CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo.- Cada jueves hasta la apertura del Mundial de Brasil 2014, Excélsior dará a conocer las manifestaciones culturales más relevantes de cada uno de los países del torneo más importante de futbol.

Grupo E

Joël Dicker. Suiza

Las constantes visitas que hacía a Nueva Inglaterra (Estados Unidos) desde que tenía cuatro años de edad, le sirvieron al escritor suizo Joël Dicker (1985) para ambientar su exitosa novela La verdad sobre el caso Harry Quebert.

A partir de ahí construyó este “poderoso thriller”, como lo han definido algunos críticos literarios, que sería un arrasador éxito editorial y que, a dos años de su publicación, ha vendido más de un millón de ejemplares y ha sido traducido a 33 idiomas.

Hijo de una librera y de un ingeniero, quienes siempre le permitieron hacer lo que él quería, es decir, seguir su vocación, este joven narrador nacido en Ginebra tocó el éxito mundial con su segunda novela publicada. La primera fue Los últimos días de nuestros padres, de un total de seis libros terminados, cuatro de los cuales fueron rechazados por los diferentes sellos editoriales a los que los propuso.

El misterio alrededor de la muerte de Nola Kellergan es la gran incógnita a resolver en La verdad sobre el caso Harry Quebert, ganadora del prestigiado Premio Goncourt des Lycéens, y también galardonada con el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa y del Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa.

Quien de niño fue un apasionado de la música, en especial de la batería, y de los animales —a los diez años de edad fundó una gaceta sobre el tema, que él mismo dirigía, por lo que lo consideraron el jefe de redacción más joven de Suiza—, piensa que escribir es como el boxeo. “Es una lucha contigo mismo y cada pelea es diferente”.

El también autor de la novela corta El tigre, todavía inédita, ya tiene otra historia en la cabeza, pero no quiere adelantarla, “porque eso me da libertad”.

Joël Dicker vino en noviembre pasado por primera vez a México, para promover su best-seller, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara —la más importante en habla hispana—, donde se topó con un público adolescente fascinado con su novela y con la posibilidad de conocer en persona a autores de la talla del Nobel de Literatura peruano-español Mario Vargas Llosa.

El sello Alfaguara adelantó que en 2015 publicará en español la novela Los últimos días de nuestros padres.

Javier Vásconez. Ecuador

Uno de los grandes temas de la literatura, el miedo —ya sea relacionado con la enfermedad, con el primer amor, con la reacción de los compañeros, con transitar por la ciudad o ante un parto—, marca la obra del escritor ecuatoriano Javier Vásconez (1946).

Por eso, La piel del miedo es la nueva novela, la “más personal”, de quien estudió Letras en la Universidad de Navarra y posteriormente en París.

El narrador ha aclarado que no se trata de una historia política, aunque arranca con una situación en esta esfera. “Narro la vida de un periodista perseguido políticamente por un hombre que llega a ser presidente de la república y que, en un momento dado, fue amigo personal del periodista. Esto le produce un efecto de locura y alcoholismo y lleva esta situación de violencia a su familia”, detalla.

El también cuentista, que comenzó su trayectoria narrativa con Ciudad lejana en 1982, explica que explora, más que la figura del padre, la relación del joven con el poder, con la autoridad.

Autor de El viajero de Praga y La sombra del apostador, Javier Vásconez adelanta que prepara un libro en el que dos entrevistadores lo hacen reflexionar sobre literatura, sus viajes, las ciudades que ha visitado, su relación con diversos escritores y sus opiniones sobre ellos.

Nacido en Quito, aunque vivió su infancia en otros países, está consciente de que ha sido difícil escribir desde Ecuador, “un país aislado literariamente hablando, ubicado entre Perú y Colombia,  (pues) parecería que todo pasa por encima”, dedica buena parte de su tiempo a editar antologías que muestren el trabajo literario de sus paisanos.

Vásconez realizó sus estudios secundarios en Inglaterra; luego, en el colegio Holy Croix de Roma y en Estados Unidos. Se graduó de bachiller en el Colegio
Spellman de Quito. Prosiguió sus estudios de Artes Liberales y Filosofía en la Universidad de Navarra, en España, donde se graduó con una tesis acerca de los personajes en la obra del mexicano Juan Rulfo. También asistió a la Universidad de Vincennes, en París. Y esta confluencia de culturas y costumbres hace singular la obra de este autor que publicó su primer libro, Ciudad lejana, en 1982.

Michel Houellebecq. Francia

Considerado por la crítica como “el último maldito de alto rango para el mundo editorial”, el poeta y novelista francés Michel Houellebecq (1956) se ha convertido en uno de los escritores más desconcertantes del país galo.

