Lisa Gherardini: búsqueda de restos, en “etapa delicada”

La pesquisa para hallar a la modelo que sirvió a Leonardo Da Vinci para su célebre Mona Lisa está por concluir

COMPARTIR 
23/05/2014 04:48 Notimex
La Mona Lisa (Doña Lisa, en el italiano de la época), aparentemente nació en 1479.
La Mona Lisa (Doña Lisa, en el italiano de la época), aparentemente nació en 1479.

ROMA, 23 de mayo.— La identificación definitiva de los restos de Lisa Gherardini, mejor conocida como La Mona Lisa o La Gioconda, por el célebre cuadro pintado por Leonardo da Vinci, podría concluir en próximos meses, según los responsables del equipo científico que desde hace años busca su paradero.

La escrupulosa investigación está “en su fase final”, dijo Silvano Vinceti, presidente del Comité Nacional para la Valorización de los Bienes Históricos, Culturales y Ambientales.

Considerado uno de los principales Tomb raiders (asalta tumbas) de Italia y famoso por haber encontrado los restos del pintor Caravaggio, Vinceti explicó que la investigación para establecer definitivamente la identidad está en una etapa “muy delicada”.

Dijo que en abril pasado fueron extraídos de la capilla de los Mártires de la basílica de la Santísima Anunciación de Florencia varios restos humanos, entre ellos los que pertenecieron al hijo de Gherardini, Piero, y a su marido, Francesco Il Giocondo.

Esos despojos fueron trasladados a un laboratorio de la Universidad de Bolonia, donde será analizado el ADN de los huesos de Piero para compararlo con otros de los restos hallados en el exconvento de Santa Úrsula, también en Florencia y que se supone pertenecen a La Gioconda.

No se descarta, explicó, que entre los restos de la basílica de la Santísima Anunciación pudieran estar los de la propia Gherardini, trasladados a la capilla familiar años después de su muerte.

El historiador dijo que no existe ya ninguna duda que fue Lisa Gherardini la modelo que inspiró a Leonardo a pintar a inicios del siglo XVI su famoso cuadro, expuesto actualmente en el museo Louvre, de París.

En el pasado se tenía la hipótesis de que La Gioconda era un retrato de Isabella D’Este, marquesa de Mantova, que era el rostro de Pacífica Branani, amante de Giuliano de Medici (hijo de Lorenzo, Señor de Florencia), que incluso era un hombre disfrazado (el presunto amante de Leonardo) o hasta que se trataba de un autorretrato.

“Hay dos documentos; uno, un libro hallado en un acervo de Heidelberg, Alemania, hace cinco años, que incluye al margen una cita de Agostino Vespucci, primo de Amerigo Vespucci y secretario de Nicolás Maquiavelo, en la que confirmaba que Lisa Gherardini fue la modelo de Leonardo”, resaltó Vinceti.

La anotación, de seis líneas, data de octubre de 1503 y establece que en ese entonces Leonardo trabajaba en tres obras pictóricas, entre ellas el retrato de Lisa Gherardini. El libro en el que se hizo la referencia pertenece al autor Marco Tulio Cicerón y fue editado a finales del siglo XV.

Cuando fue dado a conocer ese descubrimiento, el historiador Carlo Pedretti, uno de los máximos expertos en Leonardo, reconoció que era equivocada su teoría de que la modelo que posó para el cuadro había sido la amante de Giuliano de Medici.

La segunda prueba es, según Vinceti, todavía más importante, y fue el análisis completo que en 2004 el Louvre hizo al cuadro y gracias al cual se descubrió que cuenta con tres estratificaciones, en la primera de las cuales la famosa sonrisa de La Gioconda no existe.

Relacionadas

Comentarios