Libro rescata 'clinch' literario

Una nueva edición de una charla en 1967 entre Vargas Llosa y García Márquez será presentada en la Feria Internacional del Libro de Lima

COMPARTIR 
26/07/2014 03:17 Redacción
García Márquez y Vargas Llosa llegarían a ser premios Nobel de Literatura. Foto: Especial
García Márquez y Vargas Llosa llegarían a ser premios Nobel de Literatura. Foto: Especial

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de julio.- “Yo no estoy de acuerdo con lo que se decía antes: que el escritor tenía que estar en la miseria para ser mejor escritor. Yo creo de veras que el escritor escribe mucho mejor si tiene sus problemas domésticos y económicos resueltos, y que mientras mejor salud tenga y mejor estén sus hijos y mejor esté su mujer, dentro de los niveles modestos en que nos podemos mover los escritores, siempre escribirán mejor”, respondió Gabriel García Márquez a Mario Vargas Llosa aquella mañana del 5 de septiembre de 1967.

El peruano le había pedido al colombiano que le contara su fórmula para conciliar el periodismo con la  literatura. “¿Crees que estas actividades paralelas dificultaban el ejercicio de tu vocación?”, le preguntó frente a un colmado auditorio de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Ingeniería del Perú. Aquella charla, presentada bajo el nombre de La novela en América Latina, se habría de convertir en canon de lo que fue el “boom latinoamericano”.

García Márquez y Vargas Llosa todavía eran amigos, sus carreras estaban en la cúspide. Faltaba casi una década para aquel fatídico febrero de 1976, cuando la relación se rompió después de que el autor de La ciudad y los perros le asestara al colombiano un golpe sorpresivo a la entrada de un cine en la Ciudad de México. Y faltaba todavía más para que ambos —uno en 1982 y el otro en 2010— obtuvieran el prestigiado Premio Nobel de Literatura.

Una nueva edición revisada, corregida y aumentada, de aquella famosa charla, será presentada el próximo jueves en el marco de la edición 18 de la Feria Internacional del Libro de Lima. El libro, reeditado por la petrolera estatal Petroperú, cuenta con las presentaciones de los escritores y críticos peruanos José Antonio Bravo, Abelardo Oquendo y Américo Mudarra. La obra ha aparecido “con el objetivo de fortalecer el estudio y la difusión de la literatura nacional e hispanoamericana”, señalaron los editores en entrevista.

Más que un tratado académico sobre literatura, la famosa charla entre los escritores fue un encuentro entre colegas, entre dos camaradas. Las conversaciones incluyen confesiones, como esa donde Gabo reflexiona sobre la razón de ser escritor: “¿Para qué crees que sirves tú como escritor?”, le pregunta Vargas Llosa. “Tengo la impresión de que empecé a ser escritor cuando me di cuenta de que no servía para nada. Ahora, no sé si desgraciada o afortunadamente, creo que es una función subversiva ¿verdad?, en el sentido de que no conozco ninguna buena literatura que sirva para exaltar valores establecidos”, le asestó García Márquez.

En otro punto el autor nacido en Arequipa le pregunta en un tono más personal sus razones para abordar la soledad en sus obras. El de Aracataca responderá: “En realidad no conozco a nadie que en cierta medida no se sienta solo. Este es el significado de la soledad que a mí me interesa. Temo que esto sea metafísico y que sea
reaccionario y que parezca todo lo contrario de lo que yo soy, de lo que yo quiero ser en realidad, pero creo que el hombre está completamente solo. Creo que es parte esencial de la naturaleza”.

Durante el diálogo no faltan las muestras de confianza entre ambos, las pruebas de que eran dos mentes que se conocían a nivel intelectual. Gabo contesta: “Yo conozco mucho a Vargas Llosa y sé dónde está tratando de llevarme”. Vargas Llosa le había cuestionado: “Quisiera que nos hablaras de este elemento que diríamos cultural, ¿qué lecturas influyeron mayormente en ti cuando escribiste tus libros?”.

Luego de adivinar las intenciones del peruano, el colombiano da su brazo a torcer: “…en cierto modo tiene razón. Uno de mis libros favoritos que sigo leyendo es el Amadís de Gaula y creo que es uno de los grandes libros que se han escrito en la historia de la humanidad, a pesar de que Mario Vargas Llosa cree que es el Tirante el Blanco… Toda esta libertad narrativa desapareció con la novela de caballería, en la que se encontraban cosas tan extraordinarias como la que encontramos ahora en América Latina todos los días. Las relaciones entre la realidad de América Latina y la novela de caballerías son tan grandes”.

En la charla, ahora reeditada, los escritores abordan temas como el oficio de ser escritor, lo que se llamó boom latinoamericano, la construcción de sus obras y el trabajo de autores como Cortázar, Borges, Faulkner, Rabelais y otros.

El libro incluye la nota preliminar del literato y crítico José Miguel Oviedo a la primera edición de 1968. Durante la presentación de esta reedición los comentarios estarán a cargo del escritor Fernando Ampuero y la periodista Clara Elvira Ospina.

—Con información de EFE

Relacionadas

Comentarios