Amante del cine, la música y el cómic, el autor de Las partículas elementales hace honor a su fama de hombre introvertido, arisco y melancólico con su figura delgada, su melena descuidada, una chamarra parka camel y su infaltable cigarrillo.

Alérgico a los medios de comunicación y a los cientos de jóvenes lectores que siempre hacen largas filas para conseguir su autógrafo, el ganador del Premio Goncourt por El mapa y el territorio ha dejado claro que no escribe ni por él “ni por los lectores, sino por la poesía” y que nunca tiene “la sensación de estar en casa, sea el lugar que sea; soy un nómada existencial”.

A Houellebecq le fascina cruzar las fronteras entre las disciplinas artísticas y explorar formatos para expresarse de maneras diversas: acaba de grabar, junto con el cantante Jean Louis Ouvert, el disco Les parages du vide, en el que se musicalizan algunos de sus poemas; ha adaptado su obra Plataforma al cómic, que saldrá al mercado a finales de año, y el mes pasado presentó un falso documental sobre él mismo, que ha sido premiado en el Festival de Tribeca.

El narrador confiesa que cuando construye sus novelas intenta crear en el lector un “atontamiento” pasajero, del que le hace despertar de forma brusca, provocándole una especie de shock. Mientras que con la poesía, empieza adormeciéndolo, lo hace soñar y luego lo despierta también bruscamente.

Dice que no tiene referentes y que escribe de forma inconsciente, aunque guarda autores y obras en su cabeza que es posible, acepta, que aparezcan en sus escritos.

Houellebecq prepara ahora una nueva novela de la que poco se sabe, porque está en plena elaboración y no ha querido adelantar nada. “¿Y si me muero y no la termino?”, se ha preguntado para justificar, ante los periodistas, no querer dar detalles de su nueva obra.

El también novelista vino a México en 2009 y participó en el programa “Poesía en Voz Alta” de la Casa del Lago de la UNAM, donde leyó algunos de sus poemas acompañado por el músico jalisciense Alonso Arreola.

Lucy Argueta. Honduras

Post curtición muestra dos vestidos encerados con resina poliéster, con un proceso de tratamiento de la tela como curtido, una especie de segunda piel. Otra obra de Lucy Argueta, 1948-1972, está integrada por una bandeja de cocina, unas botas de caucho y unas escrituras que pertenecen a dos mujeres de la época.

Estas dos piezas, con las que participó en la tercera edición de la Bienal de Honduras, siendo la única mujer, evidencian la propuesta de la artista visual hondureña (1983), quien hurga sobre todo en la historia de su país y en la memoria de sus habitantes.

“Quiero profundizar en un proceso de documentación antropológica por medio de estos documentos, objetos viejos o de colección, como persistencia de una ausencia-presencia de quienes en algún momento fueron sus dueños”, ha explicado.

Quien estudió Arte en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, actualmente trabaja en el desarrollo de proyectos de gestión cultural y forma parte de la directiva de la Escuela Experimental de Arte y Capacitación Técnica.

A la joven Argueta, quien se inició en las artes visuales en 2008 a través de intervenciones en espacios públicos, le interesa “seguir realizando ejercicios alrededor de la memoria como discurso de lo corporal, y creando situaciones que generan reflexiones a partir de la poética del recuerdo”.

Admite que es difícil dar a conocer sus propuestas desde Honduras, donde “no existe un mercado del arte que permita hacer esta labor autosustentable, por lo que muchos artistas optamos por trabajar en otras áreas para financiar los proyectos”.

A pesar de esta situación, la creadora se ha ido abriendo camino poco a poco. En 2009 participó en la muestra colectiva Efímera 1 en Nicaragua. En 2010 fue invitada a la muestra itinerante Parábola, de El Salvador. En 2011 realizó su primera exposición individual titulada Transfiguración, en Tegucigalpa. Y en 2012 exhibió RaRa 06 en Guatemala.

Fundó el colectivo Artistas en Resistencia y tuvo su primera experiencia en cine con No amanece igual para todos; además, acaba de publicar un libro con 50 fotografías titulado Tierras del Nunca Más.

Cree en el proceso de “refundación” de su país a partir de la participación de la sociedad, lo que la convierte en una de las jóvenes artistas más prometedoras de Centroamérica.

domingo 15 de junio

          Suiza  vs.  Ecuador

11:00 horas | Brasilia

Viernes 20 de junio

          Suiza  vs.  Francia

16:00 horas | Salvador

Miércoles 25 de junio

    Honduras  vs.  Suiza

16:00 horas | Manaos

domingo 15 de junio

       Francia  vs.  Honduras

16:00 horas | Porto Alegre

Viernes 20 de junio

    Honduras  vs.  Ecuador

19:00 horas | Curitiba

miércoles 25 de junio

      Ecuador  vs.  Francia

17:00 horas | Río de Janeiro