Julieta Venegas hace bailar y cantar a niños en el Metropólitan

La intérprete mexicana ofreció en el Teatro Metropólitan un concierto en beneficio de la educación en México

COMPARTIR 
15/05/2014 21:36 Notimex / Fotos: Notimex

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo.- Niños y niñas de todas las edades bailaron y cantaron durante el concierto que la cantautora Julieta Venegas ofreció en el Teatro Metropólitan en beneficio de la educación en México.

Durante hora y media, la tijuanense interpretó 16 temas de su repertorio musical y otros extraídos del “soundtrack” que compuso para la película “La increíble historia del niño de piedra”.

Los arreglos que hizo en pro del evento organizado por la Fundación UNAM como parte del programa SuSede en el Centro, Arte y Cultura por la Educación, fueron basados en sonidos acústicos, de trenes, silbatos y pianos de juguetes.

Hola, ¿cómo están? Qué bueno que vinieron. Este show es especial para ustedes, para jugar con la música. Espero que se diviertan y gracias por estar aquí”, expresó Julieta Venegas como saludo de bienvenida.

Despierta, Bien o mal y Limón y sal, fueron los primeros temas que entregó para luego preguntar:

A ustedes, ¿les gusta comer? Hay veces que no quieres porque no te gustan las verduras o el puré de papa, pero creo que todos los sabores hay que probarlos, aunque sea por una única vez”, comentó para entregar la canción Sabores.

Luciendo un vestido rosa mexicano y diadema con antenas en forma de estrella, la artista resaltó: “Que vivan las enfrijoladas y las quesadillas” antes de presentar a un coro de niños que la acompañó para entonar el éxito “Andar conmigo”.

Luego de resaltar la importancia de dar amor a la familia, los amigos y los hermanos, cantó Revolución para después invitar a los niños a que nunca se callen las cosas por miedo a que los rechacen o se burlen de ellos. Así presentó Debajo de mi lengua.

Uno de los invitados especiales a este concierto fue el niño Mariano Valdés, mejor conocido como Mani Mamen, quien a ritmo de rap entonó algunas estrofas de Eres para mí, mientras Julieta tocaba su guitarra.

Acompañada de cinco músicos que lucían caracterizados como algún animal, la cantante se colocó frente a los teclados para tocar Te vi, mientras que el público seguía cada paso de sus movimientos a través de tres pantallas gigantes circulares en medio del escenario.

“Supongo que muchos de ustedes tienen gatos. Necesitamos que nos ayuden con los maullidos en esta canción”. Así integró los “maullidos” del público a Lento para más tarde presentar a la argentina Mariana Mallol, con quien cantó Calypso y el público se puso de pie para bailar.

El número terminó con unos 20 niños sobre el templete bailando y caminando en trenecito.

Me voy continuó en el repertorio y dijo: “No sé si les parece difícil lo que estamos haciendo acá arriba y no lo es. Ojalá le digan a sus papás que les compren un piano o una guitarra porque es muy fácil hacer música y entre más chiquitos, mejor”.

Con Algo está cambiando, El presente y Hoy cerró su concierto no sin antes solicitar al público que si les gustó el show le escriban a través de las redes sociales para invitar a otros artistas a que hagan lo mismo.

Espero que lo hayan pasado bien, que sean felices por favor, siempre”, comentó y repartió pelotas en la sala, así como globos.

hch

Relacionadas

Comentarios