FOTOGALERÍA: Un viaje por la vida

Asiduas visitantes ancestrales a los mares mexicanos, las ballenas completan una larga travesía desde las gélidas aguas de Alaska

COMPARTIR 
12/04/2014 01:45 Fotos: Eduardo Jiménez/ Texto: Alejandra Martínez

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril.- El invierno obliga a cientos de ballenas a realizar una larga travesía desde Alaska a las cálidas aguas en territorio mexicano. La naturaleza ofrece en las costas de Los Cabos un espectáculo de esperanza: el nacimiento de la siguiente camada de viajeros gigantes. La temporada de avistamiento que inició a mediados de diciembre termina precisamente este fin de semana. Los animales más grandes del mundo volverán al norte, algunos con sus ballenatos (bebés de más de 600 kilos), y otras, gestantes. Nadarán al menos 10 mil kilómetros de vuelta al Mar de Bering, una vez cumplido su ciclo anual reproductivo. Este espléndido suceso ancestral atrae a miles de turistas de México y de todo el planeta.

Comentarios

Lo que pasa en la red