Sandra Pani lleva su políptico a Washington

La artista mexicana presenta un cuerpo de obra que revisa sus temas recurrentes, el cuerpo y su anatomía; My Intangible Self/ Mi Yo Intangible

COMPARTIR 
26/06/2014 05:36 Luis Carlos Sánchez
La pintora mexicana llevará a Washington su exposición Mi Yo intangible

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de junio.- Antes de que pudiera expresar sus sentimientos articulando palabras, Sandra Pani (Ciudad de México, 1964) lo hacía con imágenes. El arte, dice, “ha sido para mí una herramienta de transformación y de búsqueda”. ¿Quién soy?, ¿A dónde voy? ¿Cuál es la esencia de mi identidad?, se pregunta. A través del arte ha tratado de obtener respuesta.

“El medio de expresión con el que puedo entrar en contacto con el mundo y conmigo misma siempre han sido las imágenes. Desde muy pequeña yo podía identificar mis sentimientos antes de que pudieran ser articulados en palabras, con una imagen, yo me sentía como una imagen, la pintura ha sido para mí un medio de autoconocimiento muy profundo”, señala.

Esa indagación recóndita articula My Intangible Self/ Mi Yo Intangible, exposición conformada por un políptico en óleo sobre lino de 20 piezas y dibujos (principalmente de grafito) sobre papel y tela, que la artista inaugurará el 3 de julio próximo en la el Instituto Cultural de México en Washington DC.

En la muestra están las inquietudes que siempre ha tenido Pani: el cuerpo y su anatomía, la naturaleza y sus interconexiones con todo lo vivo, el encuentro consigo misma. En la exposición, señala, “están las constantes de la anatomía, esas cuestiones que tienen que ver con la búsqueda de la identidad y de utilizar mi corporalidad y la fragmentación de mi cuerpo para buscar esa identidad; también aparece toda la similitud que hay con el mundo vegetal, que tiene que ver con la cuestión de cómo todas las cosas vivas se parecen y todo tiene similitud entre el cuerpo y el mundo vegetal”.

Con imágenes reductivas, sintéticas, siempre jugando con los contrarios: la línea y la mancha, el sutil trazo y el material dando textura al cuadro, la artista indaga además sobre las “diferentes capas” con las que dice, están formados los hombres.

“Realicé unos dibujos que yo les llamo velos, son una especie de superposición de papeles, la mayor parte dibujados con grafito sobre papel, distintos tipos de papel o algunas telas y que están hechas como de muchas capas y que de alguna manera pretenden ser metáfora visual de lo que somos y como estamos formados de muchas capas”.

“Yo estaba tratando de crear estas imágenes que fueran como metáforas de lo que somos, siento que son como una especie de materialización viviente de mi proceso síquico y como si eso es lo que yo soy síquicamente en este momento; me doy cuenta que todo el tiempo que llevo trabajando esta cuestión del proceso síquico, siempre hay desmembramiento, es muy cíclico, en estas imágenes hay partes que son muy visibles y otras que son muy misteriosas porque hay esta superposición de capas de papel”, dice.

Entre esa superposición hay cosas que no se ven pero que se intuyen, “hay un misterio que se revela de lo que realmente tampoco puedes ver, la idea de llamar la exposición My Intangible Self/ Mi Yo Intangible tenía que ver eso y tiene que ver con el hecho de que yo siempre estoy trabajando un poco con la idea de buscar la esencia de las cosas y como si sintiera muy en el fondo que las cosas vivas todas son lo mismo, que hay como una interconexión en las esencias”.

¿De qué está hecha entonces la Sandra Pani artista que se revela en esta obra?, se le pregunta. “El arte todo el tiempo está buscando, todo el tiempo se está preguntando, yo creo que esta búsqueda de identidad tiene que ver con una curiosidad vital, sobre lo que venimos a hacer, sobre el mundo en general. El contacto con la naturaleza para mí es un vínculo muy importante que me da unicidad con lo que nos rodea y a la par el diálogo con todos los artistas, no sólo los plásticos, con los poetas, los músicos, los que uno va eligiendo como su familia, que va eligiendo en afinidad y que se están haciendo las mismas preguntas”.

Curada por Karen Cordero, en la muestra colabora el músico venezolano, Manuel Sosa, “un maestro de The Juilliard (School), un compositor que vive en Nueva York que hizo una música exprofeso para acompañar estas imágenes, cuando se entra a la exposición se escucha la música todo el tiempo acompañándola”.

¿Dónde y cuándo?

My Intangible Self/ Mi Yo Intangible, de Sandra Pani, se inaugura el 3 de julio en el Instituto Cultural de México en Washington DC.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red