Recrean la evolución artística de El Greco; 400 aniversario luctuoso

Con conciertos y exposiciones de pintura, fotografía y libros conmemora España al pintor de retratos y retablos

COMPARTIR 
07/04/2014 04:18 Sonia Ávila
Una pintura de El Greco en The Disrobing of Christ
Una pintura de El Greco en The Disrobing of Christ

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de abril.- Por sus figuras manieristas alargadas, delgadas e iluminación propia; por los rostros expresivos, los ambientes indefinidos y una gama de colores que generan contrastes, El Greco, pintor de finales del Renacimiento, es considerado uno de los máximos creadores, cuya obra se encuentra igual en retablos para iglesias que en retratos.

A ello responde las tantas actividades que se realizan a nivel mundial para recordar el 400 aniversario luctuoso del pintor que se cumple hoy; sobre todo en España, donde el artista de origen griego –por ello el sobrenombre– vivió y trabajó por más de tres décadas.

Para recordarlo justo el día de su muerte, en Toledo, ciudad española donde murió, se celebrará hoy en la Catedral principal un concierto a cargo del director Michael Noone, quien dirigirá al Ensemble Plus Ultra en la interpretación de la pieza Misa réquiem, de Cristóbal de Morales.

Sin embargo, desde febrero pasado se iniciaron los festejos con una serie de exhibiciones en diferentes museos de la ciudad. En el Centro Cultural San Marcos se presenta una serie de fotografías de la ciudad donde El Greco produjo la mayor parte de su obra; con el título Toledo contemporánea se busca contextualizar el lugar y ambiente del pintor.

Mientras, la Fundación El Greco 2014 preparó en el Museo de Santa Cruz y Espacios Greco la que sería, de acuerdo con los organizadores, la primera exposición de El Greco en Toledo desde 1902, cuando se realizó una muestra con su obra en el Museo del Prado.

Además del museo, las sedes de las exhibiciones son la sacristía de la Catedral de Toledo, la Capilla de San José, el convento de Santo Domingo el antiguo, la iglesia de Santo Tomé y el Hospital Tavera.

De manera simultánea, los recintos exponen además de los lienzos originales que el artista realizó en cada sitio, una serie de obra de caballete, entre paisajes y retratos que ofrecen una mirada sobre la formación de El Greco tanto en Creta, sus primeros años, hasta su llegada a Toledo, y su contacto con pintores como Tiziano, Tintoretto, Giorgio Giulio Clovio y Miguel Ángel.

El discurso de las muestras enfatiza su labor como retratista, con la que obtuvo fama y reconocimiento de sus clientes contemporáneos. También hace mención de El Greco como pintor de imágenes devotas, como una estrategia comercial que luego fue replicada.

Lo mismo se da cuenta de los trabajos que realizó como escenográfo, y así la manera en que evolucionó de pintor a inventor y productor de retablos sobre los que diseñaba la arquitectura de un escenario.

Entre la programación destaca la exposición La biblioteca del Greco que se presenta en el Museo del Prado, la cual reconstruye las raíces teóricas y literarias del arte del pintor a partir de sus propios libros, y de los que se conoce a través de dos inventarios realizados por su hijo Jorge Manuel en 1614 y 1621.

De los 130 libros inventariados, la exposición mostrará 40 títulos procedentes en su mayoría de la Biblioteca del Museo del Prado y de la Biblioteca Nacional, además de otras instituciones madrileñas. Por ejemplo, se presentan dos ediciones de Vitruvio y de Vasari, con anotaciones del artista sobre sus reflexiones respecto a la arquitectura y pintura.

En los próximos meses se inaugurará la muestra Entre el cielo y la tierra, que presenta en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid 12 miradas sobre El Greco en la actualidad: El Greco y la pintura moderna, que expondrá cuadros de este artista junto a obras de pintores del XIX y XX,  en quienes influyó, y El Greco: Arte y oficio, exposición que mostrará obras del taller de este creador.

En México, se pueden apreciar La sagrada familia, Cristo en la cruz y Las lágrimas de San Pedro, obras de El Greco, en el Museo Soumaya, en cuya colección dedicada a los Antiguos maestros europeos y novohispanos exhibe obra del Barroco y el Renacimiento de autores como Tintoretto, Rubens, Murillo, José de Ribera, Martín de Vos, Luini o Domenico Gaggini. 

Exposiciones

Las muestras enfatizan la labor de El Greco como retratista.

  • Toledo contemporáneo reúne fotografías de la ciudad donde vivió.
  • El Greco en Toledo es la primera muestra del artista en esta ciudad desde 1902.
  • Entre el cielo y la tierra presenta, en Valladolid, 12 miradas sobre el pintor visto desde la actualidad.

 

Relacionadas

Comentarios