Nicole Kidman: sin amor, la vida queda vacía

En medio de rumores sobre sus problemas matrimoniales, la actriz australiana platica de su personaje en la cinta 'Grace of Monaco'

COMPARTIR 
02/06/2014 05:44 Fabián W. Waintal/ Especial
Nicole Kidman aseguró que “fue una experiencia hermosa vivir la vida de Grace Kelly durante seis meses.”
Nicole Kidman aseguró que “fue una experiencia hermosa vivir la vida de Grace Kelly durante seis meses.”

LOS ÁNGELES, 2 de junio.- Mientras las noticias del mundo predicen un divorcio entre Nicole Kidman y Keith Urban, ella en cierta forma confirmó ciertos problemas familiares al llegar completamente sola a la inauguración del Festival de Cannes. Y entre rumores y polémicas, viajamos especialmente para entrevistarla, en el estreno mundial de la película Grace of Monaco que también trata sobre los problemas matrimoniales en medio de la fama de Grace Kelly.

¿El hecho de interpretar la vida de una verdadera estrella como Grace Kelly genera muchas más presiones que la interpretación de un personaje de ficción?

Antes había interpretado la vida de gente que existió en nuestra historia, pero igual  siempre busco una forma diferente de enfrentar mi trabajo. Para este rol en particular, había muchos videos disponibles. Y también pude escuchar su voz. Leí muchísimo y pude prepararme sin apuro. Creo que tuve cinco meses para prepararme y de a poco fui entrando en su piel, viéndola, escuchándola, observándola. Tampoco quise sentirme atrapada, tratando de imitarla. Más que nada, quería encontrar su esencia. Y fue una experiencia hermosa vivir la vida de Grace Kelly durante seis meses. La filmamos en Francia, con un equipo francés, con director francés. Incluso fuimos a un estudio de cine en Los Ángeles pretendiendo que estábamos en Francia. Tuvimos un poco de todo.

En una cinta polémica

Desde el Oscar del año pasado, venían esperando en Hollywood la presentación de la película sobre Grace Kelly. Y la polémica fue inevitable, cuando el distribuidor Harry Weinstein se negó a estrenarla hasta que el director Olivier Dahan la pudiera mejorar. Para agregar más polémicas, en Mónaco, la familia de Grace Kelly sigue rechazando por completo la veracidad de la historia de la película diciendo que es una completa fabricación de la realidad. Y entre las críticas que no son las mejores, finalmente se estrenó recientemente en plena inauguración del Festival de Cannes fuera de competencia. 

¿Qué es lo que tanto le gusta de Cannes como para haber elegido el festival, para el estreno mundial de su película?

Amo Cannes. Ya llevo una década presentándome en el festival y la mayor parte de mi carrera fue marcada por ese certamen. Van tres años seguidos que vengo y es algo increíble. El año pasado había formado parte del jurado y fue una de las mejores semanas que mejor recuerdo en mi vida.

Hablando de jurado ¿qué opina sobre el rechazo de la familia de Grace Kelly en Mónaco que atacó tanto la película y ni siquiera estuvo en el estreno en Cannes?

Obviamente, me entristece porque no me parece que la película tenga nada malo en contra de la familia ni nada en particular entre Grace o Rainiero. Obviamente es una historia con ciertos tonos de ficción. Lo dijimos. No es una biografía. Tiene una esencia verdadera, pero a veces nos tomamos ciertos permisos dramáticos.

¿No entiende entonces la sensibilidad de la familia de Grace Kelly, al generar cierta ficción en una historia que muchas personas puedan creer que es verdad?

Lo entiendo, en especial porque hablamos del padre y la madre. Comprendo las ganas de proteger la privacidad de la familia. Es algo muy incómodo, pero yo sigo respetándolos y quiero que sepan que la representación se hizo con amor y si alguna vez llegan a ver la película, creo que también van a notar un enorme nivel de afecto en esta historia de amor de sus padres.

¿Qué opina sobre la decisión de Grace Kelly cuando dejó su carrera de Hollywood por el amor de un príncipe? ¿Es posible entender algo así, desde su rol como madre y actriz?

Como actriz interpretando otra actriz, pasé por momentos muy parecidos en muchos de los aspectos que vivió Grace Kelly. Obviamente, yo no me casé con un príncipe. Bueno, me casé con un príncipe de música country, pero creo que Grace eligió el amor y hay mucha gente que haría lo mismo. Ella era una verdadera estrella desde muy joven y habiendo ganado un Oscar, dijo:  “Quiero dejarlo todo, para casarme y tener una familia”. Para muchas mujeres esa idea es el perfecto combustible.

Entiendo completamente lo que hizo. La película empieza seis años después de su casamiento, con dos hijos y para cualquier persona creativa con la pasión que tenía Grace, siempre habrá algo que la hará querer hacer lo que hacía antes, sin importar las veces que haya dicho que quería renunciar a la actuación. La realidad es muy diferente a la simple idea de pensarlo. Por eso me parece tan interesante la forma en que empieza la película.

La película muestra a Alfred Hitchcock viajando hasta Mónaco y él nunca viajó realmente.

Aunque Hitchcock nunca haya ido a Mónaco, es verdad que él la llamó. Él le ofreció el dinero y ella no aceptó. Para mí, eso es lo interesante. También, la otra escena que agregamos en la película es cuando ella está ensayando el guión. Me pareció genial, porque yo lo hago cuando pienso si puedo actuar bien, si puedo repetir bien ciertos diálogos. Cuando leía el diálogo del personaje de Many, imaginaba a Grace haciéndolo, imaginándome como ella.

