Gael García está listo para 'jugar en serio' en Cannes

'Quiero acudir a la sala sin pensar qué habrá después. Que sea una sorpresa', advierte el actor mexicano invitado como jurado en el festival galo

COMPARTIR 
14/05/2014 09:11 EFE / Fotos: Reuters y Especial
Los jueces Willem Dafoe, Nicolas Winding Refn, la presidenta del jurado Jane Campion, Gael García Bernal y Jia Zhangke posan durante el 'photocall' antes de la apertura de la 67 edición del Festival Internacional de Cannes. (Reuters)
Los jueces Willem Dafoe, Nicolas Winding Refn, la presidenta del jurado Jane Campion, Gael García Bernal y Jia Zhangke posan durante el 'photocall' antes de la apertura de la 67 edición del Festival Internacional de Cannes. (Reuters)

CANNES, 14 de mayo.- El jurado de la competición oficial del 67 Festival de Cannes no tiene ningún plan para decidir la Palma de Oro. Mientras Gael García Bernal asegura que es un juego muy serio, Sofia Coppola busca sorprenderse, y la presidenta, Jane Campion, quiere que afloren sentimientos.

Dieciocho películas pretenden hacerse con la ansiada Palma de Oro, y el jurado es consciente de la presión que eso significa. Por eso Campion, la única mujer en la historia de Cannes que ha conseguido ese premio, ha decidido que los miembros del jurado se aíslen, no concedan entrevistas y no vean las noticias sobre el festival en la prensa.

"Los premios siempre son problemáticos", reconoció Campion en la rueda de prensa del jurado. Pero también sirven para llamar la atención sobre elcine, y ahí reside su importancia.

En cualquier caso, como reconoció la actriz Carole Bouquet, será "una decisión muy subjetiva" que luego se podrá o no discutir, pero el hecho de que las películas estén en la competición oficial ya asegura que tienen "un gran valor cinematográfico".

Por ello, el jurado de esta edición no tiene un plan. "No estamos seguros de tomar la buena decisión", precisó el realizador danés Nicolas Winding Refn.

Al respecto, resaltó que siempre "es difícil tomar una decisión sobre el arte, que se basa en las emociones", por lo que, aseguró, seguirán las "sensaciones".

Más risueño se mostró el mexicano García Bernal, para quien su labor en el jurado es un juego, como explicó entre las risas de los periodistas.

"Es un juego muy serio, pero un juego. Espero no ser el único en verlo así". Una labor que se distancia de sus visitas habituales a festivales como el de Cannes, donde suele acudir como actor o realizador. Lo que diferencia ambas facetas son las entrevistas, afirmó convencido.

"Finalmente, iré a ver filmes y a disfrutarlos. Quiero acudir a la sala sin pensar qué habrá después. Que sea una sorpresa. No sé lo que busco. Solo quiero ir al cine y ver la película", explicó.

Aunque será una visión condicionada por las experiencias personales y profesionales de cada uno de los componentes del jurado. Son esas vivencias las que te hacen ser "el espectador que eres", señaló Campion.

Y una de esas vivencias importantes de la realizadora neozelandesa fue ganar la Palma de Oro por The Piano (El Piano), en 1993, y ser la única mujer en lograrlo.

"Solo el siete por ciento de las películas presentadas al Festival de Cannes han sido realizadas por mujeres. Sea por lo que sea, no parece muy democrático", reflexionó la directora.

En su opinión, las mujeres no están suficientemente representadas en el mundo del cine, cuando tienen mucho que contar y una visión muy diferente que aportar.

En esta edición, solo hay una mujer realizadora en la competición oficial, la japonesa Naomi Kawase, que presenta Still the water, lo que no debe ser una ventaja ni una desventaja, a tenor de las palabras de la presidenta del jurado.

"Todos (los miembros del jurado) adoramos el cine. Para nosotros es una pasión, y es eso lo que va a dictar nuestras reacciones. Cada película es diferente (...), una sorpresa que te provoca sentimientos desconocidos".

En el mismo sentido se manifestó Refn que, tras señalar que todos tienen sus opiniones privadas sobre todo tipo de cuestiones, aseguró que se trata de sentir con las películas.

"Esto no es la UE ni Eurovisión, gracias a Dios", afirmó muy serio, para precisar que puede que la decisión final no sea la adecuada. "Pero eso es irrelevante", agregó.

Y, aunque ninguno de los miembros del jurado dio pistas sobre lo que buscan para otorgar esa Palma de Oro, la actriz iraní Leila Hatami reconoció que no es el cine político ni el de hechos concretos el que la gusta, ya que prefiere historias que trasciendan más allá de la vida de un solo hombre.

El realizador chino Jian Zhangke aseguró que todos están "dispuestos" a enamorarse; el actor estadunidense Willem Dafoe destacó la importancia de que el cine "conmueva"; y la actriz coreana Do-Yeon Jeon reconoció "temblar" ante la perspectiva de tener que decidir.

Pero lo que quedó claro es que toda película necesita llegar a la audiencia. "Como director quieres expresarte y contar una historia, pero una historia que se quiera escuchar", afirmó Campion.

cmd

Comentarios

Lo que pasa en la red