El poeta Antonio Gamoneda dará conferencia en Bellas Artes

El escritor español hablará sobre la función de la palabra poética, que detalla en entrevista, y será investido como Doctor 'Honoris Causa' por la Universidad Autónoma del Estado de México

COMPARTIR 
25/08/2014 04:05 Juan Carlos Talavera
¿Quién Es?.- Poeta y crítico de arte español, nacido en Oviedo hace 83 años. En 2006 recibió el Premio Cervantes y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana. Es autor de Sublevación inmóvil, Descripción de la mentira, Blues Castellano, Lápidas, Libro del frío y Edad, que supuso su consagración ante la crítica.

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de agosto.- “La poesía está amenazada por el poder de la tecnología”, dijo el poeta español Antonio Gamoneda (1931) en entrevista con Excélsior, durante su visita a México para ofrecer una serie de charlas y ser investido con el Honoris Causa por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

“Y no me refiero a la ciencia, sino a la tecnología como ciencia aplicada, aunque tengo la esperanza de que no se producirá su aniquilación porque advierto en los jóvenes una necesidad de comunicarse mediante el pensamiento poético”, añadió el poeta quien mañana ofrecerá una charla en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, para hablar sobre poesía y la función de la palabra poética.

Gamoneda aceptó que está cansado. “Son muchas actividades, ¡pero para todo hay tiempo!”, comentó con una risa que hace eco en el teléfono, mientras descansaba en el lobby de un hotel en Toluca, para luego hablar sobre el poder de la poesía y su capacidad de convertir el sufrimiento en objeto de arte; el concepto de inspiración y la certeza de que la poesía es un hecho
existencial.

El poeta aclaró la garganta y se dejó escuchar con voz pausada, como si recitara un poema, mientras cada silencio y cada palabra advirtieron la musicalidad que habita en su poesía.

¿Qué une a los poetas de todo el mundo?

Un mediador común de todo poeta es el pensamiento y su lengua poética, pues forman parte de otra naturaleza. Son lazos de unión quizá únicos, como la confesión de la realidad poética que no coincide exactamente con la realidad exterior y objetiva. Luego, nos desunen los aspectos lingüísticos, políticos e ideológicos, circunstancias geopolíticas y sociales, que son las mismas que desunen a los pobladores del planeta.

¿La poesía incide en la realidad objetiva?

La poesía no tiene posibilidad de cambiar circunstancias objetivas de la realidad, ni históricas o hechos económicos, políticos…, pero sí tiene un poderío indirecto sobre nuestra realidad estructural, y cualquiera que sea su tema o su lenguaje puede provocar una conciencia sensible e intensificada. Como verá, se trata de una función indirecta.

¿La poesía es una forma de revolución, como decía Juan Gelman?

Me honra coincidir con mi querido y llorado Juan Gelman. Estoy de acuerdo con él. La poesía puede intensificar y hacer más sensible la conciencia de las personas, pero se trata del mismo asunto. Ahora lo estoy llorando porque éramos muy amigos y su poesía tiene un gran valor.

¿Concibe algún espacio físico sin poesía?

No lo concibo y sin embargo advierto que la poesía está amenazada por el dominio de la tecnología. Y no me refiero a la ciencia, sino a la tecnología como ciencia aplicada y operativa. Aunque al mismo tiempo tengo la sensación y la esperanza de que no se producirá su aniquilación porque curiosamente advierto en los jóvenes una necesidad de comunicarse con el pensamiento poético.

¿Quiénes amenazan la poesía?

El lenguaje establecido es el que emana de los poderes fundamentalmente económicos, y de sus lacayos que habitan en el poder político. Son los poderes estructurales los que realmente están apartando y marginando las posibilidades poéticas de la vida, pues necesitan una realidad establecida por ellos mismos como poder. Me parece clara la enemistad y el enfrentamiento entre los grandes poderes estructurales, el pensamiento y la palabra poética.

¿Por qué la poesía es impopular?

Aristóteles decía que la poesía carece de género, es decir, puede existir una escritura con estética muy estimable, magnífica, que lleva consigo un pacto con la realidad objetiva, histórica y estructural. La poesía en sí misma es una realidad con raíces existenciales. Quizá sea por eso.

¿Es la poesía un hecho existencial?

¡Sin duda! La poesía, si no tiene una raíz y una conducta existencial, no es poesía, es palabra ornamentada en todo caso y
nada más.

¿Por qué su poesía es un relato doloroso que sale de las entrañas?

Mi poesía no es un caso especial. Sólo hablo de España y tiene su fundamento en hechos dolorosos, en el sufrimiento (como la Guerrra Civil Española). Sin embargo, la poesía se transforma en ese sentimiento, en algo positivo, en función estética: convierte el sufrimiento en un objeto de arte, cuya materia son las palabras. La poesía tiene un valor de liberación para el propio poeta y para la historia.

¿Le parece que el uso del lenguaje ha desmerecido?

Puedo referirme al campo que conozco: al espacio español. Ciertamente hay un progresivo empobrecimiento léxico y expresivo, así como una contaminación constante de la anglofonía, de la palabra norteamericana. Y como usted puede ver aquí se cumple algo que antes le comenté: el poderío económico trata de crear y convertir las formas de cultura en un producto de mercado. Éste hecho ocurre con la nación… y, quizá, el mundo.

¿Es inagotable la inspiración?

La inspiración es una manera de nombrar un terreno imaginario que consiste en una intensidad de la conciencia y del pensamiento rítmico que puede lograr el poeta si trabaja mucho. Para mí, la inspiración nace entre la dotación propia, la fuerza del trabajo y el tener algo qué decir.

¿En qué trabaja ahora?

En un larguísimo poema que ya tiene veinte folios, pero eso hay que dejarlo ya.

 

 

Relacionadas

Comentarios