Revisan la Ruptura en collage escénico; la consagración del invierno

Una obra evoca el teatro de Gurrola, Mendoza, Jodorowsky y Margules, creado en los 50 y 60, y cuestiona el significado real de la vanguardia en el arte

COMPARTIR 
05/05/2014 11:39 Sonia Ávila
Escena de La consagración del invierno, de Alberto Villarreal.
Escena de La consagración del invierno, de Alberto Villarreal.

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo.- Con la fantasía y el humor como ejes conductores se evoca el teatro de Juan José Gurrola, el de Héctor Mendoza, el de Alejandro Jodorowsky y el de Ludwik Margules en un collage escénico que remite a los años 50 y 60, cuando se revolucionaron las artes en México a partir de propuestas interdisciplinarias y distantes a la creación nacionalista.

Se trata del montaje La consagración del invierno, a cargo de Alberto Villarreal, director escénico que propone una serie de situaciones imaginarias vinculadas a la producción estética del periodo conocido como la Ruptura, y así cuestionar el significado real de la vanguardia en el arte.

El concepto se desarrolla desde el título de la puesta en escena que alude a la obra de Stravisnky, la cual en su momento desestabilizó la idea de arte, como lo hicieron los artistas mexicanos que a partir de la década de los 50, en un contexto de posguerra, encontraron en la colaboración nuevos lenguajes enfocados en un “arte total”.

Es por eso que la obra, que se presenta en la Casa del Lago, se inserta en las actividades paralelas a la exposición Desafío a la estabilidad. Procesos artísticos en México 1952-1967, que se exhibe en el Museo Universitario Arte Contemporáneo y hace un recorrido por 15 años de arte mexicano, que se caracterizó por la interacción entre disciplinas y artistas.

“La provocación de la obra es la pregunta: ¿cuál es el deber de lo que nace? ¿El respeto, la ironía, el incendio? Y es que, quizá nunca como ahora, el teatro es sólo arenas movedizas”, comentó Villarreal sobre el montaje que realizó con alumnos egresados del Centro Universitario de Teatro de la UNAM , como parte de su trabajo de titulación.

La pieza teatral se compone de una secuencia de escenas sobre los tiempos de guerra y posguerra, los trabajos de Mendoza, Gurrola o Jodorowsky, y de cuestionamientos sobre las vanguardias, pero más allá de utilizar un texto dramático, la puesta en escena transcurre entre la danza, el performance y la actuación intercalados.

Entonces se invita al espectador a ver una serie de sucesos de manera simultánea que ocurren alrededor de la idea “del espíritu del arte de vanguardia”.

Es el caso de la escena en que los jóvenes actores invocan a sus maestros universitarios en la güija para discutirles su trabajo creativo y sus influencias aún en el presente.

Con ello se remite a los trabajos multidisciplinarios que rompieron con la tradición del arte mexicano, incluso más allá de la concepción del término de la Ruptura que, si bien se asocia con la pintura, sucedió igual en la danza, el cine, la música y el teatro.

En Casa del Lago, por ejemplo, se desarrollaron a partir de los años 60 las obras de teatro de Gurrola y Mendoza, igual que las propuestas del encuentro Poesía en voz alta, lo que también hizo de este espacio cultural una sede de los artistas de la Ruptura; en la obra de Villarreal, la Casa es un personaje activo.

“Vale la pena decir que en estos tiempos todo se transforma y nada permanece lo suficientemente para reconocerlo como un aliado o un enemigo, y todos nos vemos rodeados por farsas y enredos”, concluyó.

¿Dónde y cuándo?

La consagración del invierno se presenta en la Casa del Lago, viernes, sábados y domingos a las 20 horas, hasta el 6 de julio y del 1 al 31 de agosto. Primera Sección del Bosque de Chapultepec.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red