Bicentenario de Hermenegildo Galeana; sucumbió en Coyuca

Se cumplen dos siglos de la muerte de uno de los brazos políticos y militares de Morelos

COMPARTIR 
27/06/2014 04:25 Redacción
Galeana fue asesinado y luego su cadáver decapitado.

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de junio.- Las crónicas cuentan que cuando José María Morelos se enteró de la muerte de Hermenegildo Galeana y Mariano Matamoros simplemente exclamó: “¡Acabaron con mis dos brazos: ya no soy nada!”. Matamoros había sido ejecutado en febrero mientras que Galeana sucumbió tras recibir un tiro en un paraje cercano a Coyuca, un 27 de junio de 1814, hace exactamente 200 años.

La vida de Galeana estaba destinada a desdibujarse, poco se sabe de sus orígenes y poco rastro quedó para revelar su destino una vez asesinado. Después del balazo que lo mató, la cabeza del prócer fue cercenada y exhibida en la misma Coyuca para el escarnio público.

Un comandante realista de apellido Avilés se habría indignado al ver el espectáculo, por lo que rescató su cabeza y la colocó en la entrada de la iglesia para darle sepultura. Su cuerpo ya estaba perdido y pocas huellas quedaron de su cabeza. En 1823, el Congreso declaró a Galeana “Benemérito de la Patria en grado heroico” junto con Miguel Hidalgo, Allende, Aldama, Abasolo, Morelos, Matamoros, los hermanos Bravo, Jiménez, Mina, Moreno y Rosales y se ordena que sus restos sean exhumados para ser llevados a la Catedral Metropolitana. Sus restos nunca aparecieron.

Galena nació en Tecpan, (hoy Guerrero) el 13 de abril de 1762. Se ha logrado saber que se le conoció con el apodo de Tata Gildo y su ascendencia ha sido ubicada en un marino inglés que naufragó en la Costa Grande, al sur de Acapulco. Lo cierto es que la administración y el perfil de líder eran algo nato en su carácter, como administrador de la hacienda del Zanjón  se habría ganado la vida.

Su unión a las fuerzas insurgentes se dio casi dos meses después de que Morelos llegó a Tecpan, en noviembre de 1810. Rápidamente demostró sus dotes para la guerra: en Sabana destacó en el ataque de Nicolás de Cosío. Para mayo de 1811, Morelos lo nombró su lugarteniente.

Junto a Morelos entró triunfante a Cuautla y el 30 de abril Félix María Calleja extendió un indulto que lo incluía, aunque como el resto de los insurgentes lo rechazó. Galeana participó además en la toma de Orizaba y fue derrotado junto con Morelos en las cumbres de Acultzingo. Después intervino en la toma de Oaxaca y participó en el ataque a Acapulco.

Tomó parte en el ataque a Valladolid. Siguió su recorrido y pasó por Texca y Tixtlancingo. Rechazó a Avilés en Cacalutla. El 25 de junio volvió a Zanjón. De allí se dirigió a Coyuca, pero sufrió un nuevo ataque de Avilés el día 27; murió en El Salitral a manos de Joaquín León.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red