Hipsteria: dedican una novela a generación hipster

El escritor Ricardo Garza Lau hace una especie de fotografía narrativa de los jóvenes ensimismados en las redes sociales y faltos de compromiso social

COMPARTIR 
31/03/2014 03:30 Sonia Ávila

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de marzo.- Sal Thomson, un joven publicista, gusta de la comida vegetariana, del mezcal y la cerveza artesanal, de caminar por las calles con su cámara Leica, de coleccionar objetos vintage, de realizar yoga y promover la bicicleta como transporte urbano en sustitución del auto. Es, como ahora se define, un hipster.

Pero, a diferencia de lo que aparenta, su origen es tan común como el de cualquier otro joven que no viste pantalones de colores ni lentes cuadriculados: “Tuvo una infancia muy común para una generación nacida en los 80, pero él se avergüenza de ella porque el hispter busca el reconocimiento social a partir de ser diferente”, explica Ricardo Garza Lau, editor y periodista.

Thomson es, en realidad, el personaje central de la primera novela de Garza Lau, Hipsteria (Planeta), en la que hace una suerte de fotografía narrativa de una generación poco autocrítica, ensimismada en las redes sociales y preocupada por innovar en la colección de antigüedades raras o sobreproteger a su mascota.

Si bien el relato surge de la ficción, el autor busca hacer una crónica generacional en un sentido crítico de un presente en que los jóvenes, sin generalizar, se preocupan más por sumar followers a su cuenta de Twitter que por participar en los problemas sociales, políticos y económicos del  país.

“Es una generación que no se quiere comprometer con nada ni nadie. Una generación hiperconectada, que muchas de sus decisiones e interacciones las hace a través de redes sociales. Se ha vuelto fetichista con cosas que parecieran absurdas, como comprar antigüedades y restaurarlas. Pero es contradictorio, por ejemplo, mi personaje es ecologista, apoya los derechos homosexuales y está a favor del aborto; pero es intolerante”, dice.

Garza Lau señala que se trata de una generación que ha vivido de manera pasiva; sin experimentar acontecimientos de relevancia, como el movimiento estudiantil de 1968, lo que ha provocado una actitud indiferente, conformista y fantasiosa.

“No criticamos lo que ocurre, ni a los  gobernantes. El personaje cree que a través de Twitter va a cambiar el rumbo de las elecciones, pero no se da cuenta que la mayoría de los votantes no tienen acceso a las redes sociales. Creo no somos una generación crítica, y sólo seguimos modas”, añade quien ve una situación semejante en América Latina.

Desde la sátira, la novela se desarrolla en una capital semejante a la Ciudad de México, donde colonias como la Condesa o la Roma se convirtieron en refugios para estos jóvenes; donde la tendencia es acondicionar viejos locales de lavandería o tiendas de abarrotes como galerías de arte y antigüedades.

Garza Lau explica que con la intención de hacer realista la historia de ficción, optó por una narrativa símil a las redes sociales: frases cortas, relatos ágiles, comentarios cotidianos.

“Son diálogos muy al estilo de twitter con frases de no más de 140 caracteres”.

Libro

Título: Hipsteria

Autor: Ricardo Garza Lau

Editorial: Planeta, México, 2014, 256 pp. 

Relacionadas

Comentarios