Si hay cambios en el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, será fácil

La directora de la Fundación aseguró que no hay problema si lo entrega la infanta Leonor; hoy se falla el premio en letras

COMPARTIR 
04/06/2014 04:03 EFE
Podría acudir la infanta Leonor a la premiación.

OVIEDO, 4 de junio.- El estadunidense James Salter, el irlandés John Banville y el japonés Haruki Murakami figuran entre los candidatos al Premio Príncipe de Asturias de las Letras, un galardón cuyo jurado inició ayer sus deliberaciones marcado por la abdicación del Rey y el posible cambio de denominación de los galardones.

“Aunque sea un poco pronto para dar respuestas, si hay que hacer cambios serán fáciles y se harán desde la solidez institucional y la normalidad. La infanta Leonor tiene ocho años y serán sus padres quienes decidan si viene este año a la entrega de los premios, pero, si viene, será bien recibida”, señaló a los periodistas la directora de la Fundación Príncipe, Teresa Sanjurjo.

Entre las veinticuatro candidaturas procedentes de catorce países que optan al galardón figuran también las del novelista inglés Ian McEwan y los españoles Juan Goytisolo y Pere Gimferrer, aunque diversos miembros del jurado otorgan menos posibilidades a estos últimos tras obtener Antonio Muñoz Molina el galardón de 2013.

El escritor y miembro del tribunal Fernando Sánchez Dragó, apuntó que, en sus casi quince años como miembro del jurado, “este es el de mejor cosecha” en cuanto a candidatos antes de aventurar que en esta XXXIV edición de los galardones será la infanta Leonor la encargada de entregarlos en octubre en el Teatro
Campoamor.

“Ya hay precedentes. Los primeros los entregó Felipe –que contaba entonces trece años– y para mí la idea de una niña tan mona como Leonor entregando el Premio Príncipe me gusta mucho, así que bienvenida”, añadió el autor de El camino del corazón.

Para el periodista Juan Cruz, el Príncipe de Asturias es un premio “bastante poco amañado” dado que los jurados “son cada uno de su padre y de su madre” y, aunque al final se alcanza un consenso no impuesto, “aquí no manda ni el Rey”.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red