Vecinos “abrazan” el Polyforum

El propietario del inmueble ha asegurado que no se modificará el recinto cultural ni se dañarán los murales que en total suman ocho mil metros

COMPARTIR 
18/05/2014 02:55  Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de mayo.- Con pancartas de protesta y niños pintando, vecinos de la delegación Benito Juárez, acompañados por legisladores de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), realizaron ayer un abrazo simbólico al Polyforum Siqueiros, en rechazo a la construcción de un edificio de uso mixto de  48 pisos y nueve niveles de estacionamiento.

Encabezado por el Comité Ciudadano Nápoles y Christian von Roehrich, diputado local del PAN, la protesta fue para insistir en la protección del inmueble construido en 1971 y en la conservación del mural La marcha de la humanidad, una de las máximas obras de David Alfaro Siqueiros y que en el recinto ocupa doce paneles.

La semana pasada los colonos denunciaron la existencia de un proyecto ejecutivo para construir un complejo de oficinas en el predio del Polyforum, además de la intención de mover la obra pictórica para su restauración en tanto se construye el nuevo edificio, y luego se devolvería al sitio de origen. Traslado que, de acuerdo con el dictamen de impacto Urbano, el Instituto Nacional de Bellas Artes había aprobado.

Desde las primeras denuncias, Alfredo Suárez, propietario y presidente ejecutivo del Polyforum Siqueiros, ha dicho que no se modificará al recinto cultural ni se dañará los murales, que en total suman ocho mil metros; incluso en su último comunicado hecho público ayer expresó agradecimiento a los vecinos por su preocupación.

Celebramos esta iniciativa de los vecinos de abrazar el Polyforum, porque hoy necesita del apoyo de todos. Pero sobre todo necesita ser restaurado y que garanticemos que mantendrá su esplendor para que sea conocido por los mexicanos de hoy y por las generaciones futuras”, afirmó.

En el comunicado reiteró que la exposición a la intemperie ha dañado los murales exteriores, por lo que es necesario darles mantenimiento inmediato y continuo. La restauración total del inmueble requeriría, incluyendo el techo, cien millones de pesos y cinco millones mensuales para el mantenimiento habitual.

Para ello, indicó, en los últimos años el Polyforum busca diversas opciones para generar recursos económicos destinados a un fideicomiso para restaurar y revitalizar la obra. Así, Suárez rechazó que exista un proyecto definido para construir un nuevo complejo.

Durante el abrazo simbólico, Von Roehrich afirmó que para mantener y rehabilitar el patrimonio cultural del Polyforum se requiere un esquema de financiamiento conjunto entre los gobiernos federal y local, y el propietario del inmueble, además de dar certeza jurídica y viabilidad financiera.

El diputado panista comentó que por decreto presidencial hecho en 1980, el Polyforum es patrimonio cultural y no existe autorización del INBA  para hacerle alguna modificación. “Lo que necesitamos es buscar recursos porque le cuesta al particular cinco millones de pesos mensuales; que sea en coordinación con el gobierno federal, a través del INBA al GDF para darle mantenimiento”.

Hizo un llamado a los legisladores del PRD para proteger el Polyforum a través del Plan de Desarrollo Delegacional, y darle un uso de suelo que impida cualquier proyecto comercial.

—Con información de Kenya Ramírez

Relacionadas

Comentarios