Sin noticias del alta de Gabriel García Márquez

El Nobel de Literatura colombiano sigue siendo atendido en el Salvador Zubirán; ni su hijo Gonzalo ni sus asistentes dieron ayer más detalles

COMPARTIR 
08/04/2014 03:39 Sonia Ávila
Si bien se espera que hoy reciba el alta médica el escritor colombiano Gabriel García Márquez, ayer no se dio ninguna información sobre su estado de salud
Si bien se espera que hoy reciba el alta médica el escritor colombiano Gabriel García Márquez, ayer no se dio ninguna información sobre su estado de salud

CIUDAD DE MÉXICO, 8 de abril.- Ayer se vivió un día especial, de incertidumbre, en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas  y Nutrición Salvador Zubirán, donde el Nobel colombiano Gabriel García Márquez continúa hospitalizado.

A diferencia de los primeros días, su hijo Gonzalo García Barcha, quien había informado de manera breve sobre el progreso en la salud de su padre, no se presentó ayer ante los representantes de los medios de comunicación, que desde temprana hora hicieron guardia en la puerta del nosocomio.

En varias ocasiones, Genovevo Quiroz, chofer del Premio Nobel de Literatura 1982, y Mónica Alonso, asistente del novelista, salieron  y entraron del hospital sin emitir declaración alguna; ambos se limitaron a decir que sería García Barcha quien daría informes, sin que así sucediera.

El autor de Cien años de soledad fue internado el 31 de marzo pasado por un cuadro de deshidratación, una infección pulmonar y otra en las vías urinarias; sin embargo, se había reportado que el narrador estaba reaccionando de manera positiva al tratamiento de antibióticos.

García Barcha comentó el domingo pasado que ante la mejoría de su padre era probable que saliera del hospital hoy martes, cuando se cumplía el periodo del tratamiento. En la única declaración que hizo a la prensa ese día insistió en que el autor de El amor en los tiempos del cólera se mantiene estable y de buen humor.

“Seguimos en los planes; no, no ha habido ningún cambio, estamos esperando que todo se cumpla con el tratamiento. Como les dije ayer, él ya se quiere ir a su casa”, señaló en la puerta del hospital el domingo.

García  Márquez debe terminar un tratamiento de siete días de antibióticos para contrarrestar la deshidratación, la infección pulmonar y la urinaria, según se informó en los reportes previos que también enfatizaron en que Gabo, como le dicen sus amigos y lectores, ha reaccionado de manera positiva a los medicamentos y todo el tiempo ha estado consciente.

Tanto el domingo como ayer, el autor colombiano que vive en México desde principios de los años 60 de la centuria pasada, no recibió ninguna visita ajena a la de sus familiares cercanos  y sus asistentes. Fueron, en ese sentido, días de calma.

El jueves pasado se informó de la hospitalización del autor de 87 años de edad, y en comunicado oficial la Secretaría de Salud federal detalló que su ingreso fue desde el lunes 31 de marzo, pero entró consciente y sin pasar por urgencias. La noticia causó consternación en todo el mundo y, en especial, en Iberoamérica.

Incluso se ha dicho que es el  paciente consentido de Nutrición, y durante el fin de semana su evolución fue positiva.

Si bien la salud en general del autor de El coronel no tiene quien le escriba es delicada por su edad, se ha mostrado estable, como cuando salió a la puerta de su casa para saludar a la prensa el día de su cumpleaños 87, el 6 de marzo pasado.

A través de las redes sociales, los amigos y lectores de García Márquez han estado al pendiente de su salud y esperan su pronta recuperación.

Restauran la iglesia de Aracataca

La iglesia de Aracataca, tierra natal del Nobel colombiano Gabriel García Márquez, será restaurada por el gobierno como parte de un plan de revitalización de los lugares que inspiraron el realismo mágico, informaron ayer fuentes oficiales.

El gobierno colombiano destinará 250 millones de pesos (unos 130 mil dólares) para los estudios y diseños de la restauración de la parroquia de San José, que se encuentra frente a la Plaza de Bolívar en Aracataca.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, y el Fondo Nacional de Turismo (Fontur) son los encargados de la obra.

Las mejoras a la edificación forman parte de la iniciativa del Gobierno para rescatar lugares emblemáticos relacionados con la vida y la obra del Nobel de Literatura 1982.

Entre esos lugares están también Pueblo Viejo, Sitio Nuevo y Ciénaga, municipios cercanos a Aracataca.

El objetivo es impulsar el “turismo literario” por medio de la Ruta Macondo: realismo mágico, para transportar a los visitantes a los lugares que influyeron en García Márquez y que describe en sus novelas.

El autor de Cien años de soledad fue internado el pasado lunes en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en la Ciudad de México, por una infección respiratoria y de vías urinarias, y se espera sea dado de alta esta semana.

En enero pasado, el ministro de Vivienda de Colombia, Luis Felipe Henao, anunció en Aracataca (el Macondo de Gabo) que a partir de marzo esa localidad dispondría por primera vez de agua potable. 

Relacionadas

Comentarios