Sociedad celebra 150 aniversario de Max Weber

El investigador y académico escribía ensayos desde que tenía 13 años; se consideraba más historiador que sociólogo

COMPARTIR 
21/04/2014 03:42 Redacción
Hoy se conmemora el 150 aniversario del sociólogo e historiador Max Weber
Hoy se conmemora el 150 aniversario del sociólogo e historiador Max Weber

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- A pesar de ser una obra ante todo de las ciencias sociales, la de Max Weber es, además, un corpus escrito como defensa ante los propios demonios. Maximilian Carl Emil Weber nació el 21 de abril de 1864, en Erfurt, Alemania, en el seno de una familia acomodada, cuya notoriedad del padre, un jurista y político del Partido Liberal Nacional, en la época de Bismarck, permitió a la estirpe de ocho hijos estar en contacto con políticos e intelectuales, desde muy pequeños.

Sus biógrafos aseguran que el sociólogo (aunque él siempre se vio más como historiador) expulsó a su padre de la casa familiar, con quien vivió una relación difícil. Días después, en agosto de 1897, el progenitor de los Weber murió. Hoy el mundo recuerda al estudioso a 150 años de su natalicio.

Siendo muy joven, Weber ya había demostrado sus capacidades: como regalo de Navidad entregó a sus padres, en 1876 (cuando sólo tenía 13 años), un par de ensayos que tituló Sobre la maldición de la historia alemana, con referencias especiales a la posición del emperador y el papa y Sobre el periodo del Imperio romano desde Constantino a la migración de las naciones. La suerte del pequeño Weber parecía echada.

Sus lecturas ya incluían a Homero, Virgilio, Cicerón y Tito Livio, Goethe, Spinoza, Kant y Schopenhauer, los principales intereses estaban en la filosofía, el derecho, la historia y la economía. Weber ingresó a los 19 años a la Universidad de Heidelberg para estudiar derecho, misma carrera que cursó su padre.

Weber también tomó clases de economía e historia medieval y se instruyó en temas teológicos. A partir de esos años sirvió en el Ejército alemán en Estrasburgo y se inscribió en la Universidad de Berlín, donde fue docente.

Para 1886 ya ejercía como abogado y a finales de esa década profundizó en la historia.

Durante el periodo entre la conclusión de su tesis doctoral y cuando fue habilitado como profesor, Weber se interesó en política social contemporánea. En 1888, se unió a la Verein für Socialpolitik, la Asociación Profesional de Economistas Alemanes.

En la década de 1890 obtuvo un considerable éxito académico. En 1893 se casó con su prima lejana Marianne Schnitger, y un año después se mudaron a Freiburg, donde Weber fue profesor de economía en la Universidad de Freiburg, cargo que continuó en la Universidad de Heidelberg, en 1897. Ese mismo año murió su padre, dos meses después de que ambos sostuvieron una fuerte discusión.

Lo anterior hizo a Weber propenso al nerviosismo y padeció insomnio. Tras meses en un sanatorio durante el verano y otoño de 1900, Weber y su esposa viajaron a Italia y volvieron hasta abril de 1902.

Durante la Primera Guerra Mundial, Weber fue director de los hospitales del ejército en Heidelberg. Entre 1915 y 1916 formó parte de grupos que intentaban mantener el control alemán en Bélgica y Polonia después de la guerra. Las opiniones de Weber sobre la guerra y la expansión del imperio alemán cambiaron durante estos años. En 1918, se unió al consejo de obreros y soldados de Heidelberg.

El mismo año fue consultor de la Comisión del Armisticio Alemán para el Tratado de Versalles y se le asignó el borrador de la Constitución de Weimar. Weber temía intensamente una revolución comunista en Alemania y se decantaba en favor de insertar el artículo 48 en la constitución. Posteriormente, este artículo será aprovechado de modo oportunista por Adolf Hitler para declarar la ley marcial.

A partir de 1918, Weber retomó la docencia, primero en la Universidad de Viena y luego, en 1919, en la Universidad de Múnich, ciudad en la que fue director del primer instituto de sociología creado en una universidad alemana, aun cuando jamás ejerció una cátedra de sociología a lo largo de su vida. En esta ciudad murió de neumonía el 14 de junio de 1920.

Relacionadas

Comentarios