Luis Gimeno explica por qué decidió no volver a trabajar

"Me operaron de le espina dorsal, me dejaron mal los nervios. La pierna izquierda no me funciona bien, en fin... Cosas de la edad"

COMPARTIR 
08/01/2014 07:35 Redacción / Fotos: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero.- A su salida del hospital nos encontramos con el maestro Luis Gimeno, quien tras varios años alejado de los escenarios y de los sets de televisión, nos dice cuál es su estado de salud, pues ya depende de una silla de ruedas. 

Me operaron de le espina dorsal, me dejaron mal los nervios. La pierna izquierda no me funciona bien, en fin... Cosas de la edad. Ya tengo una edad bastante avanzada, y mi pobre esposa, Virginia Gutiérrez, es quien es mi doctor, mi enfermera, mi chofer, mi cocinera, mi todo. Pobrecita. Y es también de edad avanzada. Ya no queremos trabajar", precisa el actor.

Y agrega, atento a las preguntas de los reporteros, sin perder el ánimo que le caracteriza y que fluye en su voz:

De repente me da mareo, me caigo. Tengo lastimada la pierna derecha de los golpes que me he dado. Le puedo decir que cada moretón, cada rotura, es una caída. 

Siendo uno de los primeros actores de nuestro país, las ofertas laborales le siguen llegando. 

Hay una película, que me hablaron y me hablaron, pero les digo yo ya no puedo. Necesito una persona que me empuje, que me lleve, que me traiga, no puedo ya. Son muchos años".

Y es que si en un momento la actuación fue su vida, hoy dedica su tiempo a otras actividades de igual importancia. 

"Me dedico a leer, a escribir, a traducir. Me mandan muchos textos a traducir. Del francés, del inglés, del alemán... Lo que se me ha olvidado es el chino. 

--Como siempre el trabajo distrae, revitaliza.

--Sí, sí, me divierto mucho.

 

pdg 

 

 

 

 

 

Comparte esta entrada

Relacionadas

Comentarios