Centro Balún Canán, se expande la cultura al sureste

Dentro del campus de la Universidad Autónoma de Chiapas se erige un sitio que pretende convertirse, en el corto plazo, en el corazón cultural no sólo del estado, sino de la región. Atenderá a 22 mil alumnos y al público en general y hoy se encuentra en 17% de avance de construcción.

COMPARTIR 
01/06/2014 05:45  Virginia Bautista

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de junio.- “Como chiapaneco me siento orgulloso, contento y lleno de optimismo por este nuevo centro cultural”, comenta el poeta, cuentista y novelista Eraclio Zepeda (1937), nacido en Tuxtla Gutiérrez, la capital del estado sureño, donde pasa últimamente la mayor parte de su tiempo.

El autor de La espiga amotinada y Benzulul se refiere al Centro Cultural Balún Canán, que se construye dentro del campus de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach).

Toda infraestructura cultural es bienvenida siempre, me parece espléndido, y más que esté adentro del campus. Además, se construirá ahí la primera librería, entiendo, del Fondo de Cultura Económica en esta entidad, que llevará el nombre del poeta José Emilio Pacheco, fallecido el pasado 26 de enero”, agrega.

El escritor, quien estuvo presente cuando se colocó, el pasado 28 de enero, la primera piedra del conjunto de dos plantas que se convertirá también en un nuevo acceso a los campus I y VI de la Unach, explica que existe una gran expectativa entre los estudiantes de acudir a este centro cultural y, en especial, a la librería.

El Balún Canán, que adopta el título de la primera novela de la poeta Rosario Castellanos (1925-1974), quien vivió su infancia y parte de su adolescencia en Comitán y en San Cristóbal de las Casas (Chiapas), contará, además de la librería del FCE, con una sala de lectura infantil, una sala de usos múltiples, un corredor cultural, cafetería, terraza y oficinas
administrativas.

La novela, publicada en 1957, narra los enfrentamientos entre indígenas y terratenientes (blancos o ladinos), que, si bien nunca llegaron a entenderse entre sí durante la época colonial, trataron de comenzar a convivir de mejor forma durante la reforma agraria que implementó el presidente Lázaro Cárdenas, en la segunda mitad de la década de 1930.

Con una inversión inicial de 30 millones de pesos, con posibilidad de ampliarla a 50 millones, aportados tanto por el FCE como por la casa de estudios chiapaneca y el gobierno del estado, este recinto beneficiará de manera directa a más de 22 mil estudiantes, según se ha hecho público.

La librería “José Emilio Pacheco”, nombre que sugirió el gobernador Manuel Velasco Coello durante la firma del convenio de colaboración entre la Unach y el FCE, pero que aún no se anuncia como definitivo, contará con una extensión de casi 800 metros cuadrados y tiene contemplado resguardar más de 100 mil títulos.

Su construcción se realizará con concreto armado, pilares de acero y muros de tabique térmico, así como acabados con cristal para el frente del local.

El director de la editorial paraestatal, José Carreño Carlón, ha detallado que la librería estará integrada por los fondos editoriales del FCE y de la Unach, así como por más de mil sellos editoriales de más de 400 proveedores con los que mantienen relación comercial, “a precios accesibles para la ciudadanía”.

Por su parte, el rector Jaime Valls ha comentado que aspira a que “este sea un centro de diversidad intelectual, de intensa actividad cultural donde los jóvenes de Chiapas y la sociedad encuentren un espacio propicio al fomento de la creatividad. La librería universitaria será una puerta abierta a todos, un puente de unión entre la universidad y la sociedad”.

Y es ese acto de despertar en los jóvenes el amor a la lectura lo que más entusiasma a Eraclio Zepeda. “Leer te cambia la vida. Y a los chiapanecos les hace mucha falta conocer otros universos a través de los libros, que les permitan comprender mejor su realidad”.

Y, aunque existe una librería Educal del Conaculta en el Centro Cultural Jaime Sabines, en Tuxtla Gutiérrez, aclara el narrador, el nuevo punto de venta del FCE será especial, tanto por sus grandes dimensiones como porque estará “a la mano” de los estudiantes.

El Centro Cultural Balún
Canán forma parte de los más de 400 millones de pesos que el gobierno chiapaneco ha invertido, en lo que va de la presente administración, en la construcción de 351 nuevos espacios en universidades públicas.

Los responsables de la edificación anunciaron que la librería será inaugurada durante el segundo semestre de este año, para conmemorar el 40 aniversario luctuoso de Rosario Castellanos, quien murió el 7 de agosto de 1974 en Tel Aviv, Israel, a causa de un accidente casero.

Tras realizar “un recorrido por la obra que albergará la primera librería del Fondo de Cultura Económica en el sureste del país”, publicó el portal Cuarto Poder el pasado 8 de mayo, “los responsables informaron que el conjunto arquitectónico presenta un avance global del 17 por ciento”.

 

La Unach, punto de reunión

Con una capacidad para resguardar más de cien mil títulos, se construye sobre el boulevard Belisario Domínguez la Librería Balún Canán.

De acuerdo con el rector de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach),  Jaime Valls Esponda, la librería constará de varios espacios. Zona de venta de libros del catálogo general, libros infantiles, juveniles, CD y DVD, un espacio de usos múltiples para presentación de libros, conferencias, conciertos, etc, además de una cafetería.

Se requiere para ésta una serie de servicios: caja, oficinas, bodega, área de recepción y registro de mercancía, venta de libros por internet, baños para el público y paquetería.

Se desarrollará en dos plantas, comunicadas por escaleras y un elevador y tendrá capacidad para alojar cien mil libros en sus estanterías, informó Valls Esponda.

Tuxtla Gutiérrez, dijo el académico, es la puerta de acceso a Chiapas y al mundo maya con toda su riqueza. La Unach, generadora de cultura, busca crear un espacio que sea punto de encuentro entre los universitarios, alumnos, profesores, investigadores y demás visitantes de la ciudad, así como de los turistas.

En cuanto a la oferta de libros, confirmó, estará integrada por el Fondo de cultura Económica, la propia casa de estudios, así como por más de mil sellos editoriales de más de 400 proveedores, y se procurará tener precios accesibles para la ciudadanía.

Resaltó que en Chiapas se trabaja por brindar una mejor educación, colocando este rubro como “pilar del desarrollo del estado”. También mencionó que con la creación de este nuevo complejo cultural, la Unach continúa “cumpliendo con su compromiso de servir a la sociedad”.

Cabe precisar que en lo que va de la presente administración, el gobierno de Chiapas ha invertido más de 90 millones de pesos para el otorgamiento de becas, para los estudiantes que desean continuar su formación.

—Gaspar Romero,
Corresponsal, Chiapas

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red