Arcade Fire cierra Coachella con Debbie Harry como invitada

La banda canadiense, liderada por Win Butler y Regine Chassagne, actúa en el festival de Indio, California, con la cantante de Blondie

COMPARTIR 
14/04/2014 20:13 Reuters / Fotos: Especial
'Heart Of Glass', el emblemático tema de Blondie de 1979, al estilo Arcade Fire con Debbie Harry en la voz. (Especial)
'Heart Of Glass', el emblemático tema de Blondie de 1979, al estilo Arcade Fire con Debbie Harry en la voz. (Especial)

LOS ÁNGELES, 14 de abril.- El grupo canadiense de rock alternativo Arcade Fire cerró el primer fin de semana del Festival de Música y Artes del Valle de Coachella el domingo con Debbie Harry como invitada especial, pero condenó los crecientes servicios solo para VIP.

Arcade Fire comenzó su espectáculo con Reflektor, la canción que da título a su último disco, y continuó con canciones como Flashbulb Eyes y Rebellion (Lies).

"Llevamos viniendo aquí muchos años, así que es un honor ser cabeza de cartel", dijo el líder de la banda, Win Butler.

Sin embargo, Butler criticó sobre el escenario la zona VIP de Coachella, y dijo que "la gente sueña con entrar ahí, pero en realidad no mola nada, así que no os preocupéis".

La banda después tocó su nostálgica The Suburbs, cambiando la letra de la canción por "en un campo lleno de freaks y mis amigos", provocando una ovación entre el público.

Desinhibidamente pop

Más tarde, la cantante de Blondie, Debbie Harry, se unió a la fiesta para cantar el éxito de 1979 Hearts Of Glass junto a la cantante de Arcade Fire, Regine Chassagne, y el tema del grupo canadiense Sprawl II (Mountains Beyond Mountains).

Arcade Fire finalizó su concierto interpretando Wake Up, acompañados por la Preservation Hall Jazz Band.

Coachella, cuya primera edición se celebró en 1999 como un festival indie y de rock alternativo, se ha convertido en una de las principales atracciones de la temporada de música en directo y ha incluido en los recientes años a artistas como Jay Z, Snoop Dogg y Madonna

El domingo también actuó el DJ Calvin Harris, que decidió no traer artista invitado, y el cantante de moda Pharrell que invitó a Gwen Stefani, Snoop Dog y Busta Rhymes.

La esperada reunión del dúo de hip hop Outkast fue cabeza de cartel el viernes, y el sábado lo fue el grupo de rock Muse.

cmd

Comentarios

Lo que pasa en la red