Viva Brasil: el Mundial no sólo es de futbol también es cultura. Grupo C

Presentamos las expresiones artísticas más relevantes de cada país participante en el torneo más importante de futbol

COMPARTIR 
01/05/2014 04:19 Redacción
Grupo C

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de mayo.- Cada jueves hasta la apertura del Mundial de Brasil 2014, Excélsior dará a conocer las manifestaciones culturales más relevantes de cada país participante en el torneo más importante de futbol.

Grupo C

William Ospina. Colombia

Algunos creen que el narrador y poeta colombiano William Ospina (1954) es el sucesor del Nobel Gabriel García Márquez, pero hay quienes opinan que ese lugar permanecerá vacío por generaciones. Lo cierto es que Ospina fue de los pocos autores que el propio Gabo destacó de la escena literaria en Colombia y uno de los escasos que leyeron y comentaron la autobiografía Vivir para contarla, de García Márquez, antes de que fuera publicada.

Ospina cuenta con al menos una decena de ensayos publicados como Es tarde para el hombre, Esos extraños prófugos de Occidente y Dónde está la franja amarilla, una serie de poemarios como Hilo de arena, La luna del dragón y África, así como una tríada de novelas ambiciosas: Ursúa, El país de la canela y La serpiente sin ojos, enfocada al tema de la Conquista. Todos libros exitosos.

Un punto a su favor es que hace casi una década el propio Gabo reveló que Ursúa —ese relato que sintetiza los primeros pasos de la gesta colonizadora de España en tierras caribeñas, andinas y amazónicas— fue la mejor novela de aquel lejano año 2005.

Ospina fue redactor en la edición dominical de diario La Prensa de Bogotá a finales de los años 80 del siglo pasado y ha escrito ensayos sobre autores clásicos de la literatura: Charles Dickens, Edgar Allan Poe, León Tolstoi, Alfonso Reyes y muchos otros.

Es columnista del diario El Espectador y hasta el momento ha recibido los premios Nacional de Ensayo (1982), Nacional de Poesía (1992), Ezequiel Martínez Estrada en Casa de las Américas (2003) y el prestigioso Rómulo Gallegos (2008).

En una charla magistral de 2011, Ospina reflexionó sobre el tema de la educación, donde abordó con lucidez los problemas que enfrentan los sistemas pedagógicos, pero desde las propias virtudes y defectos “terrenales”, donde concluyó que el ser humano “no es una inocente abeja destilando para siempre su cera y su miel, sino criaturas admirables y terribles capaces de inventar hachas y espadas, libros y palacios, sinfonías y bombas atómicas.

“Nuestras virtudes son también nuestras amenazas; el privilegio de pensar, el privilegio de inventar y el privilegio de aprender comportan también aterradoras responsabilidades, y de pronto un filósofo se atrevió a decirle a la humanidad algo que no esperaba oír: perecerás por tus virtudes”.

Petros Márkaris. Grecia

Petros Márkaris (1937) es guionista de televisión y autor teatral de origen turco, pero naturalizado griego en 1974. La fama lo alcanzó tras escribir la serie de novelas policiacas protagonizadas por el comisario griego Kostas Jaritos, las cuales han obtenido galardones como el premio Pepe Carvalho y el Point du Polar Européen 2013.

De acuerdo con la serie, Jaritos trabaja en el departamento de homicidios de Atenas y a simple vista no se trata de un hombre apacible, sino de un hombre malhumorado, gritón e intransigente, “con una historia personal en la policía de la que no se puede sentir orgulloso”.

Ha vivido distintos episodios de la historia de Grecia y ha aceptado su pasado de joven policía durante la Junta Militar de los Coroneles. De aquella época le quedó su buen amigo Zisis, comunista que sufrió tortura y cárcel. Según la narración, es aficionado a los diccionarios y paulatinamente se ha adaptado al proceso de la transición democrática; está casado con Adriní, una mujer de carácter fuerte con quien pelea constantemente.

A menudo, Jaritos recorre las calles de Atenas a bordo de su destartalado Seat Mirafori, mientras su intuición y su mirada aguda descubren la ciudad en la que imperan la corrupción, el racismo y su análisis de la condición humana.

Entre sus libros están Noticias de la noche, Defensa cerrada, Suicidio perfecto, El accionista mayoritario, Muerte en Estambul, Con el agua al cuello y Liquidación final. Pero también el volumen de ensayos La espada de Damocles, en torno a la crisis griega.

Con su libro más reciente: Pan, educación, libertad, el nuevo caso de Jaritos, que culmina la exitosa Trilogía de la Crisis, Márkaris ofrece una ácida novela policiaca que trata sobre el trágico día a día de los ciudadanos griegos, mientras desenmaraña las causas de la situación que atraviesa el país.

Comenzó su carrera literaria en 1965, como dramaturgo, con la pieza Historia de Ali Retzos y desde entonces ha escrito numerosas obras de teatro, guiones cinematográficos y su famosa serie detectivesca del comisario Jaritos, cuyas novelas han sido traducidas por todo el mundo.

Ha colaborado en varios guiones del cineasta griego Theo Angelópoulos, como el de La mirada de Ulises y también se ha dedicado a la traducción de autores como Bertolt Brecht, Thomas Bernhard y Arthur Schnitzler.

Paul Sika. Costa de Marfil

Paul Sika imaginaba su vida creando videojuegos que se volverían los más populares del planeta, pero sus estudios en torno a la fotografía lo han llevado a ser el artista más importante de África y el creador del llamado photomaking, técnica que le permite contar historias mediante imágenes que retoca al estilo de las películas cinematográficas.

