Macondo cabe en una canción: Óscar Chávez

El músico explica el origen de la canción que sintetiza la trama y los personajes de Cien años de soledad, la novela más conocida de Gabriel García Márquez

COMPARTIR 
23/04/2014 04:11 Luis Carlos Sánchez
Óscar Chávez relata el origen de Macondo, canción que popularizó en México y que es un tributo a Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez
Óscar Chávez relata el origen de Macondo, canción que popularizó en México y que es un tributo a Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez

CIUDAD DE MÉXICO, 23 de abril.- Es posible que las páginas de Cien años de soledad permanezcan cerradas para muchos o ignoradas por otros tantos, pero no así el ritmo de Macondo, la canción inspirada en la novela de Gabriel García Márquez que el peruano Daniel Camino Diez-Canseco compuso en 1969 y que Óscar Chávez popularizó en México a partir de 1972, luego de grabarla para el álbum Enjaulado: Óscar Chávez canta América Latina.

Chávez grababa entonces para la extinta casa Polydor, aquel Long Play en el que aparece el cantautor tras unos barrotes, abría su Lado A con la cumbia de Diez-Canseco. En entrevista recuerda que los arreglos los hizo Chamín Correa, quien también toca el requinto en la grabación: “Un amigo colombiano, hace muchos años ya, no me acuerdo con precisión, en los setenta, me la enseñó; era la grabación de un grupo no muy conocido que había grabado esa canción. A mí me pareció muy interesante. Todavía estaba grabando para discos Polydor, hace muchos, muchos años, pero realmente yo la hice popular en México”, recuerda.

Macondo resultó ganadora en 1969 del Festival de la Canción de Ancón, el compositor peruano fallecido en 2009 se la dio entonces a Johnny Arce, el llamado Rey de la pachanga, para que la interpretara.

A partir de ahí surgieron diferentes versiones como la de los Billo’s Caracas Boys —la orquesta venezolana dirigida por Billo Frómeta—, Rigo Tovar y su Costa azul, Celso Piña y la orquesta tropical Los Hispanos, de Medellín; aunque sin duda la más popular es de la versión de Óscar Chávez.

“Decidí grabarla porque es una canción muy bien hecha, además es un homenaje muy bonito al libro de García Márquez. La novela sale en 1967, la primera vez que la escuché debe haber sido por ahí del 70. Es muy afortunada la canción respecto al texto, Daniel Camino estaba muy empapado de la novela, la letra es muy fiel a todo lo que significa el libro”, recuerda el también actor, quien participó en la mítica cinta Los caifanes, en 1966.

Chávez recuerda que desde el principio su versión se volvió popular al grado que hoy no puede dejar de tocarla en ninguna de sus presentaciones: “Siempre le ha gustado mucho a la gente, tan es así que donde quiera que me presento, no importa si son teatros o espacios abiertos, tengo que cantarla porque la gente la festeja mucho. Acabo de cantarla el sábado pasado en un recital en Uruapan, Michoacán”, dice.

Y por supuesto que también la interpretó “dos o tres veces” frente al Nobel de Literatura colombiano, fallecido en la Ciudad de México el jueves pasado. “A él le gustaba mucho, la disfrutaba, no sé si Gabriel conocía otras versiones, pero la conocía bien”, dice. Una de esas ocasiones en que tuvo oportunidad de cantarla frente al escritor fue cuando se develó una caricatura del cantautor hecha por Carreño.

“Era una reunión que se hizo en el Bar Siqueiros, en el Polyforum; él iba seguido ahí y Carreño, el caricaturista, me hizo una caricatura. Gabriel aceptó develar la caricatura en un coctel que se dio especialmente para eso, asistió Gabriel, cosa que le agradezco muchísimo, y él mismo develó la caricatura. Allí estuvimos entre otras cosas cantando… para variar”, recuerda.

Chávez también conoció alguna vez a Camino Diez-Canseco: “cuando me conoció le dio mucho gusto”, dice. Del peruano, sin embargo, poco se sabe en México; en su patria fue precursor de la televisión, allegado al mundo del espectáculo. A los 22 años debutó como animador en el canal peruano América Televisión como animador de programas El Tribunal del Talento y Punto y Raya.

Camino se convirtió después en productor artístico del canal y se interesó por conocer a celebridades como María Félix; también produjo teatro y cuando compuso Macondo tenía apenas 30 años; también fue actor, director, guionista y periodista. Falleció de un paro cardíaco, el 23 de julio de 2009.

Relacionadas

Comentarios