Barack Obama invita al cine a George Clooney

En la sala de cine de la Casa Blanca se proyecta la película 'Monuments Men' con la presencia del protagonista y del Presidente de EU

COMPARTIR 
19/02/2014 08:12 EFE / Fotos: Especial

WASHINGTON, 19 de febrero.- Tener en casa una sala de cine, con sus butacas y su enorme pantalla es algo que pueden permitirse algunos afortunados. Entre ellos, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que invitó hoy al actor George Clooney y a otras estrellas de Hollywood para ver juntos su más reciente cinta Monuments Men.

El envidiado cine privado de la residencia presidencial hizo hoy una excepción después de que en noviembre declarara una especie de moratoria en sus proyecciones, dado el aluvión de solicitudes que recibe por parte de los directores, sobre todo los que compiten por un Oscar.

La Casa Blanca no ha hecho ningún comentario respecto a este cambio, que bien podría explicarse por qué la última cinta de Clooney no participa en la carrera por la estatuilla dorada de este año. Se quedó sin opciones cuando se retrasó su estreno en los cines, una decisión que rebajó las expectativas iniciales sobre su calidad.

El incondicional y el decepcionado

Clooney, que también actúa en su quinta película como director, fue uno de los donantes más importantes de la campaña de reelección de Obama, para quien recaudó 15 millones de dólares con una recogida de fondos en su propia casa.

A la noche de cine presidencial se sumó Matt Damon, otra de las estrellas que ha apoyado a Obama públicamente, y otros dos nombres importantes de Monuments Men, el actor Bill Murray y el guionista Grant Heslov.

A diferencia de Clooney, Damon ha perdido la fe en Obama. En la campaña de 2008 fue uno de los mayores defensores del futuro presidente demócrata, pero después ha dejado bien claro en varias ocasiones que está muy decepcionado con su gestión al frente de la Casa Blanca.

"El rompió conmigo. Hay muchas cosas que cuestiono realmente: la legalidad de los ataques de 'drones' -aviones no tripulados-, las revelaciones de la NSA -Agencia de Seguridad Nacional-...", dijo el actor el año pasado a la prensa.

Con Damon, Clooney y Murray la sala de cine del ala este de la Casa Blanca viajó este martes atrás en el tiempo, exactamente hasta los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, cuando un grupo de "Monuments Men" -hombres de los monumentos- se alistó en el Ejército de EU para frenar el expolio artístico orquestado por los nazis en Europa.

Los protectores del legado artístico de Europa

La cinta lleva a la gran pantalla la historia real de un grupo de artistas, arquitectos y responsables de museos dispuestos a todo para proteger y salvar el legado artístico del viejo continente, con un guión adaptado del libro homónimo de Robert M. Edsel y Bret Witter.

Como no podía ser de otro modo, al pase en la Casa Blanca acudieron los "Monument Men and women" de hoy, como se refirió el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a los hombres y mujeres de Estados Unidos que luchan en la actualidad por preservar y difundir el arte y la historia.

Entre ellos, la directora del Museo Estadunidense del Holocausto, Sara Bloomfield, el archivista David Ferriero, y oficiales del Centro del Patrimonio Cultural del Departamento de Estado.

A esta noche de cine en la Casa Blanca no se invitó a la prensa, por lo que por el momento no hay imágenes que dejen entrever qué opinión le ha merecido el último filme de Clooney a Obama y a Michelle, quien, como es habitual en este tipo de proyecciones, no se perdió la oportunidad de cumplir una vez más ese deseo que todo el mundo ha tenido alguna vez: ir al cine en pantuflas sin salir de casa.

cmd

Comentarios

Lo que pasa en la red