Agradecen permanencia de Faro Tláhuac

La Fábrica de Artes y Oficios de la delegación Tláhuac celebra su octavo aniversario, que apuesta su continuidad en el trabajo comunitario

COMPARTIR 
30/04/2014 02:16 Luis Carlos Sánchez

CIUDAD DE MÉXICO, 30 de abril.- A pesar de todas las dificultades, las Fábricas de Artes y Oficios (Faros) de la Ciudad de México subsisten. “Hay mucho trabajo que hacer, pero donde otros ven un terreno de dificultad, nosotros vemos un terreno de oportunidad”, dice Martín González Mercado, responsable del Faro Tláhuac, espacio que este año cumplirá ocho años.

“Pensamos que hay pendientes, una obra pública, tal vez una segunda fase, pero está más allá de nosotros, depende de nuestras autoridades, los resultados están ahí, el trabajo está ahí, es el resultado de mucha gente. El Faro de Oriente se basó en un estudio de casas de cultura que se hizo en 1997, revisándolo uno ve que los problemas siguen siendo los mismos, todavía falta que la infraestructura sea un poquito de mejor calidad y la que existe, mejorarla”, agregó durante la presentación del programa cultural con la que el centro  celebrará su aniversario.

Generalmente los espacios han perdurado por el esfuerzo de sus usuarios; las autoridades por el contrario han dejado incluso, de destinar recursos para la cultura en la ciudad: “Los dineros para la cultura nunca son suficientes, cuando se inauguró el Faro de Oriente, en ese entonces el Instituto de Cultura manejaba alrededor de mil 200 millones, actualmente la Secretaría de Cultura maneja 549 millones y el 75. 80 por ciento se va en nómina”, señaló por su parte Agustín Estrada, director de la Red de Faros.

En otros casos, el esfuerzo de las autoridades se ha quedado a nivel de gestión. Así ha sucedido con la ampliación del Faro de Milpa Alta y la creación del Faro de Aragón. En el primer caso, la primera piedra de la obra se puso en septiembre de 2011 y la Secretaría de Cultura (entonces a cargo de Elena Cepeda de León) se comprometió a entregarla ese año, más de dos años después sólo está listo entre el 50 o 60 por ciento de las labores.

“Se viene trabajando desde hace dos años en un anexo del Faro Milpa Alta porque ahí la tierra es comunal, ante el éxito del faro les otorgaron un terreno de mil 100 metros para que crezcan y junto con la Secretaría y dinero de Habitat de Naciones Unidas, se ha comenzado la construcción que está al 50, 60 por ciento de la obra”, dijo
Estrada.

En Aragón, las decisiones de la autoridad también han retrasado los trabajos: el año pasado, la entonces titular de la dependencia, Lucia García Noriega (quien debió abandonar el cargo ante las críticas de un amplio sector de la cultura capitalina) decidió posponer la obra a pesar de que ya contaba con tres millones de pesos que fueron “etiquetados” por la Cámara de Diputados para el espacio.

“Cuando se inauguró la Feria del Libro (del Zócalo) anterior hubo un grupo de vecinos que le exigieron al Jefe de gobierno (Miguel Ángel Mancera) la apertura del Faro de Aragón, de tal manera que hay un compromiso desde la jefatura de gobierno de aperturar este espacio por lo cual ya hay una comisión interinstitucional, hemos hablado con los vecinos, hay un proyecto ejecutivo y esperemos que podamos abrirlo a finales de este año y principios del otro”, agregó Estrada.

A pesar de que no fueron ejercidos los recursos “etiquetados” durante el año fiscal para el que fueron aprobados; el director de la Red de Faros asegura que la Secretaría de Cultura aún cuenta con ellos: “desafortunadamente todo ese año fue de un desequilibrio terrible, no sólo para nosotros sino para varias estancias y de los tres millones que están etiquetados, como están etiquetados para el Faro de Aragón no pueden ejercerse en ningún otro Faro, ni en ningún otro espacio, ni en otro proyecto y por tanto ahí están intocables, como están programados para un espacio que no ha abierto, no se han cancelado, ese dinero es federal, lo podemos ejercer en 2014 sin ningún problema, ahí están”, aseguró.

Para celebrar ocho años de vida, el Faro Tláhuac ha preparado un programa que se realizará del 3 de mayo al 7 de junio. Mesas redondas, talleres, conciertos de rock, así como presentaciones de danza contemporánea y la inauguración de las exposiciones Nosotros Acá, Allá Ellos de Daniel Manrique (1939-2010); la colectiva Sensitiva presencia y Mentores de los talleristas del Faro.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red