De amor y muerte: Los insólitos peces gato

Este fin de semana se estrena la cinta de Claudia Sainte-Luce, que aborda el tema del VIH y sus consecuencias

COMPARTIR 
01/04/2014 05:04 Lucero Calderón
 Los insólitos peces gato ha sido un éxito en festivales de cine internacionales y gracias a la aceptación del público ya tiene asegurada su exhibición en Japón, Taiwán, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Francia, Alemania, Uruguay y Holanda, entre otros.
Los insólitos peces gato ha sido un éxito en festivales de cine internacionales y gracias a la aceptación del público ya tiene asegurada su exhibición en Japón, Taiwán, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Francia, Alemania, Uruguay y Holanda.

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de abril.- Aunque el tema del VIH es cada vez algo más común, en nuestro país aún hay renuencia a hablar sobre el tema. La directora Claudia Sainte-Luce se enfrentó a ese rechazo por parte de algunas actrices cuando les contaba que quería llevar a la pantalla grande la historia real de Martha, una madre de familia de origen tapatío que fue infectada por su esposo, en su ópera prima Los insólitos peces gato.

Fue cuando hacía castings para el papel de Martha, cuando algunas actrices me decían que para qué hablar de una enfermedad que les parecía tan fea y me decían que el sida era algo que no les daba a las mujeres.

“Me topé con prejuicios de ese tipo y luego me encontré con otras actrices que me decían que lo mismo daba cambiar en el guión la enfermedad del sida a la del cáncer, pero no, no daba lo mismo, pues yo quería respetar la historia. No había razón, simplemente son prejuicios de cierto tipo de gente que yo respeté, pero que para mí era la señal de que no debía trabajar con ellas”, expresó Claudia Sainte-Luce.

A este sentir se sumó la actriz Lisa Owen, quien interpreta a Martha en el filme que ha sido un éxito en los distintos festivales de cine internacionales y gracias a la aceptación del público ya tiene asegurada su exhibición en países como Japón, Taiwán, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Francia, Alemania, Uruguay y Holanda, entre otros.

La intérprete, quien se sometió a una dieta rigurosa para obtener un aspecto deteriorado, aplaudió el que la directora se aferrara a contar esta historia, que a partir del tema del sida, enfoca su atención en el amor que tiene una madre por esos hijos que tarde o temprano va a dejar solos al no evadir la muerte.

Viéndolo desde el punto de vista de la historia creo que era muy importante, porque es una mujer que estuvo aislada por el  VIH. Si hubiera sido cáncer no hubiera existido el estigma que hay con el VIH. El VIH es tu culpa y el cáncer es una tragedia y la gente se acerca mucho más.

“Cuando fuimos con el grupo de mujeres con VIH, la mayoría tenía la misma historia de muchos familiares que se alejaban o que perdían su trabajo porque hay un estigma tremendo que no logramos superar”, acotó Owen.

Los insólitos peces gato se gestó luego de que la directora Claudia Sainte-Luce conociera en Guadalajara a Martha, mujer que junto a sus cuatro hijos adoptó de manera muy especial a esta realizadora nacida en Veracruz y quien  en ese momento estaba atravesando por un momento difícil.

Poco a poco la realizadora se fue integrando a esta familia en la que vio que, a pesar de las circunstancias, existía un amor profundo. Con el paso de los años, la realizadora tuvo la necesidad de compartir su historia y exorcizar sus emociones a través del cine.

Tras una serie de eventos, la directora concretó el guión del filme que, al principio, se llamaba Encuentro y tuvo que buscar a la actriz que la interpretara en la ficción.

El papel recayó en Ximena Ayala, quien desde Malos hábitos, de Simón Bross (2007), no protagonizaba una cinta.

Ayala, quien de igual manera ha explorado el ámbito de la producción y el guionismo con la serie de internet Yo también soy Marilyn, comentó que este proyecto fue muy emotivo en su vida, ya que le hizo valorar a su mamá.

Aprendí a revalorar la presencia de mi madre. Eso fue lo que sané en lo más profundo, y también aprendí a valorar el lugar en donde estoy, valorar mi casa, mis toallas, las cosas más esenciales y simples de la vida. Este proyecto llega a mi vida en un momento muy especial. Llevaba ya varios años de no tener un protagónico.

“La vida de un actor es muy inconstante, no siempre estás arriba y necesitamos mucho del reconocimiento. Hay momentos en los que dices que a lo mejor ya no va a llegar una buena oportunidad y empiezas a replantear tu vida. Yo estaba un poco desorientada, pues no sabía cómo verme como actriz y, de pronto, llegó esta historia que me hizo sentir como si le hubieran echado agua a esa plantita que se estaba secando”, expresó Ayala.

En Los insólitos peces gato también actúan Sonia Franco, Alejandro Ramírez, Andrea Baeza y Wendy Guillén, quien en la vida real es hija de la fallecida Martha.

“Por su puesto que es un homenaje a mi mamá. En cierta forma recaptura el amor que ella nos dio, no sólo a nosotros, sino a mucha gente que se le acercó. Creo que Claudia logró un proceso completo, desde la experiencia emocional de la realidad para luego traslucirlo (sic) en un guión, que desde que lo leyó a la familia quedamos encantados por la honestidad, con el tacto y con la sensibilidad que le puso al guión. Hoy es el cierre de esta propuesta artística (con el estreno) y yo veo que Claudia lo hizo muy bien”, sentenció Wendy, quien se reinterpreta en la cinta.

Los insólitos peces gato se estrenará este viernes en la cartelera del Distrito Federal con 40 copias y luego estas se exhibirán por otros estados de la República mexicana.

Relacionadas

Comentarios