'The Grand Hotel Budapest' inicia la caza de Osos de la Berlinale

El festival de cine alemán abre mañana su competición con una comedia de tinte nostálgico que colocará a Ralph Fiennes sobre la alfombra roja

COMPARTIR 
05/02/2014 09:27 EFE / Fotos: Especial

BERLÍN, 5 de febrero.- La Berlinale abrirá mañana la ronda de cazadores del Oso con The Grand Budapest Hotel, una comedia de tinte nostálgico que colocará a Ralph Fiennes sobre la alfombra roja, en un festival que alternará estrellato con cine comprometido.

El filme, dirigido por Wes Anderson y rodado en un antiguo edificio modernista de Görlitz (frontera germanopolaca), cumplirá con el precepto de las presencias estelares para la apertura, a la espera del desembarco el sábado del máximo imán mediático de esta 64 edición del festival, George Clooney.

The Grand Budapest Hotel acude respaldado por uno de esos repartos profusos en celebridades -Jude Law, Bill Murray, Tilda Swinton, Edward Norton y Owen Wilson, además de los protagonistas Fiennes y Tony Revolori- y está entre las 20 cintas a competición.

Clooney exhibirá, fuera de concurso, The Monuments Men, película que dirige e interpreta junto a Matt Damon y John Goodman, y que devuelve a la Berlinale la presencia de uno de los grandes amigos de su director, Dieter Kosslick.

Asimismo tienen prometida su asistencia otros asiduos, como Catherine Deneuve -algo así como un buque insignia del festival y rostro de su patrocinador L'Oreal-, junto a Pierce Brosman, Charlotte Gainsbourg, Bruno Ganz, Uma Thurman, Viggo Mortensen, Martin Scorsese y Ken Loach, quien recibirá el Oso de Oro de Honor.

Clooney Scorsese y Loach darán lustre al festival sin competir, mientras que Anderson y otros 19 directores lucharán por ganarse al jurado presidido por el productor independiente James Schamus y con el actor Christoph Walz -ganador de dos Oscar- entre sus miembros.

Arranca en Berlín la temporada de cacería de osos

En lucha por el Oso hay cuatro realizadores latinoamericanos -la peruana Claudia Llosa, ganadora del Oro en 2009 con La Teta Asustada, los argentinos Celina Murga y Benjamin Naishtat y el brasileño Karim Aïnouz-.

Entre sus rivales estarán el veterano Alain Resnais, el francoargelino Rachid Bouchareb, el estadunidense Richard Linklater y hasta cuatro representantes del cine asiático, el mismo número que de directores del cine anfitrión.

El veterano Resnais acude con Aimer, boire et chanter, un filme sobre el reencuentro de varios amigos -Sabine Azéma y André Dussolier, entre otros- junto a una cama de enfermo.

La voie de l'enemie, de Bouchareb, coloca a Forest Whitaker en la piel de un preso converso al Islam, con Harvey Keitel como compañero de reparto.

Patricia Arquette y Ethan Hawke son, en el filme de Linklater, una pareja a las puertas del divorcio, mientras que Llosa regresa al festival con Aloft, una producción hispanocanadiense rodada en inglés e interpretada por Jennifer Connelly.

El director del festival cumple con el compromiso de mostrar cine alemán -con filmes de Edward Berger, Dietrich Brüggemann, Feo Aladag y Dominik Graf-, pero su apuesta personal se centra en América Latina y Asia.

De Aïnouz se presenta Praia do Futuro, un filme muy recomendado por Kosslick, donde Wagner Moura -Tropa de Elite- interpreta a un socorrista de playa que parte de Brasil para llegar a Berlín en una historia de amor homosexual.

La argentina Murga compite con La Tercera Orilla, centrada en la historia de un muchacho en conflicto con la autoridad paterna, uno de los ejes temáticos del festival.

Su compatriota Naishtat debuta en el largometraje con Historia del Miedo, una exploración en el pavor a lo externo desde el microcosmos de un barrio cerrado.

Asia, otra pasión tradicional de la Berlinale, compite a través del japonés Yoji Yamada y tres cintas chinas: Bai Ri Yan Huo, de Yinan Diao; Tui Na, de Ye Lou; y Wu Ren Qu, de Hao Ning.

De Grecia acudirá Stratos, de Yannis Economides, reflejo de los estragos causados por la crisis en la sociedad helena, otro filme incluido en la lista de cazadores de Oso como apuesta de Kosslick.

Al margen de la lucha por el Oso, la Berlinale exhibirá la versión completa del Nymphomniac Volumen I de Lars von Trier, con Charlotte Gainsbourg dando vida a una ninfómana. Y, en plena lucha a por el Oscar, se proyectará American Hustle, para lo que se espera contar con Christian Bale sobre la alfombra roja.

cmd

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios