Interpretará la OFUNAM ‘Cacahuamilpa’

La obra, escasamente ejecutada, es autoría del mexicano Alfonso de Elías. Al frente de la filar-mónica estará Lanfranco Marcelletti

COMPARTIR 
13/04/2014 00:23 Juan Carlos Talavera

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de abril.- Con la presencia de Radek Baborák, considerado el cornista más importante de nuestro tiempo, Lanfranco Marcelletti dirigirá hoy la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM), dentro del programa número uno de la segunda temporada de la OFUNAM, que incluye piezas de Paul Dukas, Carl Maria von Weber, Richard Strauss, y una pieza del mexicano Alfonso de Elías, la cual ha sido poco interpretada y lleva por título
Cacahuamilpa.

Se trata de una pieza poco escuchada aún en México, detalla Marcelletti, está inspirada en las grutas de  Cacahuamilpa, “pero vale mucha la pena escucharla, pues recrea el concepto del misterio relacionado con el misterio de estar dentro de una gruta, es decir, recrea el sentido de claustrofobia y al mismo tiempo de belleza”, detalla el también director de la Orquesta Sinfónica de Xalapa.

El concierto, que se llevará a cabo en la Sala Nezahualcóyotl, también incluye piezas como: Villanelle para corno de Paul Dukas, el Concertino para corno e Invitación a la danza, de Carl Maria Weber; asimismo el Concierto para corno no. 1, de Richard Strauss, y España, de Emmanuel Chabrier.

Desde hace dos años y medio, Lanfranco Marcelletti se encuentra a la cabeza de la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX), y comenta que en noviembre pasado realizaron una encuesta donde descubrieron un nuevo fenómeno, luego de utilizar su nueva sala dentro del complejo cultural de la Universidad Veracruzana, donde han conseguido una asiduidad de 85% del público, destacando que 59% de su público es menor a 40 años.

Pese a todo, reconoce que el gran problema en todo el mundo, incluyendo países como Estados Unidos, es que antes que otra cosa siempre se recorta el presupuesto para el arte, sin entender que se trata de un gran error.

“Pienso que la educación debe incluir al arte como algo urgente, porque así como la matemática y la física pueden alimentar el cerebro, las artes también lo hacen. Por ejemplo, Albert Einstein, cuando estaba cansado tocaba su violín y aunque lo hacía muy mal, pero lo hacía porque en éste encontraba un momento de estar consigo mismo”, comenta.

En cambio hoy, Marcelletti lamenta que la palabra más común sea: aburrimiento. “Hoy escucho a menudo la frase ‘Yo me aburro’. Imaginen hace 150 años cuando no existían radios, discos, internet y sólo se podía jugar, crear, pasar el tiempo, leer o tocar un instrumento. Esas son cosas que se están perdiendo. Aunque yo no conozco esa palabra porque si no quiero hacer nada, simplemente duermo con mucho placer”, añade.

¿Qué opina entonces de que el presupuesto para las orquestas sea reducido?, se le inquiere a Marcelletti. “Se habla mucho del apoyo, pero de qué sirve que me den cinco millones de pesos si no hay público. Por ejemplo, estoy de acuerdo en darle una cortesía al público que nunca podría venir a un concierto, pero ¿qué estamos haciendo para que esa persona venga siempre?”, reconoce.

Y plantea que en realidad los músicos de las orquestas podrían formar sus propios grupos de cámara fuera de la orquesta. “Yo pienso que cuanto más música de cámara puede tocar un músico, donde no hay un director, éste será mucho más responsable y crecerá aún más su nivel artístico”.

“Es muy placentero que los músicos tengan su propio grupo y en ese sentido, en la OSX, estamos intentado hacer eso, pero lo que nos falta es encontrar más presupuesto para salir más de Xalapa y mostrar la orquesta que tenemos”, apunta.

Además, considera, que en los próximos años intentará promover en esta orquesta más grabaciones. “Hay que entender que vender CD hoy no da más dinero a nadie porque casi nadie los compra, todo mundo utiliza iTunes o YouTube. Lo cierto es que nunca se grabó tanto y eso se debe a que hoy casi cualquier persona tiene un iPod o algo parecido y eso lo tenemos que aprovechar”, reflexiona, por lo cual próximamente intentará grabar música veracruzana, pues hasta ahora hay escasas grabaciones serias de esta música.

Comentarios

Lo que pasa en la red