Matus intervendrá la librería Porrúa

“Una gran sorpresa” prepara para hoy el artista visual, que ha intervenido otros edificios emblemáticos de la Ciudad de México durante la última década

COMPARTIR 
21/06/2014 02:28 Virginia Bautista
Sergio Raúl Arroyo y Luciano Matus, durante el anuncio. Foto: Notimex/Archivo
Sergio Raúl Arroyo y Luciano Matus, durante el anuncio. Foto: Notimex/Archivo

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de junio.- El edificio histórico que alberga la matriz de la centenaria librería Porrúa inspira la intervención que realizará hoy el arquitecto y artista visual Luciano Matus, la cual será “una gran sorpresa” para quienes asistan a la presentación de la antología Ciudad memoria.

Hacer cohabitar ambas actividades culturales en el primer piso de la librería ubicada en el corazón del Centro Histórico capitalino, en Argentina y Donceles, tiene una razón: los 27 autores que participan en la antología reflexionan sobre la ciudad, el patrimonio histórico y la memoria a partir de las intervenciones que Matus ha hecho en diversos inmuebles durante la última década.

La intervención de hoy, detalla Matus en entrevista, es una especie de cierre del recorrido artístico que ha realizado por edificios como el extemplo de San Agustín, el Museo Nacional de San Carlos, la Casa del Lago de Chapultepec, el Centro Cultural Tlatelolco y el Museo Nacional de Arte, entre otros.

“El pretexto de los ensayos del libro son las intervenciones que realicé. Es un recorrido a través de éstas, pero narrado y enriquecido con datos. La apuesta más importante es a la voz de los autores, quienes reflexionan sobre los cambios en la arquitectura y la relación que los mexicanos tenemos con los edificios. Lo fundamental es lo que ve cada quien”, afirma.

La antología integra las voces de estudiosos de diversas disciplinas, como Esther Acevedo, Sergio Raúl Arroyo, Jan Bazant, Michel Blancsubé, Áurea Bucio, Enriqueta Calleros y José Luis Cendejas, entre otros.

“El fin último no es la intervención sino abrir preguntas como qué pasó en nuestra ciudad, por qué desconocemos dónde se encontraron la Piedra del Sol y la Coatlicue en 1790, hasta dónde llegaba el Zócalo de 1843, cómo se formó la Plaza Tolsá o por qué se cambiaron ciertos usos de suelo o se hunden algunos inmuebles.

“Y, a partir de todas estas modificaciones, ir entendiendo y generando un tejido que nos permita tener una visión más amplia y clara de lo que se dio en la urbe y de qué manera nos impacta”, agrega.

Luciano Matus descarta dar detalles sobre la intervención que cerrará este ciclo, pero adelanta que tiene que ver con los libros que el edificio de Porrúa ha albergado durante décadas y con el hecho de que desde su azotea se pueden ver ejemplos de distintas épocas: el Templo Mayor, la Catedral Metropolitana, la Torre Latinoamericana y el Zócalo como punto de convivencia contemporáneo.

Dice que las intervenciones realizadas a los inmuebles y el análisis que se plasma en el libro sobre temas como la arquitectura y su capacidad de reciclaje, el urbanismo y la historia de la ciudad responden a una de sus preocupaciones constantes. “Cómo nos vamos despegando del conocimiento de datos y de la historia específica de calles, plazas y edificios, lo que nos vuelve ajenos a nuestra ciudad. Es vital que no nos gane el olvido”.

El creador admite que toda la investigación que hubo detrás de cada intervención le permitió conocer cosas que no sabía de la ciudad y poner a la mesa elementos que tal vez sólo ponen los especialistas. “Pero yo lo hago de una manera lúdica para que lleguen a la emoción”.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red