John Newman: 'Demostraré que no soy un cantante de un solo éxito'

Con su hit 'Love Me Again', el cantante británico de 24 años es descrito como la versión masculina de Adele y Amy Winehouse

COMPARTIR 
15/06/2014 17:30 EFE / Fotos: Especial
Con su único disco 'Tribute' ha logrado situarse en Gran Bretaña por delante de artistas como Paul McCartney o Cher. (Especial)
Con su único disco 'Tribute' ha logrado situarse en Gran Bretaña por delante de artistas como Paul McCartney o Cher. (Especial)

BARCELONA, 15 de junio.- El británico John Newman, que ha logrado escalar a los puestos más altos de las listas de ventas con su álbum de debut, está dispuesto a demostrar que tiene "mucho que ofrecer" y que el éxito fulgurante de su canción Love Me Again es sólo el principio de una larga carrera.

Newman cumplirá 24 años mañana sobre el escenario del Festival Pedralbes de Barcelona (norteste de España), donde ofrecerá el primer concierto en España de la gira que en los próximos meses le llevará por toda Europa.

Una gira en la que presentará en directo Tribute, su único disco en solitario hasta la fecha, con el que ha logrado situarse en Gran Bretaña por delante de artistas como Paul McCartney o Cher.

"Reconozco que el éxito comercial de la canción Love Me Again ha sido muy rápido, pero yo llevo muchos años trabajando en el mundo de la música, componiendo para otros artistas y pinchando (como DJ)", dijo el cantante.

En todo caso, el joven compositor sabe que hay gente que piensa que "quizás sea un cantante de un sólo éxito", por lo que está dispuesto a "trabajar fuerte" y demostrar que no es así.

"Quiero que me reconozcan como un artista duradero", añadió el británico, que se ve capaz de obtener éxitos "todavía mayores" a los alcanzados hasta ahora.

Confianza en sí mismo no le falta a este artista que ha deslumbrado con su mezcla de pop, soul, electrónica y r&b, hasta el punto de que algunos le han definido como la versión masculina de Adele y Amy Winehouse.

"Quizás algún día pase al revés y le digan a alguna cantante que es la versión femenina de John Newman. Si eso pasa, me sentiré halagado", auguró.

Para llegar hasta ahí falta un largo camino que Newman pretende recorrer "paso a paso", manteniéndose alerta para "no bajar nunca el nivel" y conseguir "que cada concierto sea especial".

El joven músico se esfuerza por mantener la cabeza fría y no permitir que la presión del éxito le bloquee. "Estoy disfrutando con los conciertos de este año y ya estoy trabajando en la elaboración de un nuevo disco, que estoy seguro que no defraudará", anunció.

Este segundo álbum saldrá a la luz en 2015 y será "una progresión" del primero, según el artista, que no ha querido desvelar detalles de sus nuevas composiciones, pero ha reconocido que las letras volverán a girar en torno al desamor y las relaciones sentimentales tortuosas.

"Empecé a componer canciones porque me sentía como una mierda y tenía que sacar fuera lo que tenía dentro. Todavía sigue siendo así. La música me ayuda a sentirme mejor", aclaró.

Las dificultades han sido siempre el acicate de Newman que, según cuenta, empezó a interesarse por la música siendo un niño porque le permitía evadirse de un entorno difícil, ya que su padre abandonó a su madre cuando su hermano y él eran pequeños.

Con quince años aprendió a tocar la guitarra y siendo todavía muy joven se mudó a Londres con la intención de dedicarse profesionalmente a la música.

Allí entró a formar parte de la banda Rudimental, con la que grabó sencillos de gran éxito como Feel The Love y Not Giving In.

Tras la gira de estos éxitos, Newman se lanzó a componer los temas de su primer disco en solitario, un álbum muy influido por su ruptura sentimental.

Una vez más, la música le sirvió para curar las heridas y seguir adelante, en una lucha personal y profesional que el músico está convencido de que le llevará muy lejos. 

cmd

Comentarios

Lo que pasa en la red