¿Hasta qué punto ayuda el vestuario o incluso las joyas para interpretar a alguien tan importante como Grace Kelly?

Tuvimos suerte de tener con nosotros a la diseñadora Gigi Lepage que es muy amiga del director y la actuación tiene muchísimo que ver con el vestuario. Tuve mucha suerte, porque con ella conseguimos acceso a Dior y las joyas de Cartier. Era todo real. Incluso trabajamos con la hija de la misma persona que había diseñado los sombreros de Grace Kelly. Hubo muchísimo trabajo en la producción de esta película. La última cinta que hice con tantos detalles debe haber sido Moulin Rouge. Me había olvidado lo importante que es algo así para ciertos personajes.

Amor por encima de la fama

Así como Grace Kelly en la vida real eligió el amor por encima de la fama y el mundo del cine, según ciertos rumores de Hollywood, el rodaje de la película sobre Grace Kelly pudo haber generado lo opuesto en Nicole Kidman. Y el hecho de haber trabajado durante tanto tiempo en Francia, mientras el esposo seguía en Estados Unidos, pudo haber creado ciertos problemas en su matrimonio, pero comparando la vida entre las dos estrellas de Hollywood, mientras Grace Kelly dejó su hogar de Hollywood por el amor del principe de Mónaco, Nicole Kidman también llegó a dejar su hogar en Australia por el amor de Tom Cruise, cuando juntos filmaron Days of Thunder.

Y el mundo del cine después también resultó el mejor refugio, cuando por el divorcio con Tom, Nicole Kidman logró escaparse de la realidad para vivir la vida de Virginia Woolf en la película Las horas (The Hours) con la que incluso ganó un Oscar.

Las comparaciones son inevitables, al ver que la película Grace of Monaco también muestra la crisis matrimonial de Grace Kelly, durante una pelea política entre el príncipe Rainiero y Charles De Gaulle, cuando Francia invadió Mónaco en los años 60, para incluirlo en su sistema financiero, tratando de destruir el paraíso fiscal que habían creado en el principado.

 ¿Cómo reaccionó la primera vez que leyó el guión de Grace of Monaco?

Me pareció un desafío. Se me puso la piel de gallina, porque me parecía una oportunidad enorme. en toda mi carrera siempre busqué trabajos que me pusieran encima del cable más alto. Y éste es uno de esos roles.

¿Abandonaría la actuación por amor?

Es algo que nunca necesité imaginarlo, pero lo haría, absolutamente. Ni siquiera lo pensaría dos veces. Quiero pensar que hay cosas que realmente haría. Supongo que podría encontrar algo diferente para hacer.

Creo que el amor es una emoción muy profunda y cuando te falta, la vida queda vacía. Pasé por momentos así. Cuando gané el Oscar, volví a casa y no tenía algo así. Fue el periodo de mayor soledad en mi vida. Lo curioso es que los momentos más grandiosos de mi vida coincidieron con los peores momentos de mi vida profesional. Lo mismo con los personales más bajos. Es algo que me pone furiosa. Siempre espero que algún día pueda tener el mejor momento emocional en el mejor momento profesional, pero no sé si sea posible lograrlo. Tener hijos, el amor maternal, también te genera la emoción de poder morir por alguien. El poder de esa emoción es lo más grande que puede haber porque te quita todo el egoísmo del mundo y apenas te llega, tu vida cambia por completo.

¿Cuál es su momento favorito de la vida de Grace Kelly?

Estudié muchos videos de ella y el momento más fascinante fue justo antes de irse a Mónaco, cuando sabía que se iba a casar con Rainiero, cuando la gente la rodeaba para cuestionar su nacionalidad o la nacionalidad de sus hijos.

También hay videos de la época cuando iba viajando en barco, porque en ese entonces se rodeaba de periodistas y todos viajaban juntos. En el barco llevaba a toda su familia, hasta sus mascotas. Fue algo extraordinario, pero magnificó lo insual que era su vida. Y a pesar de todo, ella siempre fue muy inteligente, mostraba una apariencia exterior muy fría, pero tenía una enorme pasión y curiosidad por la vida. Hizo lo que hizo, por curiosidad.

También creo que pudo mantener una enorme dignidad en su vida y es algo muy difícil de lograr cuando se vive bajo una lupa. La película muestra ciertas quebraduras del matrimonio, pero realmente creo que hubo un amor muy profundo entre ellos, por eso siguieron casados. También necesitaban conocerse, porque cuando se casaron, no se conocían tan bien. Y tuvieron que hacerlo en medio del drama de dejar un país por una corona. Su vida me fascina a mí y al mundo.

CONÓCELA

Nicole Kidman

  • Actriz y cantante
  • Nacida en Honolulu, Hawai, EU, el 20 de junio de 1967.
  • Ganadora de un Oscar, tres Globos de Oro y un Bafta.
  • En 2006 se convirtió en la actriz mejor pagada de la industria cinematográfica.
  • Ha paticipado en cintas como  Todo por un sueño (1995), Moulin Rouge!, Los otros (2001), y Las horas (2002).
  • En 2003 recibió su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.
  • Es embajadora de buena voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para las Mujeres (UNIFEM) y UNICEF.
  • En 2006 recibió el honor civil más importante de Australia, al ser condecorada como Dama Compañera de la Orden de Australia.
  • Estuvo casada con Tom Cruise (1990-2001), con quien adoptó dos hijos: Isabella Jane (1992)  y Anthony Connor (1995). 
  • Desde 2006 está casada con el cantante de country Keith Urban y tiene dos hijos: Sunday Rose (2008) y Faith Margaret (2010).

 

Relacionadas

Comentarios