Freddy Ortega, dedicado a la carcajada

El comediante estrenará el 14 de febrero la obra ¡Corre por tus viejas!, pero también se da tiempo para ser productor musical y tener un restaurante

COMPARTIR 
08/02/2014 00:30 Nancy Méndez C. Foto: Cortesía Freddy Ortega

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de febrero.- Desde hace más de 25 años, Freddy Ortega se esfuerza por hacer reír al público y la carcajada del espectador es su mayor recompensa.

Aunque la labor que realiza parece sencilla, no lo es. Para el comediante, actor, director, libretista y productor, obtener una sonrisa del público es su forma de vida, así que lo toma con seriedad.

Tan sólo al iniciar 2014 emprendió la temporada de despedida de El Tenorio Cómico y este 14 de febrero estrenará la obra ¡Corre por tus viejas!, en la que estará acompañado por Ariel Miramontes, Alejandro Suárez, Verónica Toussaint, Julio Alegría, Raquel Bigorra y Daniel Bisogno.

He aprendido que con talento y disciplina se llega a ser un rey; si se tienes disciplina, aunque no tengas talento, puedes llegar a ser príncipe, pero si tienes talento y no tienes disciplina no eres nadie. Es la verdad. Yo me considero un cuate más que con talento con mucha disciplina, una persona que trabaja mucho y que persigue lo que quiere hasta que lo consigue”, afirmó.

Freddy Ortega, quien junto a su hermano Germán Ortega integra a Los Mascabrothers, tiene una disciplina respetable frente y tras bambalinas.

Mientras actúa en una obra, lee otras más, escribe libretos, planea nuevos proyectos y produce: teatro y espectáculos de comedia. Todo en lo que pueda plasmar su creatividad.

También produce materiales discográficos independientes como Light Up, además de que está involucrado en la gastronomía al ser dueño del restaurante Seis Punto Uno, en la ciudad de Puebla, de donde es originario.

“Soy un cuate que trabaja mucho por lo que quiere, junto con mi hermano, quien es un poco más relajado, pero también muy talentoso.

Eso es lo que ha funcionado: uno se sube y se divierte en el escenario y el otro está cachando las cosas. Esa fórmula está bien padre”, señaló.

El actor no sólo autogenera empleo, sino que colabora con otros productores y está dispuesto a compartir su pasión.

En la obra ¡Corre por tus viejas!, que es una nueva versión de Sálvese quien pueda, escrita por Ray Cooney, que se estrenó por vez primera en 1983 en el West End de Londres, hizo mancuerna con los productores Juan Torres, Guillermo Wiechers y Alejandro Gou, así como con el conductor Daniel Bisogno. Sin embargo, en esta obra no sólo produce, sino también dirige.

“Se trata de un hombre que tiene dos esposas, una en la colonia Escandón y otra en la Nápoles. El manejo que le estoy dando a esta historia es menos fársico. La situación es maravillosa, porque el enredo te va llevando y el público está con una sonrisa completa, pero en los últimos minutos no se paran la carcajadas.

Estoy tratando de no meter chistes a fuerza, porque quiero contar la trama lo más puramente posible, quiero involucrar a la gente”, reveló.

2014, LLENO DE PROYECTOS

Los Mascabrothers también planean para este año las obras ¡Muu!2, junto a la compañía española Yllana con la que montaron Brokers; Young Frankenstein, la historia de Mel Brooks acerca del nieto de Frankenstein, que llegará a México tras su éxito en Broadway; y el musical Jack, el destripador.

“Después del éxito del musical Spamalot no podemos estar en una situación cómoda. Seguiré en la necia. La gente está acostumbrada a vernos en nuestra fortaleza, que es verbal, pero quizá es momento de dar un poco no sólo de lo que esperan, sino proponerles algo sin palabras, como lo que hace Yllana con ¡Muu!2, que aborda el tema de las corridas de toros. Además, la compañía me está invitando a dirigir algunas cosas en España.

En cuanto a Jack, el destripador, la estoy haciendo con Alex Carrera. Es una historia muy ambigua, porque no se sabe qué pasó, una de las cosas que supe es por qué se llama Jack y es que a todos los hombres en Londres les dicen así”, explicó Freddy.

SACRIFICA TODO POR LA COMEDIA

Sin embargo, los hermanos Ortega no siempre se dedicaron al espectáculo. Antes de convertirse en Los Mascabrothers, 25 años atrás, tenían otras formas de vivir.

“Mi hermano Germán trabajaba en una empresa automotriz que tiene sus oficinas en la avenida Paseo de la Reforma y yo estaba estudiando para contador público. Dejé mi carrera en el séptimo semestre. De ahí nos cambiamos el nombre, porque mi padre me dijo: ‘si cambias la carrera, te olvidas de que tienes papá’.

Al quitarme el apellido paterno, quedó el materno, pero mi abuelo materno me dijo también que era payasada lo de la actuación. Así que adoptamos el nombre que tenemos ahora. Creímos mucho en el instinto. La voz de Dios te viene desde adentro y te dice: ‘es aquí, si estás dispuesto a sacrificar todo’. Así que funcionó y ahora toda mi familia está feliz de que nos dediquemos a esto”, relató Ortega.

Fue entonces cuando los hermanos Ortega optaron por iniciar su trayectoria como comediantes que los llevó a protagonizar programas televisivos como La parodia (2002) y posteriormente El privilegio de mandar (2005), en el que realizaron imitaciones de algunos políticos, con los cuales alcanzaron el éxito.

Creo mucho en lo orgánico para decidir los proyectos. El cuerpo te dice cuando ‘ya no’ y es un momento en el que sabes que tienes que parar. Ahorita estoy en 14 cosas, pero a todo le doy tiempo y me la llevo tranquila”, concluyó.

hch

Relacionadas

Comentarios