Schwarzenegger, sin edad para la acción

El actor, conocido por sus personajes rudos, aseguró a Excélsior que a sus 66 años quiere encontrar nuevos desafíos; por ello prepara una quinta entrega de Terminator y recién estrenó el EU Sabotage, una cinta fiel a su estilo

COMPARTIR 
26/05/2014 02:14 Fabián W. Waintal/ Especial
Arnold Schwarzenegger protagoniza Sabotage, una película de acción, thriller, crimen y drama, basada en la novela policiaca de 1939  And Then There Were None (Diez negritos) de Agatha Christie.
Arnold Schwarzenegger protagoniza Sabotage, una película de acción, thriller, crimen y drama, basada en la novela policiaca de 1939 And Then There Were None (Diez negritos) de Agatha Christie.

LOS ÁNGELES, 26 de mayo.– Por lo visto, Arnold Schwarzenegger no mentía cuando dijo que iba volver, con aquella famosa frase de Terminator I’ll be back. Después de haber cumplido dos ‘términos’ como gobernador de California, volvió al cine de la mano de Sylvester Stallone con las diferentes versiones de Los indestructibles (Expendables). Y mientras prepara la gloriosa vuelta con una quinta película de Terminator, estrena en Estados Unidos la superproducción de acción Sabotage.

¿El cine de acción cambió demasiado desde que abandonó Hollywood para dedicarse a la política?

Cambiaron bastante desde que me convertí en gobernador de California, diez años atrás. El estilo de filmación es diferente. Los directores son mucho más jóvenes, tienen nuevas ideas, nuevas visiones. Hoy también hay que pasar siempre por la ruta de los estudios. Las películas son hechas por grupos de gente, cuando en los viejos tiempos las decisiones las tomaba una sola persona. Los presupuestos son la mitad de lo que eran porque el resto se usa para hacer la segunda o tercera película de una versión anterior. Es un mundo diferente, pero me tengo que ajustar.

¿Y el estilo de actuación cambió?

Los personajes siempre cambian. No hay diferencia en ese sentido. Ahora, hasta pueden poner cámaras en el uniforme, en nuestros trajes, para filmarnos entre nosotros, los actores, para mostrar más intimidad. Es fantástico. Me gusta el nuevo estilo de cine.

¿La popularidad del cine de acción es la misma de siempre?

Creo que el género de acción siempre fue popular, en especial las películas de acción que tienen una buena historia. Hay personajes interesantes que siempre van a ser populares. La clave es entretener al público, a la gente le fascina, por ejemplo, el mundo de la película Sabotage y espero que tenga éxito. El realismo es muy importante. Por eso tuvimos tantos expertos en el estudio y el director insistía en mostrar todo tal cual es, muy real. Y creo que se nota en el resultado. El público lo va a disfrutar.

¿Alguno de sus hijos piensa seguir sus pasos en Hollywood o la carrera política de la familia?

A uno de mis hijos, Patrick, le encanta la actuación, pero todavía está en la Universidad. Después, puede decidir si se dedica a la actuación por tiempo completo. Por ahora es un buen estudiante, pero es importante hacerle caso a la pasión que tenga. Siempre trato de enseñar a los más jóvenes que encuentren sus pasiones, porque odio cuando alguien sale de la universidad y no sabe lo que quiere. Es intolerable.

      No les prestes atención a tus padres ni los profesores, escucha tu corazón, todos deberían ser  lo que realmente quieren ser. A lo mejor mi hijo no va a ser lo que yo quiero que haga, bien puede venir y decirme ‘Quiero ser mecánico’, pero si esa es su verdadera pasión, es lo que debería ser. Si elige la actuación, espero que tenga una carrera exitosa. Con lo bien parecido que es, debería hacer más películas románticas que cine de acción (risas).

¿Qué es lo que busca hoy, cuando acepta una nueva película?

Quiero encontrar nuevos desafíos. A veces, leo un guión y pienso que la película puede funcionar en Estados Unidos, pero no me parece que pueda funcionar tan bien en otros países. Eso no me interesa. Quiero entretener al mundo. Mi misión siempre fue entretener a todo el mundo. De eso se trata la actuación, es una forma de pensar a nivel global. Incluso cuando era gobernador, aunque sólo tenía jurisdicción sobre mi estado, traté de hacer política que afectara al resto del mundo, en temas de salud o educación, para inspirar a otros países también. Siempre pienso a nivel global y lo hago porque yo también vengo de otro país.

