transmite todos sus proyectos en Estados Unidos.

Así, el verdadero éxito de Wolf llegó con la franquicia siendo La ley y el orden, la serie de la cual se derivaron Special Victims Unit (Unidad de Víctimas Especiales) Criminal Intent (Intento Criminal), Los Ángeles y UK (Reino Unido), con las cuales se abordaron los crímenes desde diversas perspectivas.

Todo el mundo rechazó Law and Order. ABC, Fox y CBS vieron el piloto y dijeron que no y en NBC se preguntaron por qué no aceptar este programa de policías. Al presidente de la cadena le gustó y vio el programa como lo vi yo, como una fórmula con casos. No creo que hubiera mejores escritores que la vida diaria para retratar algo como esto. La llave para el éxito es que no tomes un ‘no’ por respuesta porque pocas personas dicen que sí”, agregó a The Big Idea.

Gracias a su fascinación por las noticias, en especial por el diario The New York Post, es que logró que esta franquicia funcionara.

Debo decir que me describo como un fanático de las noticias. Me encanta el Post por sus encabezados, de hecho lo utilicé como Biblia para Law and Order, por la manera en que está escrito”, agregó.

Pero Wolf no se durmió en sus laureles y a pesar de que su franquicia ya sólo tiene al aire en la actualidad La ley y el orden: Unidad de víctimas especiales, apostó por otro proyecto: Chicago Fire y su spin off Chicago P.D.

Ambos programas están basados en la vida en la ciudad de Chicago y los crímenes que se cometen, así como en la labor del departamento de bomberos y paramédicos de dicha ciudad.

Hay más formas de conseguir el material. La gente quiere programas, sin importar la plataforma, hay más diversidad, más opciones y debes estar ahí para ser elegido”, agregó.

Y ha sido gracias a esta pasión por generar contenidos que ha sido ganador de dos Primetime Emmy Awards, uno en 1997 por la Mejor Serie Dramática para La ley y el orden y otro en 2007 por su trabajo en la película para televisión Bury My Heart at Wounded Knee (2007).

También, 2007 significó su llegada al Paseo de la Fama de Hollywood. El 29 de marzo de ese año, el productor recibió su estrella en dicho sitio por su trabajo en el cine y la televisión.

 

LA TRAYECTORIA

 

EN LA TV

  • Chicago PD (2014).
  • Chicago Fire (2012).
  • La ley y el orden: Los Ángeles (2010).
  • La ley y el orden: UK (2009).
  • Conviction (2006).
  • La ley y el orden: Criminal Intent (2001).
  • Deadline (2000).
  • La ley y el orden: Unidad de Víctimas Especiales (1999).
  • La ley y el orden (1990).
  • Miami Vice (1986).
  • Hill Street Blues (1978).

EN EL CINE

  • School Ties (1992).
  • Masquerade (1988).
     

DEL PRODUCTOR

  • Nombre real: Richard Anthony Wolf.
  • Nació el 20 de diciembre de 1946 en Nueva York, Estados Unidos.
  • Estudió en la Universidad de Pennsylvania
  • Ocupación: Productor, guionista, director.
  • Cónyuges: Susan Scranton (5 de septiembre de 1970 al 16 de marzo de 1983); Christine Marburg (29 de junio de 1983 al 2005); Noelle Lippman (del 17 de junio de 2006 hasta ahora).
  • Wolf es padre de 5 hijos.

Relacionadas

Comentarios