Matthew McConaughey, el vaquero a vencer en el Oscar

El histrión de 44 años arriesga la salud para demostrar su talento en 'Dallas Buyers Club', siendo uno de los favoritos para ganar como Mejor Actor

COMPARTIR 
26/02/2014 13:04 EFE / Fotos: Especial

LOS ÁNGELES, 26 de febrero.- Matthew McConaughey, el galán que parecía abocado a la comedia romántica facilona y que ahora brilla como una de las mayores estrellas de Hollywood, es el rival a batir en los Oscar, a pesar de que el campo de mejor actor presenta una de las mayores competencias de los últimos años.

Las candidaturas olvidaron en el tintero los extraordinarios trabajos de Tom Hanks (Captain Phillips), el guatemalteco Óscar Isaac (Inside Llewyn Davis), Joaquin Phoenix (Her) o Robert Redford (All Is Lost), pero dispusieron una selección final en la que prácticamente cualquiera de los nombres podría alzarse con la estatuilla.


 

Matthew McConaughey, un 'cowboy' para la eternidad

Es, posiblemente, quien más papeletas tiene para llevarse la estatuilla. Su nombre hoy día es sinónimo de calidad tras haber encadenado películas como Mud y Magic Mike, además de su celebrada participación en la serie de HBO True Detective y su próxima aparición en Interstellar, de Christopher Nolan.

Su labor en Dallas Buyers Club es excepcional. En el filme da vida a Ron Woodroof, un cowboy drogadicto y mujeriego que lucha en la década de 1980 por dar esquinazo a la muerte una vez que los médicos le diagnostican que ha contraído el virus del sida.

La transformación física del intérprete, una de las más sorprendentes que se recuerdan, y la emoción que despliega le han deparado el Globo de Oro, el premio del Sindicato de Actores de EU (SAG) y el Critics Choice, concedido por la Asociación de Críticos de EU (BFCA), aunque no fue nominado por los Bafta. Es su primera nominación al Oscar.


 

Leonardo DiCaprio, en busca del reconocimiento de la Academia

DiCaprio ha acumulado tres de sus cuatro candidaturas al mejor actor en la última década (The Aviator, Blood Diamond y ahora, The Wolf Of Wall Street) y muchos consideran que, en su quinta colaboración con Martin Scorsese, le ha llegado el momento para que se reconozca el trabajo de un nombre fundamental en la industria.

La cinta narra la historia de Jordan Belfort (DiCaprio), un ambicioso gestor de bolsa que pasó casi dos años en una prisión federal por delitos de manipulación de valores bursátiles en la década de 1990, tras unos años en los que vivió de forma frenética cometiendo un sinfín de fraudes.

El actor lleva todo el peso de la monumental y excesiva obra de Scorsese y parte de la crítica coincide en que es la mejor interpretación de su carrera. Por el momento le ha deparado un Globo de Oro, aunque perdió el Bafta frente a Chiwetel Ejiofor, protagonista de 12 Years A Slave.


 

Chiwetel Ejiofor, el rostro contra la esclavitud

Tras una carrera de lo más sólida que comenzó, precisamente, con el alegato contra la esclavitud en Amistad, de Steven Spielberg, y que prosiguió con intervenciones en películas comerciales como Love Actually, American Gangster, Salt o 2012, Chiwetel Ejiofor cierra el círculo con su primera candidatura gracias a 12 Years A Slave.

El filme se basa en la historia real de Solomon Northup (Ejiofor), un afroamericano (Ejiofor) que vive en libertad en el norte de EU a mediados del siglo XIX hasta que es secuestrado y llevado como esclavo al sur, situación que se alargará durante 12 años.

Su interpretación le ha granjeado el Bafta y le ha deparado candidaturas a los Critics Choice, los Globos de Oro y los SAG. En caso de ganar, sería el quinto actor negro que se alza con el Oscar, tras Sidney Poitier, Denzel Washington, Jamie Foxx y Forest Whitaker.


 

Bruce Dern, cuando menos es más

A los 77 años, Dern podría convertirse en el ganador del Oscar al Mejor Actor más veterano. El récord lo tiene Henry Fonda, cuando lo obtuvo por On Golden Pond con 76 años. Para reforzar su nominación, le acompañan el reconocimiento del Festival de Cine de Cannes y el grupo National Board Of Review, entre otros.

En Nebraska, un filme sencillo y rodado en blanco y negro, encarna a un hombre acosado por los problemas que conlleva la vejez, obsesionado con la idea equivocada de que ha ganado un millón de dólares en la lotería.

Testarudo, consigue convencer a su hijo para acompañarle en ese viaje que servirá para reforzar su unión. Dern, en su segunda candidatura (la anterior fue por Coming Home, hace 35 años), está sublime en su minimalista retrato de lo cotidiano, capaz de expresar un océano de sentimientos con un solo gesto o una sola mirada.


 

Christian Bale, el 'camaleón' galés

El único candidato de esta categoría que sabe lo que es ganar un Oscar (The Fighter), Bale es el mayor "camaleón" de su generación, capaz de enseñar imponentes músculos como en American Psycho o la trilogía sobre Batman de Christopher Nolan, y de desinflarse hasta límites insospechados como en The Machinist.

Esa capacidad para amoldarse al físico de sus personajes y desaparecer por completo vuelve a hacer acto de presencia en American Hustle, donde el horrible peluquín que luce su personaje, el de un artista del fraude financiero que pasa a colaborar con el FBI contra la mafia de Nueva Jersey, resultó lo de menos en un papel para el que engordó 20 kilos. Como muestra, su inolvidable barriga.

El Irving Rosenfeld de Bale, con potente acento neoyorquino en su versión original, es un superviviente que trata de salir vivo de la telaraña de mentiras y corrupción en la que se ve envuelto, mientras trata de no perder al amor de su vida. Su labor ha sido reconocida con nominaciones a los Globos de Oro, los Bafta y los Critics Choice, entre otros.

cmd

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios