El nuestro es un sistema de libertad: Zukerman

El director y violinista se presentará hoy y mañana en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, con la prestigiada Royal Philharmonic Orchestra

COMPARTIR 
09/07/2014 00:34 Juan Carlos Talavera

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de julio.- Pinchas Zukerman (1948) asume que la mediocridad es un veneno del que hay que alejarse todo el tiempo. Esa es la idea que recuerda cada trabajo como director o violinista en la Royal Philharmonic Orchestra (RPO), con la cual se presentará hoy y mañana en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, donde interpretará obras de Beethoven y Brahms.

Considerada una de las orquestas más emblemáticas de todo mundo, la RPO se presentará para ejecutar obras como: Las criaturas de Prometeo, el doble concierto para violín y violonchelo de Brahms y la sinfonía Heorica, entre otras, anunció Zukerman, quien abordó su experiencia como solista y adelantó que en noviembre se presentará en la ciudad de Ottawa (Canadá), junto al también violinista israelí Itzhak Perlman.

¿Cómo una orquesta de este tipo puede mantener el mismo nivel?, se le preguntó a Pinchas Zukerman durante la conferencia de prensa realizada ayer.

“En Inglaterra contamos con un sistema de libertad, el cual ha sido muy exitoso, pues los artistas pueden entrar y salir sin restricciones, salir de vacaciones y cuidar a sus hijos, siempre manteniendo el mismo núcleo en la orquesta.”

En su opinión, este sistema debería aplicarse en las orquestas de Estados Unidos, donde por ahora los músicos tocan determinadas piezas a lo largo de 52 semanas, y quizá el éxito está en ese modelo de libertad.

Zukerman también habló sobre la dificultad de participar como director y solista de la RPO. “Cuando uno no conoce lo hace difícil. Para eso se tiene que trabajar, practicar y estudiar constantemente, pues cuando uno sabe lo que hace todo es más fácil. Interpretar y dirigir son dos tareas muy distintas, pero lo esencial es saber escuchar, así que lo primero es aprender música de cámara. Sin embargo, el error más común es pensar que si alguien toca bien un instrumento, también puede conducir bien. Eso es un error que muchos cometen a menudo”.

¿Qué directores de orquesta fueron su guía? “Cuando empecé a  trabajar lo hice con los grandes, como Leonard Bernstein, donde no sólo aprendí de ellos como grandes músicos, sino como grandes iconos”.

En su opinión, estar al frente de una orquesta es complejo. “A veces trabajas frente a cien o 180 ojos, pero en el fondo las personas sólo quieren saber si el conductor conoce la música. Lo importante es dar la impresión de que uno tiene el conocimiento suficiente de la música y que es una cuestión entre química y de conocimiento con la música”.

¿Cómo crear una sociedad musical? “Pienso que se necesita estar en contacto con la música, desde el primer momento. Sin duda, la educación musical es uno de los aspectos más importantes para mejorar la cultura. Alguna vez un maestro me dijo que debía escuchar el arcoíris, pero fue hasta muchos años después cuando entendí a qué se refería: es comprender todos los aspectos de ese arcoíris llamado orquesta”.

¿Falta difundir la música clásica en vivo a través de internet? “Es una alternativa que definitivamente recomiendo. Pienso que es el siguiente paso en cuanto a la música en todo el mundo. El año pasado tocamos en un festival de Suiza, para unas mil personas, pero a través de internet fue un concierto que pudieron escuchar más de 50 mil personas”.

“Quizá en el futuro más de 150 mil personas podrían tener la posibilidad de escuchar un concierto, quizá viéndolo a través de su computadora o iPhone, mientras a la sala de concierto sólo asisten 500 personas. ¿Podemos tocar  para una gran cantidad de gente? Sí, podemos, pero no sé si deberíamos”, añade.

Música en pareja

Al respecto, Amanda Forsyth, violonchelista de la RPO que se presentará en el segundo concierto, y esposa de Zukerman, expresó que la música clásica no es como el rock y no se debe olvidar que hay algo muy especial en la intimidad de una sala de conciertos.

“Y si se empezaran a promoverse estos conciertos fuera de las salas de concierto, quizá se podría transformar en algo falso, pues aunque el artista sea muy bueno, si los micrófonos y el equipo de audio no están bien, no se escuchará de forma adecuada y eso podría afectar tanto al artista como a la audiencia. Es bueno que se transmitan los conciertos por internet, siempre y cuando el audio sea al adecuado”, expresó.

Posteriormente ambos artistas fueron cuestionados sobre cómo sobrellevan su carrera de músicos, considerando su relación como pareja. Zukerman explicó que su esposa no sólo es una cara bonita, sino que tiene la capacidad de enriquecer su trabajo musical, pues al estar juntos tienen una imagen más global de la música y tienen un entendimiento en aspectos mucho más allá.

Y Forsyth consideró que, al estar juntos, pueden explorar la música de una forma más íntima. “Practicamos y platicamos todo el tiempo, pero cuando tocamos existe una especie de telepatía, sí que cuando el maestro hace algo hermoso yo me siento feliz. Como músicos representa una alegría el estar juntos.

La Royal Philharmonic Orchestra (RPO) se presenta en el marco del 80 aniversario del Palacio de Bellas Artes, es considerada una de las orquestas más completas e importantes en todo el mundo; en su programa integral cuenta con giras regionales de manera constante en Northampton, Lowestoft y Cambridge, al igual que en otros teatros del Reino Unido.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red