El actor y director Diego Luna hurga en la historia

El dirige su segundo largometraje, 'César Chávez', sobre el activista social que en la década de los 60 luchó en EU por los derechos de los jornaleros

COMPARTIR 
29/04/2014 05:08 Lucero Calderón
Para Luna era importante retomar parte de la vida de César Chávez porque, dice, se desconoce la importancia  del personaje.
Para Luna era importante retomar parte de la vida de César Chávez porque, dice, se desconoce la importancia del personaje.

CIUDAD DE MÉXICO, 29 de abril.- A  pesar de tener una carrera consolidada y un nombre en la industria de Hollywood, el actor Diego Luna se enfrentó al rechazo y al poco apoyo por parte de algunos estudios para financiar su segundo largometraje, César Chávez, inspirado en el movimiento que encabezó en la década de los 60 este activista social de ascendencia mexicana, quien abogó por los derechos de los campesinos latinoamericanos y filipinos que no recibían una paga justa por su trabajo en los viñedos del sur de Estados Unidos.

“La libertad que tengo aquí (en México) no la tengo allá, en Estados Unidos. Intentamos hacer la película allá y no lo logramos. La gente nos decía que qué importante era (César Chávez), que estaban convencidos de que tenía que suceder (la película), pero nadie decidía financiarla. Entonces venimos a México y aquí encontramos el financiamiento, los apoyos, la convicción de que la historia se tenía que contar y, poco a poco, me la fui creyendo, pero fue muy intenso el arranque de este proyecto.

“Hubo muchos arranques, parecía que ya y no, parecía que otra vez y nada. Me llegaron a decir cosas absurdas. Un estudio me dijo que si no podía hacer la historia más sexy. ¿Cómo haces la historia más sexy? Si eso fuera sexy todos estaríamos trabajando en el campo y nos gustaría que nuestros hijos fueran campesinos y, no es así, es una realidad que hemos ignorado. Incluso me sugerían que contáramos la historia desde el punto de vista de un reportero, cosas por el estilo”, explicó en entrevista Diego Luna.

Esta cinta llegará a la cartelera nacional el primero de mayo, cuando se conmemora el Día del Trabajo.

Algunos medios extranjeros han comentado que César Chávez, protagonizada por el también mexico-americano Michael Peña, ha dejado de lado algunos pasajes de la vida del activista y sólo se centró en mostrar a un ser humano con tintes de héroe que difícilmente cometía errores.

A pesar de las diferencias y las opiniones encontradas generadas en los medios y en distintos foros de opinión, el actor de 34 años consideró necesario hablar de este hombre que en la década de los 60 obtuvo el respaldo de 17 millones de estadunidenses que dejaron de consumir productos provenientes de viñedos que no se preocupaban por los derechos y las condiciones laborales de los jornaleros.

“César Chávez no nos ha importado y él es parte de nuestra historia. La gente no conoce la magnitud y la importancia de este personaje y lo que logró para una comunidad. Esa indiferencia que ellos (las autoridades y empresarios) lograron combatir entonces, hoy a mí me interesó combartirla porque habla de quién soy yo y qué me interesa contar.

“¿De dónde viene la inspiración para contar esta película? Viene de la vergüenza de haber manejado tantas veces por un boulevard que se llama César Chávez en Los Ángeles y no conocer realmente la trascendencia, no sólo del personaje, sino de un moviemento. Me interesó celebrar a un héroe de nuestra comunidad que muchos mexicanos y estadunidenses conocen. Hay calles con su nombre, murales, escuelas, pero la gente no lo conoce. Éste es el proyecto perfecto para seguir hablando de quiénes somos”, acotó Luna.

Ante la pregunta de qué fue lo que opinó la familia de César Chávez al ver la película ya terminada, el también director de Abel comentó que se liberó de cierta presión cuando por fin se las mostró y obtuvo una respuesta favorable.

