Festejan al libro con lecturas y ponencias

Rinden homenaje a los escritores recién fallecidos en la explanada del Palacio de Bellas Artes montan stands para conmemorar el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor

COMPARTIR 
21/04/2014 03:48 Sonia Ávila
Se conmemoró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor en la explanada del Palacio de Bellas Artes, cuyas actividades se dedicaron al centenario del natalicio de Octavio Paz, Efraín Huerta, José Revueltas y Julio Cortázar
Se conmemoró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor en la explanada del Palacio de Bellas Artes, cuyas actividades se dedicaron al centenario del natalicio de Octavio Paz, Efraín Huerta, José Revueltas y Julio Cortázar

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- Con oferta editorial, lecturas en voz alta y charlas con escritores, ayer se conmemoró el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor en la explanada del Palacio de Bellas Artes, cuyas actividades se dedicaron al centenario del natalicio de Octavio Paz, Efraín Huerta, José Revueltas y Julio Cortázar.

Si bien la fecha oficial es el próximo 23 de abril, promulgada por la UNESCO en 1995 a propósito del fallecimiento de Miguel de Cervantes y William Shakespeare, el Consejo Nacional para la Cultura y la Artes (Conaculta)  y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) programaron una serie de actividades que igual sirvieran para promover la lectura, recordar a los autores centenarios y a los recién fallecidos, como Juan Gelman, José Emilio Pacheco, Federico Campbell, Guillermo Tovar de Teresa y Gabriel García Márquez.

Con la ausencia de los titulares de ambas dependencias, la programación inició con la lectura del cuento La luz es como el agua, de Gabriel García Márquez, a cargo de Ricardo Cayuela, director general de Publicaciones de Conaculta; Blanca Alcalá, presidenta de la Comisión de Cultura del Senado; Epigmenio León, subdirector de Literatura y Autores del INBA, y María Cortina, directora de Proyectos Especiales de la Secretaría de Cultura del Distrito Federal.

Cayuela señaló que existen más de siete mil bibliotecas públicas, lo que permite que los libros estén al alcance de mayor número de personas, y con ello el fomento a la lectura sea ya un hábito en distintas comunidades.

A la inauguración, cuando en la explanada comenzaba a llegar la gente, le siguió una charla de Ana García Bergua, quien recordó a Federico Campbell, fallecido el 15 de febrero pasado. “Leo una parte de sus obras con la esperanza de que se interesen un poco en sus lecturas y que leyendo a Federico Cambpell lo honremos y lo mantengamos vivo”, comentó la también narradora.

Mientras la autora de La bomba de San José insistía en la relevancia de la obra de Campbell, alrededor de la explanada del palacio de mármol familias en bicicleta llegaban a las estaciones de lectura, los librobici, los árboles literarios y la veintena de stands de diferentes sellos editoriales que llevaron algunas de las obras de los autores homenajeados.

Entre los ofertantes se instaló el Fondo de Cultura Económica (FCE), Tusquets, Limusa y librería Educal, entre otras que llevaron, principalmente, libros infantiles y juveniles; sólo en los puestos como el del FCE y Tusquest había ejemplares de autores como Octavio Paz y José Revueltas. Se debió, tal vez, a que de manera simultánea se realizó el último día del Remate del libro en el Auditorio Nacional.

Aun cuando el paseante sí se detenía a mirar los ejemplares, en realidad era la sala de lectura la que más público atrajo al ofrecer un momento de entretenimiento para los niños que acompañaban a sus padres en bicicleta; lo mismo captaron la atención los árboles literarios, cuyas hojas contenían poemas y cuentos como Breve canto de alegría, de Efraín Huerta, y Déjame tocar.., de José Revueltas.

De la programación destacó la plática entre Evodio Escalante, Josué Ramírez, Víctor Manuel Mendiola y José María Espinasa sobre la vida y obra de Octavio Paz, a quien se le recordó por el centenario de natalicio, celebrado el 31 de marzo pasado.

Comentarios

Lo que pasa en la red