De Austria para el mundo

En una remota villa de Austria llamada Thal, entre apenas dos mil  habitantes, Arnold Alois Schwarzenegger nació el 30 de julio de 1947.

Su padre, Gustav Schwarzenegger era jefe de policía local y también había participado en la Segunda Guerra Mundial, en el ejército nazi (una comisión del Centro Simon Wiesenthal, que lo investigó después no encontró ninguna evidencia de haber participado en el genocidio). Mientras el padre quería que fuera policía como él, Arnold prefirió el fisiculturismo, desde que descubrió que podía tener más músculos a los 15 años.

En 1965 estuvo un año en el ejército austríaco, donde incluso ganó la competencia de fisiculturismo Junior
Mr. Europe. Al año siguiente llegó al segundo puesto del mismo título Mr. Universo que terminó ganando en otras cinco oportunidades (también fue Mr. Olympia, siete veces).

Apenas tenía 21 años cuando se mudó a Estados Unidos, para entrenar en el famoso gimnasio Gold’s Gym de las playas de Venice y estando tan cerca de Hollywood, consiguió el primer éxito en cine, con la película Conan el bárbaro

Cuando protagonizó la primera película Terminator (1984) ya se había convertido en una de las superestrellas del cine de acción con las producciones Depredator (1987),  El vengador del futuro (1990) y Mentiras verdaderas (1994), además de mostrar un buen sentido del humor con las comedias Gemelos (1988) y Un detective en el kinder (1990).

Mezclando fama con la política, en abril de 1986 se casó con la descendiente de los Kennedy, Maria Shriver, a pesar de su contraria afiliación política republicana y con el apodo de Governator, Schwarzenegger resultó elegido gobernador de California, en octubre de 2003.

 Fue durante esta época donde también se divorció de Maria Shriver, cuando confirmó públicamente que había tenido un hijo con la mucama. Después de dedicarle ocho años a la política, rechazando incluso el sueldo de 175 mil  dólares anuales, Arnold pudo haberse postulado como Presidente de Estados Unidos, si no fuera que la ley norteamericana no lo permite por haber nacido fuera del país (Artículo II, Sección I, Cláusula V de la Constitución), pero Hollywood lo recibió con los brazos abiertos cuando decidió volver al cine. Y la nueva versión de Terminator es la mejor prueba.

¿Es hora de cumplir la promesa “I’ll be back” de Terminator?

La verdad, me parece maravilloso que el interés de una película como Terminator se haya mantenido tanto tiempo como para que 30 años después me vuelvan a ofrecer el mismo personaje. Debe ser la primera vez en la historia del cine. Con James Bond y Batman, siempre cambian los actores, agregan personajes, pero con Terminator, no. Para mí es una situación extraordinaria y una gran oportunidad, también. Por supuesto, fue un honor cuando me llamaron para volver con el personaje, con Sarah Connor. Fue igual, cuando Universal me llamó para hacer otra película de los mellizos que hicimos con Danny DeVito. ¡Pasaron 25 años! Y 34 o 35 años después de haber hecho Conan también quieren que haga otra película igual.

¿No le teme a las comparaciones?

Es genial, porque me mantuve bien en forma físicamente. Me ven en diferentes películas y todo lo que hago en los medios sociales, todavía sigo apareciendo en las portadas de las revistas de músculos. Y supongo que por eso piensan ‘Todavía podemos hacer que pelee con una espada, durante diez horas, para hacer de Conan’. Es algo muy inusual. Nunca pasó antes. Y eso demuestra que se puede lograr manteniendo la misma actitud que los jóvenes, manteniendo bien tu cuerpo. Si crees que algo es posible, es posible que otra gente crea que lo puedes hacer también.

¿ Terminator  será prohibida para menores o apta para todo público?

No, no lo sé.

¿El título será Terminator: Genesis como publicaron en internet?

No se sabe todavía el título final. Cuando leí el guión de la película Sabotage, la iban a llamar Ten. Uno nunca sabe. Hoy, los estudios cambian los títulos porque todo lo prueban. Le dan al público cinco títulos y ellos son los que eligen, pero Terminator se va a sentir igual que siempre, la historia parece como si fuera Terminator 2. Es algo grande, con mucha acción y grandes efectos visuales. Tampoco será algo como Thor, aunque vamos a tener el mismo director.

