Mil pesos mejor repartidos; exposición en el Senado de la República

La distribución inequitativa de la riqueza y la situación económica que vive el país forman parte de la instalación que Ernesto Morales hace con su 1000

COMPARTIR 
10/07/2014 04:27 Luis Carlos Sánchez
Ernesto Morales, durante el montaje de la pieza.

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de julio.- Mil pesos pueden ser sólo un billete o dos mil monedas de 50 centavos; mil pesos en un único billete estarán necesariamente en la bolsa de una sola persona, pero si están divididos en monedas de “a tostón” podrían estar en la bolsa de dos mil personas. La distribución inequitativa de la riqueza, el valor que se le da al dinero a partir de su denominación y la situación económica que vive el país forman parte de la reflexión que el artista Ernesto Morales (Ciudad de México, 1972) ha llevado al Senado de la República con su instalación 1000.

En el patio central del edificio de avenida Reforma, el artista colocó una plancha sobre la que colocó 13 mil pesos en diferentes denominaciones; la instalación comienza con un billete de mil pesos, le siguen dos de 500 pesos, después cinco de 200 pesos y más atrás diez de 100 pesos. Luego dispuso billetes de 20 pesos y así hasta llegar a dos mil monedas de 50 centavos para seguir formando conjuntos de mil pesos.

Detrás de los billetes formados y las monedas apiladas, Morales colocó una serie de mamparas en las que se leen estadísticas económicas del país: “Cada niño mexicano nace con una deuda superior a $52,000 mil pesos”; “Salario mínimo enero 2014: $57.98 pesos M/N” o “Porcentaje de familias que no tienen acceso a canasta básica: 56% (creció 3.7%)”.

“La exhibición —señala el artista— juega con el concepto de mil pesos y utilizar diferentes denominaciones para representar esa cantidad, esa diferencia de la misma cantidad me ayudaba a hacer una imagen de las relaciones de poder que surgen con el dinero.” 

El artista comenzó trabajando un proyecto denominado Modelos estocásticos (relacionados con el azar) que consiste en utilizar un objeto o idea para hacer variaciones del mismo objeto sin dejar de reconocerlo; ahora “utilicé sumas de mil pesos y, utilizando el dinero, tuve la oportunidad de que me invitaran al Senado y me pareció que se trataba de un lugar diferente, inusual, óptimo”.

La oportunidad era insustituible: llevar una pieza que cuestiona la distribución de la riqueza, al mismo lugar de donde parten las políticas económicas que se encargan de distribuir el dinero en el país.

Pero, dice Morales, no había que convertir el tema en algo político sino incluir una crítica de manera sutil. “Hay una pequeña crítica a la distribución del dinero o al uso que damos del dinero, sutil, como una broma de humor negro, a lo mejor aquí lo toman como algo bonito pero yo quería poner algo de humor negro de poner esto aquí, ¿qué representa esto que se ve?: el billete de mil lo trae una sola persona, pero los de 50 centavos lo traen muchas personas; es esa disparidad que existe económicamente.

“Los datos que están al fondo —hay algunos que faltaron, pero tratamos de cuidar de que no se volviera una cuestión política y utilizar datos duros que implicaban el dinero— ejemplificaban más esto en modo abstracto; son datos duros que a lo mejor no todos entienden pero que hablan de una política económica que no es nueva, cuando revise datos y viendo que pasaba encontré noticias de los setenta en donde estaba el mismo discurso, no ha cambiado, es una cuestión casi cíclica”, dice.

La pieza de Morales permanecerá en el Senado una semana. Su instalación ha sido posible gracias a la invitación del senador Francisco Búrquez Valenzuela, vicecoordinador económico del PAN, para quien la pieza es una oportunidad de reflexionar sobre una nueva Reforma Fiscal. “En septiembre vamos a tener la discusión nuevamente; el año pasado los senadores y los diputados pensaron, el PAN se opuso, que ya no tenemos que pensar que el motor de la economía es el gobierno sino que son las familias, las empresas, la sociedad civil y en ese sentido creemos que debe haber una auténtica reforma fiscal que represente eso, que nos haga trabajar para nosotros mismos y no para los políticos porque además, bastante mal se lo gastan y a veces hasta se lo echan a su propia bolsa”, opinó.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red