CIUDAD DE MÉXICO, 29 de mayo.- El Grupo G del Mundial de Futbol, integrado por Portugal, Estados Unidos, Ghana y Alemania, protagoniza la sexta entrega de lo más relevante del arte de cada país participante.

Grupo G

Anne-Sophie Mutter. Alemania

El interés de Anne-Sophie Mutter (1963) por el violín le nació al descubrir una vieja grabación donde escuchó una soberbia interpretación del violinista estadunidense Yehudi Menuhim. Su historia inició a los seis años, cuando pisó un escenario por primera vez; pocos meses después subió otra vez al escenario y ganó su primer concurso, aunque fue hasta los 10 años cumplidos cuando la niña genio decidió convertirse en violinista profesional. Hoy es considerada la mejor del mundo.

Hacia 1976 fue invitada a Berlín para tocar bajo las órdenes del director alemán Herbert von Karajan, quien la describió como “un genio con tanto talento como el propio Menuhim”.

Desde entonces se ganó el mote de virtuosa, no sólo por la precisión en su técnica, sino por su gran imaginación y facilidad para memorizar las partituras. Así que desde ese momento y durante los siguientes 22 años trabajaron juntos.

Su exquisito y cuidadosamente seleccionado repertorio incluye obras del periodo clásico y romántico, aunque esencialmente es reconocida por sus ejecuciones de música contemporánea, sin dejar de lado que algunos de los mejores compositores como Witold Lutoslawski, Krzysztof Penderecki, Wolfgang Rihm y Sofia Gubaidulina.

Anne-Sophie es calificada de forma unánime por la crítica especializada como la más virtuosa del violín de nuestro tiempo y ese talento indiscutible la ha llevado a trabajar en los mejores escenarios de Europa, Estados Unidos y Asia.

La mayor parte de su vida, Mutter ha tocado con un violín Lord Dünn-Raven, manufacturado en 1710, aunque también posee un Stradivarius Emiliani de 1703. Ella ha explicado en repetidas veces que no sólo físicamente ambos instrumentos tienen propiedades diferentes, sino que cada uno tiene su propia voz y personalidad.

Con 50 años, Anne-Sophie hoy dedica una parte de sus ganancias y su popularidad a desarrollar proyectos de caridad, apoyando el desarrollo de jóvenes músicos con talento excepcional.

En octubre del año pasado, la intérprete se instaló en la Academia Americana de las Artes y las Ciencias como miembro honorario extranjero y fue distinguida con la medalla de la Sociedad de Lutoslawski, en Varsovia. También ha ganado premios como el Brahms, el Erich Fromm y el Gustav-Adolf.

Gonçalo M. Tavares. Portugal

Gonçalo M. Tavares (1970) ganará antes de 2028 el Premio Nobel de Literatura. Broma o no, esa afirmación la realizó el escritor José Saramago. El hecho es que su obra ha recibido en todo el mundo comentarios alentadores. Es considerado un autor inteligente, capaz de variar la trama y la estructura entre un libro y otro, al grado que Enrique Vila-Matas ha dicho que, tras leer sus historias, se palpa la prosa de un autor importante.

Su escritura es vista como original, elegante, eficaz y asombrosa; el propio Saramago dijo que Tavares “no tiene derecho a escribir tan bien a los 35 años; dan ganas de darle un puñetazo”. Hoy tiene 44 y ha declarado que en sus relatos le gusta abordar conceptos como el miedo, la violencia, el mal y la locura.

Autor en lengua portuguesa, ha escrito libros como Agua, perro, caballo, cabeza, Historias falsas, la novela Jerusalén —que obtuvo en 2005 el Premio Saramago— y el volumen de relatos El barrio y los señores, asegura que el principal elemento en su literatura es la observación. “Camino mucho por las calles de Lisboa y por los cafés, me gusta mirar a las personas, ver cómo caminan, hablan, gritan y se enamoran. Lo esencial es la observación y es tan importante como las lecturas”.

Ha dicho que la filosofía le interesa mucho, aunque en el caso de la literatura le sirve sólo para reflexionar, pero disfruta impregnando sus novelas con el miedo, la violencia y el deseo, porque son partes constitutivas del ser humano. “En mis novelas no busco describir el paisaje o la época histórica, sino exhibir los actos del ser humano y la forma como éstos se alejan, se aproximan y se desean”, ha referido. “Aunque más que la filosofía, me interesa confrontar el pensamiento individual con lo colectivo, la multitud, la fuerza y el poder”.

En su opinión, la mitología griega es tan intensa que en sus narraciones ha procurado impregnarlas. “Me interesa la idea de que una persona recupere la fuerza cuando toca el suelo, como sucede con los Titanes, o cuando la pierde al retirarse del suelo”.

Cuando le han preguntado si le pesa que su nombre esté asociado a lo que Saramago refirió de él antes de fallecer, dice que, al igual que Séneca, prefiere guardar distancia de las cosas y los hechos.

“Para mí lo importante es hacer literatura con seriedad; es un gozo que las personas se entusiasmen, pero lo importante siempre es aumentar la lucidez de las personas a través de mis libros.”

Gabriel Eklou. Ghana

A los 14 años, Gabriel Eklou (1966) vendía postales con sus propios dibujos y hoy es uno de los artistas plásticos más representativos de su generación, una que recrea la experiencia africana en el contexto moderno. Su historia es muy conocida en el llamado continente negro y ha causado revuelo alrededor del mundo por su visión del arte. Con el tiempo empezó a desarrollar lienzos de mediano y gran formato que le permitieron representar sus intereses principales: la interpretación simbólica de la vida comunitaria.

