Editorial Almadía: poesía nacida de un cuento

La escritora mexicana Tedi López Mills publica Amigo del perro cojo, un poemario surgido de un territorio, asegura, “donde la autora utiliza un calendario de 32 meses y un mapamundi”

COMPARTIR 
25/06/2014 05:22 Juan Carlos Talavera
López Mills, ayer en el Centro Cultural Bella Época, del FCE.

CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio.- Poemas que germinan en soledad, imágenes que dialogan con un ser intangible, textos que explotan durante un festival de poesía o un viaje lleno de alucinaciones. Eso es el poemario Amigo del perro cojo, de Tedi López Mills, libro que en sus entrañas está poblado de paisajes con mucha hierba por desbrozar, bardas derruidas, caminos relativamente claros, puertas sin cerrojo y espacios en forma de laberinto donde el lector da vueltas.

“Pero Amigo del perro cojo es un territorio donde la autora utiliza un calendario de 32 meses y un mapamundi”, acepta. Además, cuenta que el protagonista de este poemario nació de un cuento aún no publicado, un relato que aborda la historia de un hombre borracho quien está obsesionado con sus vecinos y cierto día le destroza la pata a un perro.

¿Quién es el amigo del perro cojo?, se le pregunta a Tedi López Mills (1959). “Un personaje que nació en un cuento y el cual poco a poco se convirtió en el personaje de estos poemas. El cuento lo tengo arrumbado y de repente empezó a suceder que escribí una serie de poemas que empezaron a dialogar con este personaje. Él era el interlocutor, el acompañante, la imagen, el fantasma y parte de los recuerdos. Es un cuento que ni siquiera sé si se publicará.”

¿Qué características tiene ese personaje? “Es un bebedor que vive en un edificio, el cual está obsesionado con sus vecinos. Es un tipo que tiene una vida solitaria y una difícil relación con su mamá y su hermano. Hasta que cierto día encuentra un perro ensangrentado en la sala de su departamento y entonces empieza a recordar que ese perro lo seguía por la calle a todas partes, hasta que lo metió a su casa y en algún momento de cierta borrachera lo comenzó a patear. Después lo cura y así nació el amigo del perro cojo”.

¿Por qué en este libro incluye un escenario burocrático donde usted pierde la identidad? “Es en el Cuaderno de las alucinaciones y refiere algo literal. En una ocasión fui a una oficina de gobierno para sacar otro documento y así poder cobrar. Pero cuando llegué con mi acta de nacimiento el licenciado que me atendió decidió que no era yo, pues en su apreciación el documento decía “Fedi”. Es una instantánea de aquel día.”

¿La conciencia está presente en el poeta al determinar los temas?, se le inquiere. “No de forma premeditada, aunque reconozco en este libro escenas de la realidad; por ejemplo, hay un poema escrito a partir de una fotografía, de un festival de poesía, una serie de alucinaciones que realmente existieron, el diario de un viaje y la democracia también, pero nunca fueron premeditados.

Como prólogo para este libro, la también autora de Cinco estaciones, y ganadora de los premios Xavier Villaurrutia y Antonin Artaud, utiliza la imagen de dos páginas arrugadas y rayadas. “Esas imágenes fueron una agradable sorpresa porque en realidad fue idea del ilustrador Alejandro Magallanes. Fue una buena idea ese prólogo en forma de papel marcado o historiado”, explica.

¿Es para usted la poesía un cuaderno arrugado y con rayas por todas partes? “Puede ser. Además cada poeta selecciona su imagen predilecta, y en el caso de este libro la imagen es exacta. De algún modo es la imagen de la tradición y de lo que ya ocurrió.”

¿Cómo nace el acto de escribir? “El principio de un poema siempre es un acto desesperado, pero nunca hay una garantía. Me ha ocurrido que un libro de poesía comienza en forma de cuento o ensayo y luego deriva en poemas. Pienso que siempre hay un riesgo enorme al escribir un poema, éste puede dejar de suceder. Es esa famosa página en blanco que en el caso de Mallarmé era una utopía”.

Encuentros prefabricados

¿Influye la desesperación en el acto creativo? “Más bien a cada texto le corresponde su procedimiento, aunque a veces se desata con mucha facilidad y otras es muy cuesta arriba.”

¿Por qué uno de sus poemas refiere a un congreso de poesía? “Porque son muy extraños los encuentros de poesía, son prefabricados, pero la verdad es que a menos que obliguen a los jóvenes a ir, ellos no asisten. El público es muy escaso… además, son tan rimbombantes los comienzos y tan tristes los finales que siempre me asombran.”

¿Y qué responde cuando le preguntan por la definición de poesía? “Nada. La poesía es todo lo escrito, todos los libros existentes. Ya no es un misterio y a estas alturas hay miles de libros con absolutas cumbres.”

Finalmente López Mills observa la portada de su libro y reconoce que si éste fuera un jardín, se trataría de uno derruido, un espacio donde el orden es amenazado todo el tiempo, un jardín, sin duda, “lleno de hierbas salvajes”.

¿Dónde y cuándo?

Amigo del perro cojo se presenta el jueves 17 de julio a las 19:30 horas en la librería Mauricio Achar.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red