La vida del modisto francés Yves Saint-Laurent llega al cine

El filme, dirigido por Jalil Lespert, cuenta con el beneplácito de quien fue su compañero sentimental durante cerca de 50 años, Pierre Bergé

COMPARTIR 
07/01/2014 07:15 EFE / Fotos: Especial

PARÍS, 7 de enero.- La vida del modisto francés Yves Saint-Laurent (1936-2008) llegará mañana a la gran pantalla con una película, dirigida por Jalil Lespert, que cuenta con el beneplácito de quien fue su compañero sentimental durante cerca de 50 años, Pierre Bergé.

La producción, que ha cosechado buenas críticas en los medios franceses, retrata la trayectoria entre 1956 y 1976 de este icono de la moda, encarnado en el cine por Pierre Niney, quien además de contar un gran parecido físico, ha trabajado la voz para asemejarla a la de Saint-Laurent.

"Niney no interpreta, sino que es Yves en la película", aseguró en su cuenta de Twitter Bergé, quien también destacó la actuación de su álter ego en el filme, Guillaume Gallienne.

Por su parte, Lespert explicó al periódico Le Figaro que "tenía ganas de contar una historia de amor, la historia de personas que luchan juntas por su sueño", por lo que la cinta pone el foco en la relación sentimental entre el costurero y el empresario.

El hombre que siempre estuvo de moda

La película, titulada Yves Saint-Laurent, arranca en el año 1956, cuando Saint-Laurent se puso al frente de la maison Dior, un puesto que ocupó hasta 1961, cuando decidió crear su propio grupo de alta costura con el apoyo de Bergé.

Con una ambientación cuidada, en la que los vestidos del creador tienen un gran protagonismo, el largometraje recorre dos décadas de la vida del modisto hasta 1976, el año en el que presentó una colección inspirada en los ballets rusos.

No es la primera vez que la figura del creador de prendas emblemáticas como el primer esmoquin para mujeres y la sahariana despierta el interés cinematográfico.

El documental L'amour fou (El amor loco) fue estrenado en 2010 por Pierre Thoretton, y el director Bertrand Bonello ha iniciado el rodaje de otra película que no cuenta con el apoyo de Bergé.

"Poseo el derecho moral sobre la obra de YSL, su imagen y la mía, y solo autorizaré que la explote Jalil Lespert", declaró el acaudalado empresario al diario Le Figaro

Relacionadas

Comentarios