Tiene 29 años y nació en Abidjan, la capital económica de Costa de Marfil. Es un artista contemporáneo y el ya mencionado photomaking lo define con sus propias palabras: “significa ensayar la toma hasta tener la fotografía ideal para después someterla a un proceso de
postproducción que le permite añadir capas, hasta igualarla a la visión que se imaginó”.

Hace unos años, Sika migró a Inglaterra para estudiar ingeniería en software. Su sueño, como ya se dijo, era crear juegos electrónicos, pero en esa ciudad descubrió el cine, particularmente la serie The Matrix, la cual lo ha marcado en su producción artística.

Paul Sika se ha autollamado “el nieto de Andy Warhol” —el creador estadunidense más destacado del pop art— y sobre la edición de sus imágenes, ha dicho que se trata de una técnica muy antigua que él define como toques realistas centrados en el imaginario de cada artista: es un ajuste a la realidad para obtener resultados poco creíbles en la naturaleza.

Entre sus photomaking más famosos se encuentran: Marmite Mousso, Asita Daillo, La barba de Alfabeto, Fouka Riddim y Dandelia.  Y su secuencia fotográfica más conocida es a la que nombró La llamada de Lilian, donde crea un mundo con dos palabras: yelenistas (la luz que mantiene todas las cosas) y Paisley (una forma de belleza y de armonía).

Y justamente en esa serie el fotógrafo marfileño demuestra la importancia del corazón, pues lo considera como “el depósito de pensamientos en donde se almacena la justicia”.

Otra de sus fotografías más representativa es Fuego de carbón, una crítica social donde unos jóvenes intentan apagar fuego con sacos de agua que compran en Abidjan por un centavo.

“Estas personas no tienen el material adecuado para apagar el fuego, pero están determinadas a sofocarlo con los recursos que tienen a su disposición y no se rinden por el hecho de no tener lo que sería necesario; hacen lo que pueden para superar las dificultades, convencidos que lograrán ahogar las llamas”, ha escrito Sika en su libro autobiográfico At the heart of me (2013).

Shigeru Ban. Japón

Primero Shigeru Ban (1957) quería ser carpintero y luego jugador de rugby, pero no lo consiguió. Ahora es uno de los más prestigiados arquitectos del orbe y está interesado en la arquitectura de emergencia. Ganador del Premio Pritzker 2014, en diferentes ocasiones se ha definido como “un arquitecto modesto que odia el
desperdicio y que trata de utilizar lo que está disponible en cada lugar”.

Es miembro honorario del Instituto Real de Arquitectura de Canadá (2006) y profesor de la Universidad de Kyoto de Arte y Diseño. Pero, sobre todo, un profesional que durante dos décadas ha estado asociado al desastre y la tragedia, pues con su creatividad, ingenio y diseño de alta calidad ha respondido a situaciones extremas, causadas por desastres naturales, pues casi todos sus trabajos son edificios que sirven de refugio, centros comunitarios y lugares espirituales para quienes han sufrido pérdidas y destrucción.

El proyectista nipón es reconocido por su innovador uso de los materiales y su acercamiento social al diseño.

Entre los materiales que Shigeru Ban ha utilizado para la construcción de sus diseños están: papel, tubos de cartón, bambú laminado, madera pantallas de metal, tela, plástico, acrílico, materiales de embalaje, fibra de carbono y materiales compuestos de fibra reciclada de papel y plásticos.

Pero, sobre todo, el prestigiado arquitecto ha aplicado su amplio conocimiento de los materiales reciclables —especialmente papel y cartón—, para construir, como se ha dicho, refugios de alta calidad y bajo costo para las víctimas de desastres naturales alrededor del mundo, desde Ruanda a Haití y de Turquía a Japón.

Ha trabajado en los campos de refugiados para la Organización de las Naciones Unidas y también durante las catástrofes en Ruanda, Turquía, India, China, Italia y Haití.

Entre sus obras más conocidas se encuentran las casas temporales para situaciones de emergencia hechas con tubos de papel en Kobe (Japón) y Kaynasli (Turquía); la iglesia de papel en Kobe, así como el sistema de división de papel que utilizó tras el desastre nuclear de Fukushima en 2011.

Pero su obra no se agota ahí, pues Shigeru Ban también ha realizado trabajos para particulares, como la Casa Curtain (Tokio), una vivienda privada donde el arquitecto hizo la reinterpretación de una casa tradicional del Japón; el pabellón sustentable de Japón en Hannover (Alemania), la Casa Desnuda, en Japón; y el Centro Pompidou, de Metz (Francia), que tiene la forma de un sombrero chino de paja, en cuyo patrón de tejido hexagonal se inspira la cubierta realizada con madera laminada bajo la que se ubica el programa museístico y que contribuye a crear en el exterior una plaza pública.

sábado 14 de junio

     Colombia  vs.  Grecia

11:00 horas | Belo Horizonte

jueves 19 de junio

     Colombia   vs. Costa de Marfil

11:00 horas | Brasilia

martes 24 de junio

         Japón   vs. Colombia

15:00 horas | Cuiabá

jueves 19 de junio

         Japón  vs. Grecia

17:00 horas | Natal

martes 24 de junio

      Grecia   vs. Costa de Marfil

15:00 horas | Fortaleza

sábado 14 de junio

Costa de Marfil vs.  Japón

20:00 horas | Recife

 

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red