Premian ruptura, galardonan a Frank Gehry

El arquitecto estadunidense de origen canadiense, creador entre otras reconocidas obras alrededor del mundo como el Museo Guggenheim de Bilbao y Premio Pritzker 1989, fue declarado ayer ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2014

COMPARTIR 
08/05/2014 05:13 EFE
El arquitecto estadunidense Frank Gehry fue reconocido con el Príncipe de Asturias de las Artes 2014
El arquitecto estadunidense Frank Gehry fue reconocido con el Príncipe de Asturias de las Artes 2014

OVIEDO, 8 de mayo.— El arquitecto estadunidense Frank Gehry, autor de edificios emblemáticos, entre ellos el Museo

Guggenheim de Bilbao, fue galardonado ayer con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, al que optaban 36 candidaturas de 19 países, según la Fundación que concede los
reconocimientos.

Gehry, que en 1989 recibió el Premio Pritzker de Arquitectura, el máximo reconocimiento mundial en la materia, está considerado como uno de los más destacados representantes de la corriente deconstructivista de Estados Unidos.

Esta corriente se caracteriza por la fragmentación y por la ruptura de un proceso de diseño lineal, que da como resultado edificios de una apariencia visual impactante, como el propio
Guggenheim de Bilbao (1997) o el edificio Nationale-Nederlanden, conocido como Casa Danzante, de Praga (1996).

Entre sus obras destacan su propia casa en Los Ángeles, el Museo Cabrillo Marine, la Facultad de Derecho de Loyola (California), el Museo de la Universidad de Minnesota (1990-1993), el Centro Americano en París (1994) o el Auditorio Walt Disney (Los Ángeles, 2003).

Gehry, que nació en 1929 en Toronto, pero adoptó la nacionalidad estadunidense después de trasladarse en 1947 a Los Ángeles con sus padres, comenzó a destacar por sus edificios de formas esculturales en la década de los 70, época en la que también empezó a desarrollar su faceta como diseñador de mobiliario.

Los diseños del arquitecto, cuya candidatura fue propuesta por el director de la Solomon R. Guggenheim Foundation de Nueva York, Richard Armstrong, han recibido más de cien premios en todo el mundo.

Entre ellos destacan más de una decena de doctorados honorarios y el Arnold W. Brunner Memorial Prize (EU, 1977), el Wolf de las Artes (Israel, 1992), el Praemium Imperiale (Japón, 1992), el Dorothy and Lillian Gish (1994), el Friedrich Kiesler (Austria ,1998) y el Twenty Five Year Award del Instituto Americano de Arquitectos (2012).

Posee además la Medalla Nacional de las Artes de Estados Unidos (1998), la Medalla Lotos al Mérito (EU, 1999), la Medalla de Oro del Instituto Americano de Arquitectos (1999) y la Real Medalla de Oro a la promoción de la arquitectura (2000), que otorga la Reina de Inglaterra.

Gehry se ha convertido en el sexto arquitecto que obtiene el Premio Príncipe de Asturias de las Artes tras el brasileño Óscar Niemeyer, el británico Norman Foster y los españoles Francisco Javier Sáenz de Oiza, Santiago Calatrava y Rafael Moneo.

Este ha sido el primero de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en que cumplen su edición 34. La entrega de los galardones se celebra en otoño en Oviedo.

El de las Artes, al igual que los otros siete premios que concede anualmente la Fundación Príncipe, está dotado con una escultura de Joan Miró, 50 mil euros (unos 69 mil 500 dólares), un diploma y una insignia.

El pasado año el galardón fue para el cineasta austríaco Michael Haneke, que se sumó así a una lista de premiados integrada, entre otros, por Riccardo Muti, Richard Serra, Woody Allen, Paco de Lucía, Bárbara Hendricks, Vittorio Gassmann, Fernando Fernán Gómez, Bob Dylan, Miquel Barceló, Pedro Almodóvar, Eduardo Chillida y Luis García Berlanga.

Muy agradecido

Desde su domicilio en Los Ángeles, Frank Gehry dijo ayer estar “profundamente agradecido” por el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

“Estoy profundamente agradecido por recibir este prestigioso premio”, indicó Gehry en un comunicado de prensa.

“España ocupa un lugar importante en mi corazón y en mi historia personal. Aunque soy de Canadá y de Estados Unidos, siempre me siento como en casa en España. Estoy muy satisfecho de formar parte del legado de este importante premio”, añadió el proyectista.

Pétalos de titanio

Frank Gehry es un arquitecto estrella, una etiqueta que siempre rechaza porque este mago de las formas con pétalos de titanio prefiere que se le considere un creador “inacabado”, siempre en proceso de “experimentación”. “Simplemente hay quienes diseñan edificios que no son buenos técnica ni financieramente y los que están en el caso contrario” explicaba recientemente en Londres.

Lo cierto es que es un arquitecto de fama mundial con edificios emblemáticos en el mundo, casi siempre caracterizados por sábanas retorcidas y arrugadas de metal, acero y cristal.

Comentarios

Lo que pasa en la red