La Santa Cecilia, con voz propia

Esta banda angelina mezcla en su propuesta sonora la biculturalidad que se vive en California. El álbum 'Treinta Días' incluye un dueto con Elvis Costello

COMPARTIR 
01/02/2014 00:30 Luis Felipe Castañeda / Foto: Cortesía Universal Music

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero.- La Santa Cecilia rompió quinielas. Pocos hubieran apostado por ellos y, quizá por lo mismo, su triunfo se esgrimió como una doble satisfacción.

Ganaron el Grammy a Mejor Disco de Rock Latino con su primer larga duración con sello transnacional, Treinta Días, y con ello dejaron en el camino a los favoritos Café Tacvba, El Tri, Illya Kuriaki & The Valderramas y Los Amigos Invisibles.

Fue una bocanada de aire fresco para la música latina que exigía la aparición de nuevas figuras que fungieran como contrapeso a los actos establecidos. Y lo hicieron los angelinos, que antes se habían dicho conformes con la nominación, con un disco difícil de encasillar.

En Treinta Días, La Santa Cecilia juguetea con cualquier género que se les ocurra. No entienden las canciones como productos concluidos sino como entes que se pueden transformar a cada paso. Lo mismo en cumbia que en ranchera, en rock o en jazz o hasta en bossa nova. Con La Santa Cecilia lo único seguro es la sorpresa que provoca en sus escuchas.

No tenemos miedo de probar, de ir de un género a otro y de, al final, mezclar todo eso en una canción. La gente se da cuenta de que intentamos fórmulas nuevas con mucha pasión y mucho amor por la música. Cuando algo es honesto, entonces el público lo capta”, dijo Miguel, percusionista de la agrupación días antes de ganar el gramófono dorado.

En aquel momento, los músicos, criados en la bicultual ciudad de Los Ángeles, hablaban con firmeza del camino que habían elegido. Recordaban cómo, antes del reconocimiento de la crítica y del público, habían puesto los cimientos de su profesión en fiestas y bares.

“Todos habíamos tocado en diferentes bandas. Habíamos pasado por bodas, XV años, grupos de jazz y de salsa; habíamos sido la música de fondo de muchas personas pero teníamos ganas de hacer nuestra propia música, de experimentar con géneros y poder contar nuestra propia historia.

Sabíamos que como músico de fiesta podíamos vivir pero eso no hubiera llenado nuestras inquietudes artísticas. Necesitábamos nuestra propia voz y en La Santa Cecilia todos encontramos el camino para expresar lo que queríamos y para hacerlo del modo que a todos nos gustaba”, explicó, en una mezcla de inglés y español La Marisoul, la extrovertida cantante de la banda.

La fórmula, aunque poco novedosa dada la cantidad de proyectos que fusionan géneros, resultó valiosa para el grupo que poco a poco llamó la atención de la industria. Primero fue el multipremiado producto Sebastian Krys, quien los apoyó para la grabación de los discos Noche de citas y El valor. Poco después fue Elvis Costello quien se unió al grupo para cantar Losing Game, incluido en el álbum ganador del Grammy.

Al respecto, el cantautor canadiense aseguró que desde su primer encuentro con La Marisoul, cuando cantó con él Don’t Let Me Be Misunderstood, sabía que tendrían que reencontrarse.

Me encantó cuando me solicitaron que escribiera algunas líneas para Losing Game, pues así podría armonizar con La Marisoul nuevamente. En medio del poder y la alegría de estas nuevas grabaciones de La Santa Cecilia, sentí que uno de los mejores cortes que se escucharán este año (2013) es El Hielo, pues contiene un argumento simpatizante y seductor”, dijo Costello.

Los elogios, al parecer, no se terminan para el grupo que sabe que ha emprendido el camino correcto.

Todavía creemos que nos falta mucho por recorrer. Queremos afianzarnos en Estados Unidos, pero también que nos conozcan más en México y que se nos abran las puertas en Latinoamérica. Donde haya un oído dispuesto ahí queremos estar”, explicó La Marisoul.

Para el grupo, entonces, uno de sus deseos se ha convertido en realidad luego de que fueran confirmados como parte del cartel que participará en la nueva edición del festival Vive Latino.

“¿Qué puede esperar la gente? No lo sé, ni siquiera nosotros sabemos qué puede pasar ni cómo tocaremos las canciones. Lo único seguro es que todo será con toda nuestra energía y nuestras ganas de que las cosas salgan de la mejor manera”, apuntó Miguel.

Cuestionados sobre la responsabilidad que ha recaído sobre ellos al ser considerados por muchos como una de las nuevas voces de los migrantes en Estados Unidos, los músicos explicaron que más allá de alzar la voz como protesta lo que buscan en que se recupere la identidad de una y otra cultura sin necesidad de sacrificios.

Escuchamos todo, de rock a Ramón Ayala, de Silvio Rodríguez a Frank Sinatra. Como nosotros, hay millones de jóvenes que han crecido influenciados por todos esos artistas y no tendríamos por qué elegir a uno u otro. Si podemos juntar todo eso en una canción, entonces lo haremos”, concluyó La Marisoul.

hch

Comentarios

Lo que pasa en la red