Devolverán cuadros robados por nazis

El coleccionista Cornelius Gurlitt acordó ayer con el gobierno alemán regresar a sus propietarios las piezas de su colección de procedencia sospechosa

COMPARTIR 
08/04/2014 03:50 DPA

MÚNICH, 8 de abril.-  Cornelius Gurlitt, el anciano de 81 años que almacenaba en una vivienda en Múnich una valiosa colección de cuadros en parte robados por los nazis, alcanzó ayer un acuerdo con el gobierno alemán para analizar todas las obras sospechosas de haber sido robadas, con el fin de devolverlas a los propietarios originales.

Gurlitt “se mostró preparado para permitir que se analicen todos los cuadros sospechosos de haber sido robados para establecer su procedencia”, informaron el gobierno alemán, el Ministerio de Justicia de Baviera y los abogados del anciano cinco meses después de que saliera a la luz el espectacular descubrimiento.

Éste “se compromete a devolver de manera voluntaria todos los cuadros que hayan sido robados”, indicó la ministra regional de Cultura de Baviera, Monika Grütters, a la cadena de televisión 3sat.

Gurlitt recibirá de nuevo las obras incautadas por las autoridades a más tardar dentro de un año. Hasta entonces podrá acudir a verlas siempre que quiera. “Tiene acceso a los objetos de arte. Puede visitar los cuadros”, informó su asesor Christoph Edel.

Las obras confiscadas al anciano permanecen aún bajo custodia de las autoridades y forman parte de la plataforma online Lost Art (Arte perdido). El grupo especializado Schwabinger Kunstfund será el encargado de analizar la procedencia de todas las obras pertinentes en el plazo de un año.

Gurlitt contará con al menos un científico en el grupo de expertos encargados de analizar todas las piezas para garantizar con ello los intereses del coleccionista.

Los costos de los análisis para establecer el origen de las obras serán asumidos por el gobierno alemán y por el estado federado de Baviera. También en el caso de los cuadros propiedad de Gurlitt que no han sido confiscados actualmente.

Hace más de dos años, encontraron en el piso de Gurlitt un enorme tesoro artístico. Su colección de mil 280 cuadros contaba con obras de maestros como Pablo Picasso, Marc Chagall o Monet, de las cuales se sospechaba que cerca de 500 habían sido robadas por los nazis. A finales de marzo, Gurlitt informó de su intención de devolver las obras que anteriormente estaban en manos de familias judías.

La primera pieza que será devuelta a sus propietarios originales será el retrato de Mujer sentada de Henri Matisse. La obra robada por los nazis perteneció un tiempo a la colección de arte del comandante nazi Hermann Göring, hasta que acabó en posesión de la familia Gurlitt, cercana al régimen nazi. Ahora será devuelta a los herederos del coleccionista judío Paul Rosenberg.

A finales de enero pasado, el anciano ya había anunciado que estaba considerando devolver esas obras.

“Está dispuesto a analizar las demandas de arte robado y tomar una decisión justa al respecto”, anunció entonces su abogado Hannes Hartung. Ahora está cumpliendo su palabra.

Comentarios

Lo que pasa en la red