“El reto más grande fue mostrársela a mi papá, ya luego fue enseñársela a la familia de César, a Helen (esposa del activista), a Dolores Huerta (activista). Es una sensación muy extraña contar una historia basada en la vida de alguien y, a la vez, saber que el cine se trata de otra cosa, hace concesiones, trata de involucrar emocionalmente al público.

“No puedo imaginar qué se debe sentir que hagan tu historia en cine. Entonces enseñárselas fue un reto y, al mismo tiempo, un descanso. La primera vez que la vimos con algunos de los hijos de César y Helen, ya cuando terminó la película, vi que estaban llorando y dijeron que así había sido su historia. Y, de repente, hablaron sobre  la carta que César le dejó a su hijo Fernando y algo se acomodó aquí adentro. Descansé y pasé la prueba que quería pasar”, expresó Luna.

Ayer por la mañana se llevó a cabo una conferencia de prensa en la que Diego Luna se hizo acompañar de su socio, el productor Pablo Cruz, así como de los actores estadunidenses Rosario Dawson, quien interpretó a la activista social Dolores Huerta (hoy de 83 años), y John Malkovich, quien encarna a un migrante europeo dueño de algunos viñedos y quien también funge como productor ejecutivo de César Chávez.

Ambos actores, que llegaron a México la tarde del domingo, expresaron su emoción por ser parte del filme, y más por el hecho de sumarse a un proyecto que rememora el trabajo de un hombre que muy pocos conocen.

“Para mí fue muy emocionante trabajar con una persona (Diego Luna) que está haciendo esto para compartir una historia que ha desaparecido de la historia. Para mí es un crimen que muchos de estos hechos e informaciones no sean enseñadas en las escuelas, que las nuevas generaciones no tengan idea de quién fue y qué hizo César Chávez. No es posible que los jóvenes no tengan idea de qué sucedió y que tampoco sepan que todo lo que es normal hoy para ellos, hablando de los derechos, tuvo detrás un trabajo arduo”, explicó a Excélsior Rosario Dawson, quien compartió que se asesoró con la activista Dolores Huerta para que le contara cómo trabajó codo a codo con César Chávez.

John Malkovich, quien había trabajado en dos ocasiones previas con Diego Luna, comentó que al final de cuentas un gran porcentaje de la sociedad estadunidense encuentra sus orígenes en todos aquellos migrantes que llegaron al suelo americano.

“El mundo está hecho de distintas culturas y migrantes. Es muy notable la presencia de gente que viene de distintas partes del mundo y que contribuye en la cultura de una nación. Para mí fue importante sumarme a este proyecto pues habla de un tema con el que pocos están familiarizados. Ojalá nosotros despertemos el interés en este muy importante y humano tema”, comentó el actor que interpreta a Barbanegra en la serie Crossbones, de la NBC.

César Chávez

  • Dirige: Diego Luna.
  • Actúan: Michael Peña, John Malkovich, Rosario Dawson, America Ferrara, Wes Bentley, Noé Hernández y Gabriel Mann. 
  • País: México-Estados Unidos.
  • Año: 2014.
  • El guión es de Keir Pearson (Hotel Ruanda), y Timothy J. Sexton (Niños del hombre).
  • Se rodó en Sonora.
  • Rosario Dawson recordó que uno de los lemas del movimiento de César Chávez fue “Yes We Can”, mismo que en su momento utilizó el candidato afroamericano y actual presidente de Estados Unidos Barack Obama.
  • Diego Luna presentó la cinta en la Casa Blanca, en marzo pasado.

¿De qué trata?

César Chávez es un filme que, a través de la ficción, recrea los años en los que el activista mexico-americano trabajó para buscar mejoras en los sueldos y los derechos de los jornaleros en Estados Unidos. A lo largo de la trama se aprecian las vicisitudes que tuvo que enfrentar, con empresarios y algunas autoridades estadunidenses, despertando la simpatía de algunos personajes, como el político Robert Kennedy y de la sociedad británica, que dejó de comprar las uvas de los viñedos en los que trabajaban los migrantes.

 Ver tambien:
Nombra Cannes a Gael García Bernal jurado de la Palma de Oro

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red