Daniela, la niña prodigio del piano se va de México

Con un "soy mexicana y mi corazón siempre será mexicano", la niña prodigio del piano se despide de su patria para seguir su sueño en Estados Unidos

COMPARTIR 
18/06/2014 04:54 Adriana Luna/Corresponsal
Daniela, acaba de cumplir sus 12 años de edad y este fin de semana cambiará su residencia a Estados Unidos, estrenará un nuevo maestro quien guiará sus pasos en las metas que se ha fijado. Foto: Especial

GUADALAJARA, Jal. 18 de junio.- Con un "soy mexicana y mi corazón siempre será mexicano", la niña prodigio del piano Daniela Liebman se despide de su patria para seguir su sueño: convertirse en la mejor pianista del mundo.

Daniela, acaba de cumplir sus 12 años de edad y este fin de semana cambiará su residencia a Estados Unidos, estrenará un nuevo maestro quien guiará sus pasos en las metas que se ha fijado, consciente de que entra a otra categoría donde la competencia es férrea, especialmente con los artistas asiáticos.

Yo quiero que me reconozcan como una de las mejores pianistas del mundo, no sé cuánto me lleve, yo espero que unos ocho o 10 años. Va a ser muy difícil porque en el mundo de la música mientras más grande eres más crece la competencia. A lo mejor cuando tenía 9 años era una de las mejores, pero ahora ya no. Bueno sigo siendo de las mejores pianistas del mundo a mi edad, pero entro a un grupo donde hay muchos que tocan súper bien el piano. El grupo se va haciendo mucho más grande y con más calidad, todos tocan espectacular".

Uno de los lugares donde más niños tocan música clásica es Asia. En China específicamente, hay millones, millones y millones de niños que tocan el piano y es su única forma de sacar a su familia de la pobreza, entonces practican como ocho horas al día y de esos miles y miles salen como 20. Pero ahí la llevo, ¡creo que tengo oportunidad!", expresó en entrevista con Excélsior.

Daniela confía en su talento y aunque le duele dejar su terruño sabe que tiene que abrir su mente y su vida a nuevos ambientes sin perder su objetivo, el triunfo.

Estoy dispuesta a lo que sea. Nunca sabes qué va a pasar, pero siempre tienes que estar preparada. Hay buenos maestros aquí en México, pero es diferente. No es solamente del maestro sino también el ambiente. A veces necesito eso, competir con otros niños, una cosa es saber que hay (artistas infantiles virtuosos de la música) y otra es tenerlos enfrente, eso impacta. Entonces es el ambiente, la competitividad, el maestro, los conciertos”.

Encontramos un maestro en Texas, las cosas funcionaron (hubo química entre alumno-maestro). Aparte está muy cerca de México. Yo siempre voy a traer México en mi corazón y siempre voy a regresar, voy a dar conciertos aquí. Y voy a llevar a mi país donde sea que vaya", añadió.

La pequeña pianista tapatía ha sido invitada a tocar el piano en escenarios importantes como el Palacio de las Bellas Artes y el Teatro Degollado en territorio nacional, en el Carnegie Hall de Nueva York, además de otras salas en Europa y Asia.

Para ella todo es natural, al sentir la cercanía de las teclas del piano simplemente sus dedos cobran vida propia y sus manos se mueven.

Claro que cuando subes al escenario hay mucha adrenalina, tu corazón late mil veces por hora, todos te observan pero el punto es divertirte".

A mí me gusta el piano por muchas razones, es un instrumento que puedes expresar tantas cosas con él y la música es increíble y me ha cambiado la vida. No sé, tiene algo especial que ningún otro instrumento tiene, te hace sentir cosas increíbles", agregó.

Daniela, una gran virtuosa del piano recomienda a los niños mexicanos darse la oportunidad de conocer un instrumento musical y escuchar música clásica. En una de esas, quizás les suceda lo mismo que a ella, su vida les cambiará por completo.

jgl

Relacionadas

Comentarios