En esencia, ha logrado capturar el espíritu rebelde del continente, proyectando una especie de expresionismo grácil, con cuerpos alargados, cónicos, elegantes, sobre paisajes que aparentan la calma. Su lenguaje ha comenzado a extenderse por todo el mundo.

Este artista ghanés talentoso y apasionado ha mantenido un ritmo constante desde 1996, que exhibe tres o cuatro veces al año y su arte se encuentra en colecciones corporativas y privadas de Ghana, África Occidental , Togo, Alemania, Inglaterra, Dinamarca, Bélgica, Estados Unidos, Japón y Canadá.

Gabriel Eklou es un pintor de tiempo completo, un autodidacta que hoy es uno de los artistas más prolíficos en su país que, con los años, se ha hecho un lugar en el mercado del arte, al fusionar imágenes y símbolos ancestrales con la vida africana contemporánea, proyectando con su arte humanista una distancia de las imágenes estereotipadas de los africanos en la pobreza, el VIH y la guerra civil.

Sus pinturas se basan en imágenes simbólicas del patrimonio cultural de Ghana, que muestran composiciones de color terroso con figuras delgadas y alargadas. Cuando esas personas altas “amablemente sienten y se mueven” en un paisaje africano típico o paisaje urbano representado en tonos tierra claros, “encarnan una refrescante nueva expresión de lo que significa y constituye la vida cotidiana de África”.

Pero sobre todo es un artista que celebra valores como la familia, la comunidad y el estado de la sabiduría. Según sus críticos, las pinturas se encuentran en la tradición clásica del arte humanista, celebrando la vida en todas sus actividades y ritmos.

Sobre todo, Gabriel Eklou manifiesta su orgullo por ser llamado un artista africano, a diferencia de otros creadores contemporáneos que intentan distanciarse de su autonomía geográfica. Para él África es el principio y la base de su obra.

Si bien el continente ha sido la inspiración de muchos artistas en el mundo, él pertenece a los pocos que por derecho se asumen como uno de sus más destacados defensores.

Jonathan Franzen. EU

La vertiginosa trayectoria de Jonathan Franzen inició con Las correcciones, novela que lo sumergió entre los grandes novelistas de su generación, ha escrito el escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez, “pues llevaba una semana en las librerías cuando dos aviones de pasajeros se estrellaron contra las Torres Gemelas de Nueva York”.

Nació el 17 de agosto de 1959 en Western Springs, Illinois, aunque vivió en Webster Groves, suburbio de Saint Louis, Missouri. Es hijo de madre estadunidense y padre sueco. Cursó estudios en el Swarthmore College de Filadelfia y en el Freie Universität de Berlín.

Él mismo ha dicho que cierto día prometió a sus padres que si no publicaba su primer libro antes de cumplir los 25 años, dejaría la literatura y estudiaría leyes. Su primer libro fue La ciudad veintisiete y lo publicó a los 29, llegando tarde a su promesa. Sin embargo, el volumen recibió buenas críticas y fue galardonado con el Premio Whiting (1988) a escritores noveles. Cuatro años después publicó Movimiento ​ fuerte y en 1996 la revista literaria Granta lo incluyó entre los 2​0 mejores jóvenes novelistas estadunidenses.

Aunque su mayor acierto llegó con Las correcciones (2001), con el cual obtuvo el National Book Award, vendiendo tres millones de ejemplares en todo el mundo hasta 2010. Nueve años después publicó Libertad, calificada como “obra maestra”.

Ha sido tal la fama de su calidad que Time le dedicó su portada el 31 de agosto de 2010 y en noviembre de 2012 fue reconocido en México con la Medalla Carlos Fuentes en la FIL de Guadalajara.

Según Juan Gabriel Vásquez, Franzen “ha reflexionado con terquedad y lucidez sobre el rol que juega la literatura de ficción en nuestras vidas”.

En uno de sus ensayos, Franzen escribió la siguiente idea: “No soporto la idea de que la ficción seria es buena para uno, pues no creo que todo lo que está mal en el mundo tenga una cura”.

“Sin embargo, la génesis de una vocación consta de muchos momentos. Y uno de ellos, en el caso de Franzen, es una obra de teatro que escribió con una amiga durante el último año de escuela, recuerda Vásquez. Es un declarado lector de Kafka e incluso ha confesado que su primera novela fue una reescritura de El proceso.

“Lo cierto es que nunca quise ser el loco de la buhardilla, el hombre encerrado que escribe cosas ilegibles. Desde el comienzo sentí que mi misión era hacer justicia a esta nueva dimensión literaria que había descubierto sin renunciar a un público más amplio”, escribió.​

lunes 16 de junio

  Alemania       vs.    Portugal

11:00 horas | Salvador

Sábado 21 de junio

  Alemania       vs.    Ghana

14:00 horas | Fortaleza

jueves 26 de junio

Estados Unidos vs.    Alemania

11:00 horas | Recife

lunes 16 de junio

      Ghana vs. Estados Unidos

17:00 horas | Natal

Domingo 22 de junio

Estados Unidos vs.    Portugal

17:00 horas | Manaos

jueves 26 de junio

   Portugal       vs.    Ghana

11:00 horas | Brasilia