¿Ya empezaron a filmar?

Empezamos a finales de abril, en Nueva Orleans.

Con otro estilo de acción, en la película Sabotage, el personaje de Schwarzenegger forma parte de una fuerza especial contra los narcotraficantes más peligrosos, pero después de robar en secreto diez millones de dólares de los narcos, dentro de su grupo van asesinando a los diferentes miembros, uno por uno, como el peor sabotaje.

¿El look de su personaje en Sabotage fue idea suya?

No puedo llevarme el crédito del corte de pelo. Ese elogio no lo quiero (risas). Fue una idea del director. Ahí estaba sentado cuando me lo cortaron y se quedó al lado cuando me tiñeron de gris. Fue muy extraño porque ya lo tenía gris, pero me lo tiñeron y me lo volvieron a dejar gris y me lo afeitaron demasiado. No fue la mejor idea, me ponía una gorra cuando no estaba filmando, porque la gente me decía que me veía demasiado raro, pero así lo usan, de verdad.

¿Tuvo algún entrenamiento especial?

El director me había pedido que pasara por un entrenamiento especial de armas, antes de empezar con el rodaje. Me acuerdo que le dije que no era necesario, porque yo disparé más armas que cualquier otro actor en la historia del cine y maté más gente que cualquiera. No entendía para que necesitaba más entrenamiento, pero él insistía que tenía que entrenar con el equipo de SWAT de Los Ángeles, para aprender el ‘baile’ de ese grupo. Sí, ‘baile’ dijo, usaba un lenguaje muy extraño (risas). Era importante, para construir el personaje. Quería que estuviera con ellos, para aprender cómo piensan, qué clase de personas son, los conflictos que tienen, el entrenamiento, la dedicación y todos esos temas. Es un mundo muy complejo.

¿Y aprendió algo nuevo?

Aprendí que no usan el arma de la misma forma que en el ejército o cuando actuamos como un héroe de acción. Todo es diferente, cómo sostienen el arma, como disparan, como apuntan. Hay muchísimos ajustes, incluso la mirada y es lo que hizo que la película se viera tan bien.

¿Qué resultó más difícil con la película Sabotage? ¿El lado emocional o la exigencia física?

El punto de vista actoral, fue un verdadero desafío porque nunca antes me había tocado un personaje así. Por lo general, mis personajes son blanco o negro. Soy siempre el bueno que termina con los malos, agregando algo de humor en el medio, pero en este guión, mi personaje estaba escrito muy diferente. Eso fue lo que más me gustó. Me pareció un buen desafío. El director incluso quiso que hiciera bastante y me encantó. A veces algunos directores se intimidan cuando conocen alguien como yo, pero David tuvo muy en claro lo que quería hacer, para construir el personaje y mostrar la actuación que logramos.

Hoy en día, ya no es como en los años 80 y 90 cuando los estudios tiraban 100 millones de dólares para hacer una buena película de acción. Ahora te dan la mitad. Hay que ahorrar en todo, por eso es bueno ensayar y estar bien preparado para entender bien el personaje. Es muy importante.

¿La edad también es importante? ¿Le molesta cuando sus coprotagonistas son un poco más jóvenes?

¿Un poco? Tienen la mitad de edad que la mía, pero me parece maravilloso tener más de 60 años. Cuando voy al gimnasio yo no pienso “Ah, estoy viejo ahora”. No pienso en la edad, sólo pienso en mantenerme en forma. Lo mismo pasa cuando hago cine. No pienso en la edad que tengo. Sólo hago mi trabajo lo mejor posible. Nunca pienso en la edad. ¿Cuántos años crees que tengo?

DEL ACTOR

Arnold Alois Schwarzenegger

Nació el 30 de julio de 1947 en Graz, Estiria, Austria.

Es un exfisiculturista, actor y político nacionalizado estadunidense.

Fue gobernador del estado de California, EU, de 2003 a 2011.

Fue apodado Governator (una contracción de Governor y Terminator).

Ganó fama mundial como icono de las películas de acción de Hollywood.

Ha protagonizado filmes como Conan el bárbaro, El vengador del futuro , Depredador y Terminator.

En 2004 y 2007, fue nombrado como uno de las cien personas que según la revista Time ayudan a mejorar el mundo.

Estuvo casado durante 25 años con la periodista de televisión Maria Shriver. 

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red