Dañan vestigios en Tepoztlán

Documentan las afectaciones que ocasionó una carretera en Tlaxomolco y Yohualichan

COMPARTIR 
16/06/2014 05:41 Juan Carlos Talavera

CIUDAD DE MÉXICO, 16 de junio.- Documentan daños en al menos diez terrazas prehispánicas, un número indeterminado de viviendas de la cultura xochimilca, así como en la parte lateral del basamento de la pirámide de Tlaxomolco y la degradación de la pirámide de Yohualichan del complejo arqueológico de Tepoztlán, en Morelos.

La antropóloga Françoise Neff y Manuel José Contreras, vocero del Frente Unidos en Defensa de Tepoztlán, denunciaron que los daños fueron el resultado de las obras realizadas por la empresa Tradeco, autorizadas por el INAH Morelos el pasado 23 de enero de 2014, para llevar a cabo trabajos de la ampliación en distintos tramos de la carretera La Pera-Cuautla.

Los habitantes tepoztecos preparan una denuncia ante la UNESCO para que en dos semanas las autoridades internacionales observen los daños realizados a este complejo arqueológico, el cual está parcialmente inscrito en el Registro Público de Zonas y Monumentos Arqueológicos del INAH.

Según el informe de salvamento arqueológico, realizado por Giselle Canto Aguilar, remitido en enero pasado al INAH Morelos y del cual Excélsior tiene copia, se documentó que entre el Km 10+760 y el 12+680, donde se ubica la casi inexplorada zona arqueológica de Tlaxomolco, donde se documentaron contextos prehispánicos de los periodos Preclásico Tardío y del Epiclásico.

Según el documento, Tlaxomolco ocupa un área aproximada de 43 mil 576 metros cuadrados. Es un importante asentamiento xochimilca y forma parte de una compleja serie de asentamientos que podrían esclarecer algunos hiatos que existen en esta área. Y asegura que “la exploración de estos sitios, especialmente el de Tlaxomolco (también conocido como Cematzin) permitirá conocer una pieza más del complejo asentamiento de Tepoztlán”.

Sin embargo, el mismo documento justifica que “los vestigios arquitectónicos presentaron un mal estado de conservación, de ahí que no existe inconveniente en que se lleve a cabo el proyecto constructivo de ampliación carretera entre los Km 10+760 y el 11+650, por el momento”.

“Así fue como esta zona fue arrasada casi de inmediato, bajo el argumento de ampliar la carretera”, detalló José Contreras.

Por su parte, Françoise Neff lamentó los daños registrados en las zonas arqueológicas de Tlaxomolco y Yohualichan. “Y lo que quisiéramos es que arreglaran las estructuras que fueron dañadas porque se trata de una afectación importante que modifica el contexto del complejo arqueológico de Tepoztlán”.

Ganan amparo

En la parte legal, el abogado Raymundo Espinoza, quien lleva el caso ante las autoridades de Morelos, destacó que hace una semana se obtuvo la suspensión de los trabajos por parte de la empresa Tradeco Infraestructura, luego que un juez otorgara el amparo ambiental interpuesto por pobladores de Tepoztlán.

“Con este amparo ambiental se obtuvo una suspensión definitiva, por lo que la obra se detiene hasta que se decida el fondo del asunto. Sin embargo, aún está pendiente la resolución de un segundo amparo pero éste de carácter agrario”, dijo el abogado.

En el tema de Tlaxomolco se, dijo, se optó por amparos de carácter ambiental y agrario, incluyendo argumentos para defender la zona arqueológica, argumentando violaciones al derecho a la cultura”.

“Ya se había gestionar directamente con el INAH, el INAH Morelos y el Consejo de Arqueología, pero fue infructuoso. Y ante esta cerrazón nos vimos en la necesidad de recurrir a instancias internacionales y hacer la gestión directamente ante UNESCO”, dijo.

De acuerdo con Espinoza se busca “visibilizar la problemática de Tepoztlán,  pues en realidad se trata de un conflicto de fondo, como se puede apreciar en los daños a la pirámide de Yohualichan. Buscaremos un pronunciamiento de instancias internacionales, las cuales tienen la obligación de velar por el patrimonio cultural”.

Para esto, asegura, será necesario que las autoridades internacionales observen con detenimiento las denuncias realizadas para que conozcan a fondo el problema y en un tiempo cercano obtengan la opinión de los peritos especialistas, “para que se reconozca la valía arqueológica, histórica y cultural de la pirámide de Yohualichan y de la zona de Tlaxomolco”, añadió.

Por último, Raymundo Espinoza mencionó tres aspectos que se puntualizarán. Primero detallará las decisiones del INAH Morelos, la empresa Tradeco y el gobierno de Morelos, sin tomar en cuenta la sociedad tepozteca.

El segundo, aborda la reivindicación del derecho a la cultura, sin olvidar que las piezas arqueológicas halladas en el sitio no podrán ser puestas en un museo para hacer de Tlaxomolco una zona turística.  Y el tercero: revisar por qué intentaron devaluar la zona arqueológica de Tlaxomolco asegurando que lo ahí encontrado no era valioso.

Se buscó a los representantes del INAH Morelos y del gobierno del estado para que dieran su postura sobre el tema, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Comentarios

Lo que pasa en la red