La creencia de Cuarón

El productor ejecutivo J.J. Abrams cuenta cómo fue el acercamiento del director mexicano para levantar un proyecto que pedía pasión y agresividad: Believe

COMPARTIR 
15/03/2014 05:30 Redacción / Fotos: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de marzo.- La creatividad del mexicano Alfonso Cuarón no conoce límites y ahora quiere expandir sus horizontes, por lo cual, decidió realizar una serie para televisión. Believe es el nombre de esta producción con la cual une fuerzas junto a otro genio de la televisión: J.J. Abrams.

“Conozco a Alfonso desde hace muchos años y no trabajamos juntos desde Little Princess. Él es un director increíble, es un fantástico contador de historias y todos los filmes que ha hecho lo confirman. Él nos llamó y dijo que tenía una idea para realizar una serie de televisión y nos presentó Believe, un proyecto que pedía pasión y agresividad.

Pero no sólo era él, sino que tenía una historia que parecía muy potente, entretenida y emocionante y eso es una especialidad de Alfonso. Me gustó cuán original es la serie”, señaló J.J. Abrams, productor ejecutivo de la serie, a través de un video emitido por Warner Channel.

Atrás quedó la época en la que Cuarón escribía y dirigía para Televisa algunos episodios de la serie La hora marcada y de ese tiempo, han pasado 25 años, en los cuales el mexicano ha realizado otros proyectos enfocados al cine como Sólo con tu pareja (1991), Great Expectations (1998), Y tu mamá también (2001), Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004), Niños del hombre (2006) y Gravedad (2013).

Durante sus inicios, el originario de la Ciudad de México, dirigió, escribió y hasta realizó la fotografía de seis episodios de La hora marcada.

Sin embargo, ahora con el apoyo de la cadena estadunidense NBC y Abrams, es que se lanza a las grandes ligas de la televisión con Believe, una trama de suspenso y drama de una jovencita con poderes sobrenaturales, que es puesta bajo la protección de un condenado a muerte, quien debe defenderla de las fuerzas misteriosas que la acosan.

“Creo que toda historia en alguna medida tiene elementos familiares y creo que en ésta, la idea de tener a alguien con poderes andando por el mundo, tocando la vida de extraños, desconocidos y desesperados, no era necesariamente la más original en ese aspecto.

Lo que sí es original, es la relación entre el padre y la hija; es el centro de la serie. La historia de ser el padre de una niña tan especial, cuando todos los padres sienten que sus hijos son especiales. Y a veces, hay desafíos inesperados y otras veces gloriosos”, agregó Abrams.

El primer episodio de la serie, denominado Pilot, fue dirigido por el propio Cuarón, quien además del Oscar, en la reciente temporada de premios, recibió un Globo de Oro como Mejor Director.

Believe relata la historia de Bo (Johnny Sequoyah), una chica brillante y amable que siempre ha vivido con padres adoptivos y que además, posee poderes sobrenaturales que van en aumento, algo que es un misterio hasta para ella misma y a pesar de enfrentar constantes peligros y de vivir acosada por aquellos que desean explotar su don, siempre estará rodeada de gente que buscará protegerla.

La niña tiene un espíritu increíble, siempre tiene algo especial. Me pareció una excelente alegoría en este género específico del programa, contar con una historia en la cual nos identificáramos tanto sobre lo que es criar a un niño”, agregó.

Por su parte, Tate (Jake McLaughlin) es un reo condenado a muerte por un crimen que no cometió. Inesperadamente es rescatado por Winter (Delroy Lindo), cuyos vastos recursos y su operación idealista y revolucionaria incluyen también a su mano derecha, Channing (Jamie Chung). A cambio de su libertad, Tate recibe la tarea de cuidar a Bo, quien tiene un efecto transformador en cada persona que conoce.

Pero al mismo tiempo, la ilimitada riqueza y recursos del empresario multinacional Skouras (Kyle MacLachlan) se han enfocado en someter a la chica y controlar sus poderes. Skouras no se detendrá ante nada ni nadie con tal de capturar a Bo, y no dudará en poner tras su pista a Moore (Sienna Guillory), su despiadada asesina.

“Uno de los desafíos de la serie desde el comienzo era encontrar un atractivo semanal. Desde el comienzo Alfonso lanzó la idea de hablar sobre muchachos y bandidos, sobre los grupos en oposición. Y creo que lo mejor es no sólo encontrar la historia correcta, sino mantener la tensión, hablando de este caso, entre esas dos fuerzas y cada semana, habrá esa tensión.

“La serie tiene más que ofrecer que el suspenso, pero también los caminos que se cruzan en cada semana, con personas comunes, con las que nos identificamos en situaciones desesperadas y ver como los dos, especialmente la niña, siendo quien es, lidia con eso.

En mi opinión, las mejores historias de ciencia ficción, son las que son realistas y familiares. Cuando las cosas comienzan a ser muy fantásticas, es más difícil conectarse con la historia porque parece que todo tiene que seguir reglas, las que rigen a ese mundo. Believe se basa en historias conocidas, de padres e hijos”, finalizó.

hch

Relacionadas

Comentarios