Se va un grande, pero se queda con nosotros la obra de Gabo: EPN

El presidente de México y su homólogo de Colombia, encabezaron el homenaje póstumo al autor de "Cien Año de soledad" en Bellas Artes

COMPARTIR 
21/04/2014 20:46 Redacción

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, encabezó el homenaje póstumo al autor colombiano Gabriel García Márquez en el Palacio de Bellas Artes, al referise que el escritor partió, pero deja como legado sus letras.

Gabriel García Márquez falleció el pasado jueves a la edad de 87 años en su casa de Jardines del Pedregal después de convalecer por 10 días tras su salida de un hospital.

El titular del Ejecutivo federal, acudió acompañado por su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, quien arribó esta misma tarde al territorio nacional para estar presente en el evento en memoria del escritor.

Peña Nieto indicó que varias generaciones han soñado y deleitado con las historias y relatos del Premio Nobel de Literatura, y llevó al realismo mágico a su máxima expresión; con ello Gabo colocó a la literatura latinoamericana a la altura de las letras mundiales.

El titular del Ejecutivo apuntó que millones de personas en el mundo han amado al continente americano gracias a las letras de Gabriel García Márquez, mismas que han sido inspiración para personas que se iniciaron en el camino de la creación literaria.

Recodó que Gabo tuvo a México como su segundo hogar, arribó a nuestro país en 1961 y su primer acercamiento con las letras nacionales fue con “Pedro Páramo”, pieza de Juan Rulfo que memorizó el mismo día que la leyó.

En su participación, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos indicó que hablaba en representación de todo el pueblo colombiano, entre murales de grandes artistas mexicanos para honrar la memoria de García Márquez en el Palacio de Bellas Artes.

Gabo era ante todo una persona de afectos”, dijo el presidente de Colombia.

Recordó que al recibir el Nobel de Literatura en diciembre de 1982 durante su discurso, el autor apuntó que “nunca es tarde para creer en la utopía”, para conseguir la felicidad.

El presidente colombiano señaló a Macondo, como el lugar para las utopías, para la felicidad, amistad, amor, entre otras virtudes.

Por su parte, el titular del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), Rafael Tovar y de Teresa inició su participación al señalar que Gabo consideró a los discursos como “algo terrorífico”.

El funcionario señaló que la felicidad fue la fiel compañera de Gabriel García Márquez, quien también tenía un gusto particular por la música, tanto popular como de cámara.

La literatura de América Latina se volvió universal gracias una generación encabezada por Gabo, quien recurrió a su aldea, Macondo, para reinventar al hombre.

Tovar y de Teresa calificó como un “digno marco cósmico para un hombre que habló de la realidad mágica”, la muerte de García Márquez que ocurrió en una semana con un eclipse lunar, una fuerte granizada y un temblor ‘de miedo’.

Las cenizas de García Márquez llegaron al Palacio de Bellas Artes alrededor de las 15:50 horas, por lo que se colocó la urna en el vestíbulo y comenzaron a montarse guardias de honor.

Al presidente de México lo acompañan, José González Morfín, presidente de la Mesa Directiva en la Cámara de Diputados; Raúl Cervantes Andrade, presidente del Senado; Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobierno; José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores; y José Gabriel Ortiz, embajador de Colombia en México.

En el recinto del Centro Histórico se dieron cita cientos de personas quienes con rosas y mariposas amarillas, además de carteles, se despidieron el autor de "El Coronel no tiene quien le escriba".

 

asj

Relacionadas

Comentarios